jueves, enero 21, 2021
15 C
Río Gallegos

Candidatos hoy


20/08 – 13:00 – Una vieja práctica en Santa Cruz es postularse para un cargo electivo, ser elegido por la gente y al poco tiempo dejar ese cargo e ir por más. ¿Dónde queda el respeto hacia la gente que votó al candidato? ¿Por qué si yo elegí a un diputado o senador, éste abandona su banca para ocupar un puesto político o repostularse?. Santa Cruz podría demostrar que ese comportamiento político está por desaparecer de esas prácticas habituales entre nosotros; la posibilidad está en manos de Eduardo Costa.

El primer político local que ha dado claras señales se postularse a un cargo electivo para las próximas elecciones (legislativas) es el Sr Eduardo Costa. Quedará para más adelante considerar si ha sido muy temprano su anuncio o si verdaderamente es acertado lanzar con tanta anticipación sus aspiraciones a ganar una banca como diputado nacional.

Creo que no solo es legítimo sino que además Costa podría contribuir a esa renovación de las Cámaras que tanto pedimos los argentinos, pero que indudablemente se siguen poblando de caras viejas y desgastadas; habrá que ver.

Ahora bien, mucho hemos criticado a los políticos santacruceños que tienen por tradición ganar un cargo y luego de allí saltar a donde más les convenga (o les ordenen).

Esta costumbre (mala costumbre) la han llevado a la práctica sucesivamente todos los representantes del FPVS incluyendo la propia hermana del ex presidente, de quien con más de un año de anticipación habíamos vaticinado que si ganaba la Senaduria dejaría acéfala la banca para “cumplir responsabilidades mayores” en el gobierno de Néstor y así fue.

Pablo González y el propio Gobernador Peralta cuando emigró para YCRT siendo diputado, son algunos de los ejemplos más relevantes de los últimos tiempos, pero si nos proponemos podríamos alargar la lista en forma considerable y remontarnos a muchos años atrás donde esta práctica ha sido normal en Santa Cruz.

Quiero decir que además de ser una burla y una defraudación al voto de la gente, el hecho de llegar a un cargo representativo y de allí tomar envión para catapultarse a otro, haciendo toda una manipulación en el uso del poder, es una falta a las cuestiones éticas elementales que se ha integrado naturalmente a los usos y costumbres de quienes integran las listas de los partidos políticos y especialmente del PJ en la provincia.

Es de esperar que Eduardo Costa, en caso de ser electo diputado nacional por la gente, no abandone su mandato en la mitad del tiempo estipulado, para luego postularse a Gobernador. Uno advierte que en general cualquier político intenta ocupar la mayor cantidad de espacios posibles, en apariencia, sin importarle mayormente para qué llegó allí; entonces si con el tiempo descubrimos que el candidato Radical hace exactamente lo que su propio partido le critica al oficialismo, no estará para nada bien y nada habrá cambiado en esta idea de refundar la política.

Todos sabemos que Eduardo Costa es uno de los candidatos de la oposición con buenas posibilidades de competir para la próxima gobernación. Ahora bien, si es elegido diputado, luego ¿Qué hará?. ¿Cumplirá su mandato para el cual habrá resultado electo por el voto de la gente o luego de un tiempo abdicará en el sucesor de la lista y volverá a la provincia a pelear otra vez por el sillón de la calle Alcorta?.

Esperamos que no. Todos confiamos en que el empresario tenga perfectamente decidido representar a Santa Cruz en la Cámara Baja y lo haga hasta el final y que todo esto no sea una estrategia para ganar bancas, ocupar lugares y utilizar el poder del voto que confiere la gente para crear poder y luego dar el gran zarpazo a la ansiada gobernación a la que nadie cree que haya olvidado.

Desde ya adelantamos que de ser así, ningún argumento posterior será suficiente para convencernos de que todo esto no ha sido premeditado. Ni el “me lo pide la gente” ni “me lo pide el partido” serán excusas válidas para explicar un cambio de rumbo, cuando lo que debe hacer un legislador es representar al pueblo en el lugar para el que fue puesto por el voto popular y permanecer allí hasta el último día del mandato, en este caso la Cámara de Diputados de la Nación.

Ojalá Eduardo Costa tenga en mente ser un buen legislador, porque seguramente es uno de los que mayores chances posee dentro del Radicalismo para ocupar una banca. Ojalá que dentro de un tiempo no tengamos que estar escribiendo un artículo en cual (como otras veces) recordemos las predicciones hechas en alguna nota trasnochada, donde para mal de muchos, descubramos que no estábamos equivocados. (Rubén Lasagno/Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos