miércoles, enero 20, 2021
14 C
Río Gallegos

La CCRG sostiene que en Río Gallegos los comercios no son responsables de los aumentos


28/08 – 17:15 – Una vez más se pone en discusión si los comercios minoristas, incluyendo los Supermercados, son o no los generadores de la espiral inflacionaria. Desde la Cámara de Comercio lo niegan. Los comerciantes dicen no ser formadores de precios, pero algunos empleados cuentan otra cosa. Mientras tanto los precios no dejan de subir y la remarcación es un hecho indisimulable.

Daniel Cruces Presidente de la Cámara de Comercio de Río Gallegos dijo que de ninguna manera los comerciantes aumentan los precios y en definitiva no son los que se aprovechan de la coyuntura, por el contrario consideró que constituyen una de las patas fundamentales de la economía y de acuerdo a la interpretación de sus palabras, gracias a la buena disposición solidaria y conciencia empresaria, la gente puede seguir comprando a precios razonables.

El representante del organismo que agrupa a los comercios locales mantuvo una entrevista con el periodista Guido Vera y negó terminantemente que el comercio local sea el culpable de la elevación de los precios en general.

De esta manera el empresario le pasó la pelota a la cadena de comercialización y solo faltó decir que la culpa de todo la tiene el flete.

El aumento de los precios en la ciudad de Río Gallegos es desmesurado, especialmente en lo que a comestibles se refiere. OPI hace un tiempo publicó detalles de una entrevista al repositor de un supermercado muy conocido en esta capital y allí se conocieron datos que si bien son sospechados por todos los consumidores, no hay pruebas concretas de que se aplique.

En este caso nuestra fuente detalló pormenorizadamente cómo se realizaba la remarcación y cómo se armaban los equipos nocturnos para trabajar luego del cierre de los comercios.

En aquella oportunidad el empleado detalló que inclusive se remarcaba mercaderías que estaban en stock hacía un buen tiempo (especialmente conservas), lo cual no se podía decir que hubieran sido compradas en los últimos días. Esta mercadería recibía hasta dos remarcaciones semanales, según nos manifestaba.

Luego nos mostró la forma en que se disimulan los aumentos en la mercadería fraccionada y el “aumento de los centavos” que es prácticamente imperceptible para el consumidor común y apurado, pero que a los supermercados les significa al final de cada jornada una importante suma en la recaudación diaria. Ni hablar del engaño de la reducción de los envases y la cantidad del producto que llevan anexado la publicidad falaz que dice “Aportamos a la economía familiar. Compre al mismo precio que el año pasado”. Esto fundamentalmente se advierte en los productos navideños.

En forma persistente las Cámaras de Comercio han negado la incidencia de los minoristas locales en el aumento de los productos y cuando ello es indisimulable, la salida más cómoda es el aumento en origen y el encarecimiento del transporte.

La frase más escuchada es “nosotros no somos formadores de precio”, sin embargo en su momento hemos demostrado que una mercadería que en Buenos Aires se comercializaba a un costo, en Río Gallegos llegaba un 55% más caro. Nadie sabe explicar por qué. (Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos