El Juzgado de Caleta Olivia no tiene medios, capacidad, formación ni jurisdicción...

El Juzgado de Caleta Olivia no tiene medios, capacidad, formación ni jurisdicción para actuar en el incidente del S-42 ARA San Juan

1621
29
Compartir


(Primera parte) – (Por Javier Walter Sofía, exclusivo para OPI Santa Cruz) – Nuestro entendimiento de la realidad, más en asuntos tan delicados como el que aquí se trata que están acompañados de profundas emociones familiares, debería ser el resultado de un proceso responsable y ordenado.

Esto pareció no ocurrir con el S-42 ARA San Juan y basta ver para ello la profunda angustia de los familiares de la tripulación y la interminable reiteración de explicaciones técnicas que parecieran estar puestas exprofeso para solo ocupar espacios de prensa sin buscar precisiones.

Aún hoy después de dos largos meses se sigue redundando con la implosión, las acciones en la primer alerta y las características tecnológicas del submarino entre otros aspectos sin lograr una claridad adecuada y a medida que la distancia se hace cada vez mayor entre una notica y la siguiente.

Uno se pregunta si esto no es intencional, o si sencillamente es un efecto más de “atar todo con alambre” en una Argentina devastada por la corrupción, la indiferencia, la desconfianza y el oportunismo que bien enraizados en nuestra sociedad siguen cobrándose víctimas vidas inocentes y valiosas y marcando a sus familiares con un dolor perdurable.

No hay forma de decirlo con sutileza, estos incidentes como el del S-42 son una puñalada en la espalda que la incompetencia de funcionarios públicos e instituciones le da a la sociedad toda; ¿cómo es posible que gastos de centenares de millones y abultados sueldos de miles de agentes, ambos pagados desde los bolsillos del ciudadano, no tengan efecto en lo más elemental: cuidar la vida?, ¿tan poco valemos para que quienes cobran por ello tengan al menos la dignidad de cumplir sus misiones y funciones con decencia, dedicación y previsión?.

El incidente del S-42 pudo evitarse, pero devenido el desastre las responsabilidades se multiplican exponencialmente: es necesario saber cómo y porqué ocurrió y someter a todos los responsables por acción y omisión a la justicia, y hay que informar con seriedad y respeto.

Los medios de difusión han tenido y tienen un rol destacado, la libertad de prensa debe estar acompañada de alta calidad y no se entiende cómo el desfile de docenas de especialistas que hablaron sobre el S-42 no haya bastado para crear un perfil definitivo de este incidente.

Este no es un incidente aislado y la coincidencia de sucesos con pérdida de vidas en medios administrados o concesionados por el estado hace pensar en una gravísima falta de comunicación interinstitucional, o peor en el incumplimiento de las responsabilidades delegadas de ejecución y fiscalización.

Otros incidentes como los de los trenes de Once y Castelar, el rompehielos Irizar, el colectivo de Gendarmería Nacional, los aviones y helicópteros privados y gubernamentales estrellados, la mina de carbón de Río Turbio y el submarino S-41 ARA Santa Cruz por solo mencionar algunos, nos han dejado un amargo sabor a todos cuando no familias mutiladas y nos hacen preguntarnos ¿cuál será el próximo?.

El incidente del ARA San Juan (porque no es un accidente) puso a instituciones, funcionarios y políticos frente a un espejo en el que nadie parece reflejarse de modo claro, y en el que las pocas imágenes que la sociedad puede ver se asemejan a aquellas deformadas de los retorcidos espejos de feria.

No trataré aquí las docenas de operaciones de prensa y desinformación, algunas tan graves que comprometen la imagen y el respeto internacional del país.

Tampoco los delirios de blogueros irrespetuosos, que llegaron a mostrar al submarino siendo devorado por un gigantesco tiburón de metal o abducido por un o.s.n.i. y que hizo recordar a la tragedia del avión extraviado en el río Paraná al que algunos mediocres recomendaron buscar en ese fraude del misterio que es el llamado “ojo del delta”.

Ni trataré los centenares de comentarios maliciosos, muchos innecesariamente crueles y perversos que rayan en la apología del delito como el estampado en la pared del Cabildo “44 menos, anarquía”, que la justicia, si la hay digna, debería investigar de oficio con el auxilio del resto de los poderes del estado, si los hay comprometidos, por respeto a todos los argentinos y principalmente a las familias de los tripulantes del submarino.

Abordaré en los siguientes párrafos asuntos que por fácticos y poco o nada tratados, podrían aportar un humilde grano de arena y una pequeña cuota de claridad al respecto del incidente del ARA San Juan y las circunstancias del porque todavía no se ha localizado y tampoco se tienen certezas finales del incidente.

Primero: el proceso judicial

La Argentina posee alrededor de 6,6 millones de kilómetros cuadrados de aguas oceánicas, bastante más del doble de los 2,8 millones de kilómetros cuadrados de su superficie continental sudamericana.

A pesar de ello y de los enormes recursos marinos vivos, hidrocarburos, minerales, gemas, nódulos polimetálicos, factores de soberanía, jurisdicción en la navegación y una larga lista de otros asuntos vinculados al mar, no posee un solo juzgado federal especializado, con capacidad operativa y recursos tecnológicos adecuados para atender la administración de justicia costa afuera.

De hecho esto ni siquiera ocurre con las aguas interiores como lagos, ríos, deltas y lagunas y a pesar que la justicia siempre se ha servido de los recursos del poder ejecutivo para llevar a cabo su gestión en estos ámbitos como por ejemplo la Prefectura Naval Argentina y la Armada Argentina hay tres notables casos en cuyos contextos se desnuda esta carencia.

Uno es el helicóptero que habría de participar del Operativo Sol en la costa atlántica, desaparecido desde el 2/1/2011 hasta nuestros días.

Otro es el avión extraviado el 24/7/2017 que partió del aeropuerto de San Fernando y que solo fue encontrado casi un mes después dentro de un área del delta del río Paraná que ya había sido rastrillada.

Y el tercero es el incidente con el pesquero ilegal chino Lu Yan Yuan Yu ocurrido el 14/3/2016 ocurrido dentro de la zona económica exclusiva argentina y que concluyó en el hundimiento del mismo. Este pesquero fue interceptado y trató de embestir al buque de la Armada Argentina, se publicaron videos de disparos de advertencia con armamento de bajo calibre y la prensa indicó basándose en ello que el pesquero había sido hundido por la fuerza argentina. China manifestó su “seria preocupación” y el caso pasó a una vía muerta frente a un eventual conflicto diplomático. Más tarde se sabría que los disparos jamás podrían dañar el acero naval tanto como para hundirlo y que la apertura de las válvulas de sentina y el auto hundimiento son prácticas habituales de estos pesqueros ilegales, asuntos que la justicia nunca pudo constatar y que puso a Argentina como país agresor cuando en realidad es víctima de la depredación de recursos por decenas de miles de millones de dólares anualmente por parte de estos países ladrones.

En el caso del ARA San Juan el juzgado federal interviniente es el de Caleta Olivia, su funcionario a cargo sorprendió el pasado 11/12/2017 con la frase “estoy tomando medidas ya pensando que no pudiera ser ubicado”, lo que causó más zozobra en los familiares y lo que se corresponde con una línea de opinión histórica cuando se suman dos factores: el espacio marítimo y el tiempo sin novedades, curiosamente la Armada Argentina había manifestado lo mismo tan solo una semana antes a través de su vocero.

El juzgado federal de Caleta Olivia no solo está a 1500 kilómetros de la sede del Ministerio de Defensa del cual depende la Armada Argentina, sino que además una de sus primeras exposiciones fue manifestar carencias de insumos y equipamiento básico de oficina, lo cual comparándolo con los requerimientos técnicos para la comprensión, administración de información y procesamiento de datos técnicos, por ejemplo oceanográficos o de graficado de tecnología naval, tiene una fuerte significación al respecto de la disponibilidad o no de la capacidad de evaluación y formación propia de juicios de valor sobre el caso.

Estas carencias en Santa Cruz no son una extrañeza, a nadie hay que explicar que todos quienes aquí vivimos estamos abandonados a nuestra suerte y sumergidos en el deterioro progresivo que caracteriza esta etapa desastrosa que vive la provincia, y los organismos públicos ya sea nacionales, provinciales y municipales no son una excepción

Pero se debe tener en cuenta que cualquier causa federal, sea de narcotráfico, trata de personas, contrabando o lavado de dinero entre otras, no se puede comparar con la demanda tecnológica y de especialización profesional que implica el análisis, detección y evaluación pericial de un siniestro ocurrido en el fondo oceánico.

Y hay algo más que tiene que ver con la creación de este juzgado federal que crea un espacio gris al respecto del Ara San Juan dependiendo de dónde éste sea finalmente encontrado, cuando ello ocurra.

La ley 26261 del 9/5/2007 que crea al juzgado federal de Caleta Olivia le otorga en su Artículo 3º la competencia territorial “…al Este, el Océano Atlántico (hasta las 200 millas inclusive)…”; a saber la última posición conocida del submarino fue a 232 millas náuticas (430 kilómetros) hacia el Este y la última comunicación así como la anomalía hidroacústica ocurrieron a unas 253 millas náuticas (470 kilómetros) hacia el Este, todas fuera de la zona económica exclusiva (límite de 200 millas náuticas, o marinas).

Además la ley que crea al juzgado federal de Caleta Olivia habla de “millas”, no de “millas náuticas (o marinas)”, esto podría someter la jurisdicción territorial del mismo mucho más hacia la costa y más lejos del área de búsqueda del submarino si consideramos que “1 milla” equivale a “1,60 kilómetros” pero “1 milla náutica” equivale a “1,85 kilómetros”.

El tema de la jurisdicción territorial no es un asunto menor, existe copiosa jurisprudencia nacional e internacional que ha sentado precedente a este respecto, y que en muchos casos ha invalidado procesos judiciales por el solo hecho de implementarse fuera de la jurisdicción territorial asignada.

El límite Norte del juzgado federal de Caleta Olivia es el límite con la provincia del Chubut, y la jurisdicción territorial del juzgado federal de Comodoro Rivadavia (designada por ley 21161 de fecha 30/9/1975) son “los departamentos de Escalante, Sarmiento y Río Senguer”, todos dentro del territorio del Chubut y no menciona jurisdicción marítima por lo que se podría concluir ni uno ni otro tienen jurisdicción sobre el área de búsqueda del ARA San Juan.

No sabemos qué le ocurrió al submarino a ciencia cierta, pero supongamos como hipótesis que hubiera un tercero involucrado, para ser prácticos tal vez un pesquero que lo hubiera golpeado estando el submarino haciendo snorkel y que finalmente se conociera su procedencia y nacionalidad, no habría en el espacio gris de la jurisdicción territorial de los juzgados federales forma alguna de involucrar jurídicamente a ese tercero ni siquiera para que rinda testimonio.

Con ello la causa podría caerse por un vacío legal o sufrir enormes demoras al tener que ser derivada, por ejemplo, al Tribunal Internacional de Derecho del Mar que administra justicia en relación a la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Mar.

Esta Convención, que pareciera ausente en muchas bibliotecas locales, establece en su “Artículo 94 Deberes del estado del pabellón”, “3. Todo Estado tomará, en relación con los buques que enarbolen su pabellón, las medidas necesarias para garantizar la seguridad en el mar en lo que respecta, entre otras cuestiones, a: a) La construcción, el equipo y las condiciones de navegabilidad de los buques;” recordar la larga lista de alertas técnicas y de corrupción expuestas sobre el S-42.

Solo como un detalle el Instituto de Investigaciones de la Corte Suprema de Justicia de la Nación presentó el 28/5/2012 el “mapa de la justicia de la nación de la República Argentina”, un documento interactivo alojado todavía hoy en su web.

Este mapa es una infografía digital pero en él no se respetan los detalles geográficos de nuestro país ni de las provincias que lo componen, no se incluyen los espacios marítimos e incluso las Islas Malvinas están fuera de todas las selecciones orgánicas que están involucradas dentro de la cámara federal de apelaciones de Comodoro Rivadavia.

Finalmente, todos pedimos justicia por el ARA San Juan, para los familiares y para nosotros mismos como sociedad, ¿cómo lograr esa justicia a la distancia, sin recursos y con un eventual espacio gris que amenaza con invalidar o complicar el proceso?.

Son notorios los logros de las declaraciones obtenidas los el Juzgado Federal de Caleta Olivia sobre asuntos que se omitieron, ¿intencionalmente?, en todo el proceso de búsqueda de la verdad expuestos al público por el Estado; y por ello mismo es extraño el enojo al respecto de la divulgación de información confidencial y surge la pregunta de si la elección del Juzgado Federal fue también intencional y no salió como se esperaba.

En la próxima entrega abordaré el segundo asunto: la ubicación. (Agencia OPI Santa Cruz)

29 Comentarios

  1. Esta nota es muy oportuna, ya pasaron 90 días y nadie encontró ni siquiera un tornillo.
    Un Juez puede ordenar pericias especiales, el juzgado debería haber contratado servicios especiales de búsqueda y no solo limitarse a esperar a ver si alguien encuentra algo.
    La justicia tiene mucho dinero y todas las atribuciones para usarlo.

  2. Con todos los bienes de la corrupción que la justicia federal embargó en Santa Cruz, ¿¿cómo es posible que los juzgados nacionales no tengan medios para trabajar con toda la calidad que demanda este o cualquier otro caso??!!.

  3. Muy bueno, clarísimo!.
    Leí algo sobre la complejidad de la búsqueda en el fondo marino; ¿tienen previsto publicar algo de eso?, porque hasta ahora parece que nadie sabe informar bien sobre el tema en el gobierno ni en los medios de prensa masivos.
    Bien OPI!.

  4. Un informe periodístico con respeto, precisión y claridad, los hay pocos en los medios con el tratamiento de estos temas que son verdaderamente serios.
    Me llamó la atención la hipótesis del pesquero que podría chocar el submarino, algo que hace pocos días se conoció como una realidad después de la toma de declaraciones en el juzgado de C.O.
    Leí las referencias y tal vez el autor omitió que el juzgado federal que sí tiene jurisdicción sobre el mar argentino es el de Río Gallegos, o tal vez no lo mencionó porque está a 1000 kilómetros del área de búsqueda.
    Esto resume una cruda realidad: seguimos de espaldas al mar, en todo.
    Me pongo de pie y los felicito por el aporte, y espero atento a las notas siguientes.

  5. Muy oportuno, siempre y especialmente desde la década de 1940, hubo una línea de trabajo en la justicia respecto de esto de la jurisdicción y competencia territorial sobre el mar argentino, pero lamentablemente nadie había puesto los puntos sobre la íes y la inmensa mayoría de los colegas están demasiado ocupados en solucionar problemas locales que no les permite innovar y salir de los pantanos en los que nos encontramos.

  6. Muy buena nota, con altura y datos verificables, típico del autor y la web de OPI.
    Por qué será que estas cosas se omiten desde las instituciones, el gobierno y los grandes multimedios?.
    La justicia parece siempre estar en el ojo de la tormenta, va siendo hora que Argentina se ponga los pantalones largos, como los países verdaderamente serios del mundo.

  7. Excelente nota, increíble que pasen estas cosas con un tema tan delicado, pero todos tenemos experiencia de estos espacios oscuros en la administración de justicia en el país.

  8. ¿Sofía no había pedido que el gobierno ofrezca una recompensa de 44 millones de dólares para quien encuentre el submarino, ya hace casi dos meses cuando nadie hablaba del tema?.
    Muy interesante, hay que seguir estas informaciones.

  9. Desgraciada y lamentablemente murieron 44 personas
    Pero todo lo que rodeó y rodea el tema del submarino San Juan es bochornoso.
    Desde la “reparación” hasta la informacion, la busqueda, el secretismo, los celos profesionales, etc. ha constituido un capitulo negro de nuestra historia.
    El Juzgado elegido no podía escapar a esa tendencia absurda. Sería bueno saber a quien le hubiera correspondido intervenir para tener alguna pista de por que se eligió ese Juzgado.

  10. Decian alla por el 2005 , que EL EXTINTO , que reinaba con esplendor por esas epocas , le habia encargado a su SENADOR ESTRELLA , (aquel que vimos CONTRABANDEAR DOLARES en EZEIZA) que trabajara en la creacion de un Juzgado Federal con COMPETENCIA ELECTORAL con asiento en Caleta Olivia ( para evitar sobresaltos en las eleccciones futuras ) El senador estrella cumplio con el pedido de su JEFE y de alli devino la creacion y la conformacion del Juzgado que se conocio mas ahora , ante la irreparable perdida del ARA SAN JUAN .- Quizas tambien en la CONVENCION INTERNACIONAL SOBRE LOS DERECHOS DEL MAR , de la que Argentina es signataria se encuentren algunas de las soluciones sobre la COMPETENCIA que podria alcanzar a este hecho .-

  11. Ya pareciera que el tema del submarino a nadie importa, desde hace varias semanas los medios nacionales que fogoneron el tema permanecen en silencio y solo le dan breves minutos de aire al tema, un familiar de la tripulación declaró que ningún medio le dió importancia a las comunicaciones que ocurrieron despues de la supuesta explosión y que salieron a la luz gracias al juzgado de Caleta Olivia.
    Balbi hoy hablo por telefóno con un canal de Bs. As., ya ni siquiera da los partes públicos y del estado nacional ningún funcionario sale a dar la cara, ¿piensan que porque pusieron un poco de dinero para una recompensa ya cumplieron?.
    Que verguenza!, ni siquiera la gente le sigue prestando la misma atención, parece un gran lavado de cerebro, hoy leí en la redes sociales críticas al artículo por parte del oficialismo y la oposición por igual, y a la vista está que esta página fue leida más de 700 veces y solo tiene una docena de comentarios.
    Con esta clase de cosas se desnuda la poca dignidad que tenemos los argentinos para enfrentar nuestras respoonsabilidades.
    Para contestarle al Sr. Pablo Biotti, pareciera que de todos los juzgados de la Patagonia el que podría tener ingerencia es el de Río Gallegos ya que en la ley de su creación incluye el mar argentino hacia el este sin determinación de distancias, pero habría que confirmarlo con el autor del artículo o con algún abogado o juez que pudiera leerlo y tuviera lo que hay que tener para salir a hablar de este tema tan importante.

  12. SI OPI TECNICAMENTE EL JUZGADO NO ESTA PREPARADO PARA ACTUAR Y LA JEUZA MARTA YAÑES NI TE CUENTO//ESTA MAS PERDIDA QUE TURCO EN LA NEBLINA
    A VER SI ME HAGO ENTENDER :
    NINGUN JUEZ ESTA PREPARADO PARA ACTUAR EN UN CASO COMO ESTE Y UNA JUEZA DE PUEBLO QUE NUCNA SALIO DE CALETA OLIVIA. MENOS ¿O SI?

  13. Me gustaría preguntar a los periodistas de OPI o al autor de la nota, por qué piensan que se eligió el Juzgado de C. Olivia; recuerdo que durante la guerra de Nalvinas se tuvo el mismo problema en varias ocasiones, en especial con el tema de los supuestos comandos ingleses en territorio argentino, los supuestos barcos espías chilenos en el atlántico y más tarde con las denuncias de los veteranos de guerra… todos los que llegaron a ninguna conclusión… ¿nada cambió desde la dictadura hasta hoy?… ¿acaso la justicia se basa en la misma letra escrita después de 4 décadas?.

  14. Hacia una semana Sofía dictó una teleconferencía magistral donde explica con lujo de detalles cómo se debería buscar el submarino, con qué asistencia técnica y con qué equipamiento, cuando costó toda la búsqueda hasta ahora y cuánto podría costar cambiando 180 grados la metodología de trabajo según las características del fondo marino.
    La pregunta es, y perdón por la expresión ¿nadie tiene las pelotas bien puestas para hacer lo que hay que hacer con este tema desde el gobierno nacional?.
    El autor es más que respetuoso con las instituciones, sería hora que esas instituciones sean iguales de respetuosos con los familiares de los tripulantes y con todos a quienes desde la ciudadanía el tema nos preocupa.

  15. Solo tengo una objeción que realizar: decir que todos los casos citados son Incidentes y no Accidentes es continuar con el uso incorrecto de esas palabras. Accidente es todo hecho imprevisto, súbito y repentino. Que las condiciones previas al hecho imprevisto sean el resultado de cadenas de negligencia o incompetencia, no deja de lado que no hay intención de que el hecho súbito e inesperado ocurra. Cuando se habla de Incidente, se denomina a un hecho inesperado que no genera daños ni heridos. Son definiciones internacionales que en nuestra cultura se están confundiendo desde que la Agencia Nacional de Seguridad Vial estableció la frase “Si se podía evitar, no es accidente”

  16. La competencia territorial de prácticamente toda la Patagonia recae sobre la CAMARA FEDERAL DE APELACIONES DE COMODORO RIVADAVIA, de ellas dependen los tribunales de toda la región; sería una buena actitud que los CAMARISTAS se expresen sobre este asunto, eso sería digno de una JUSTICIA EFICIENTE.
    Me custa creer que a ningún legista, legislador o funcionario de alto nivel le importe el tema que CLARISIMAMENTE se explica en esta nota, podría sentar un precedente para al próximo accidente que seguro ocurrirá, para la pesca ilegal o para dirimir otras cuestiones del mar argentino y sus adyacencias.
    A ver quien se pone los pantalones largos!!!!!.

  17. Que locura esto, muy bueno el escrito, no puedo creer que hasta en esto haya truchadas, habría que preguntar dónde quedaron todos los centenares de millones de dólares que recuperaron de la corrupción, acaso con ese dinero no se puede hacer algo por encontrar el submarino. Vamos a ver que sigue.

  18. Mas claro imposible, y oportuno además porque hoy se cumplieron 3 meses de la desaparición del submarino.
    Bien elegido el autor O.P.I., el tipo es un “groso”, yo lo conocí allá por 1994 cuando presentó un informe a la presidencia sobre las vulnerabilidades fronterizas en la Patagonia que incluía un estudio sobre las diferencias de la cartografía que usaba la Armada y la Fuerza Aérea.
    Como se le cagaron de risa en la cara porque era un pibe, tenía qué 30 pirulos, se hizo toda la recorrida desde Río Gallegos hasta Bahía Blanca sin pasar por los controles camineros y metiéndose a cuanta instalación militar encontró por el camino, les mandó despues las fotos como un album pero no pudieron hacerle nada porque no había infringido ni usa sola ley.
    El tipo sabe de lo que habla, pero sería bueno convocar a algún jurista serio para que de su oinión sobre el tema y complementar esta nota, la pregunta del millón ¿esto lo sabe y le importa al actual presidente, o está muy ocupado escuchando el canto de sirenas de sus asesores?.

  19. Como con otros tema sensibles a los que OPI SANTA CRUZ les sacó la careta de la corrupción y la desidia, con este ya empezaron a pulular clones, trolls, y hasta algunos ufologos ya manifestaron su queja en las redes sociales….. pero claro, aca no dijeron ni mú y eso es porque no hay con que darle al contenido de esta excelente nota.
    No puede creer que eternamente en nuestra querida Argentina sigamos siendo UNOS TRUCHOS PARA TODO LO QUE HAGAMOS.

  20. Que mal para los familiares, me causa mucha pena todo esto; por fortuna tratan el tema con mucho respeto y cortesía periodística, lo que tiene un enorme valor en el proceso de la comunicación social, pocos medios pueden decir lo mismo.

  21. Esto demuestra que la justicia hace agua por todos lados, cada cosa que pasa demuestra cada vez más que se necesita una verdadera actualización en la administración de justicia en Argentina y un cambio integral en toda su estructura.
    Docenas de corruptos presos hace meses y meses sin juicio, asesinos que son liberados y que vuelven a matar, pedófilos libres, etc., etc., etc., etc., un “poder” del estado que parece no rendirle cuentas a nadie.
    Muchachos, si esta nota no es un llamado de atención más, no me imagino la forma de decir que las cosas están funcionando muy mal ahí adentro….. ¡¡¡¿¿¿cuándo se van a poner las pilas???!!!.

  22. Si me permiten los propietarios de la web, me gustaría transcribir unas palabras del mismo autor, con la que cerró su exposición en la serie de teleconferencias del “Simposio Digital 2018 para el cuidado e investigación de los recursos del Atlántico Sur” de hace tan solo una semana.
    Decía, “Muchos de los habitantes de los pueblos latinoamericanos están convencidos que “las cosas son como son” y ciudadanos y estados se dejan llevar por una inercia de décadas que ha puesto de rodillas frente al mundo a la inmensa mayoría de los países de la región. Pero esto en realidad no debería ser así, la ciencia, la tecnología, la industria y la justicia entre otras, no son entelequias, ni son estructuras intocables, cada una de ellas está compuesta por personas y son las personas las que construyen en mundo mejor, no las instituciones como meros cliches; solo falta dar un gran paso que la cobardía, el temor y la autosatisfacción muchas veces impiden dar, ese paso es dar la cara porque millones de funcionarios públicos de toda índole cómodos en sus despachos deben entender que son los ciudadanos a quienes se deben y no de quienes se deben servir. El cambio debe empezar, pero pongan atención porque esta posibilidad no es eterna, no esperemos a que una de la últimas pesquerías del planeta que todavía rinden sus frutos se convierta en otra zona marítima muerta como las hay alrededor del mundo”.

  23. A pocos les importa ya el submarino, las noticias más importantes como esta solo salen en los medios serios y con conciencia, las grandes cadenas parece que recibieron la orden de callarse los temas mas importantes y hacen desaparecer lentamente a la nave y sus tripulantes de sus pantallas, sus familias y a la parte de la sociedad que todavía reclama justicia van pasando al olvido.
    Macri se fue “al mazo” después que el Juzgado de Caleta Olivia sacara a la luz falencias gravísimas con la declaración de los testigos, y Kirchner no dijo una palabra del submarino; sus seguidores de uno y otro lado son obedientes a ellos.
    Nada cambio en el país.

  24. Me costó encontrar la nota, no figura en ninguna miniatura de la web aunque es el tema que por importancia precede esta semana, tuve que recurrir al buscador en varios intentos.
    Me comentaron esta tarde del aporte de OPI SANTA CRUZ, el autor se anticipó a varios asuntos que saltaron hace algunas horas en los diarios web masivos nacionales.
    Las fallas, la desidia, la poca importancia que le dan los funcionarios a este tema.
    Solo un par de medios replicó la nota en el país, pero en las redes sociales los clones estuvieron pegando duro todo el día criticando la nota, es que LA VERDAD DUELE y parece que nadie tiene el valor de enfrentarla.
    Esperaré las siguientes notas, tengan por seguro que somos muchos quienes agradecemos la oportunidad del medio y la cortesía del autor de la nota para con los familiares.

  25. Esta claro que esto no es un ataque al juzgado sino una alerta muy seria a cómo se está llevando adelante la investigación, sobre todo para el estado nacional.
    Espero las otras notas siguientes, no es posible que nadie se haya dado cuenta de esto en 3 meses y lo tenga que revelar un medio a 3000 km de la capital.

Dejar una respuesta