lunes, enero 18, 2021
15.8 C
Río Gallegos

El ataque de Varizat fue la mejor defensa


18/12 – 20:50 – Mientras el fiscal Ricardo Camutti pidió 5 años de prisión efectiva para el imputado Daniel Varizat, por considerarlo responsable de causar con su acción lesiones graves y lesiones leves a mas de 23 personas, la defensa pidió que se lo absuelva de culpa y cargo por considerar que las penas carecen de fundamento. (Por: Héctor Barabino para OPI Santa Cruz)

“mantengo la acusación y pido penas” dijo el fiscal sobre el final de un extenso alegato de casi una hora y media durante el cual sostuvo que los hechos imputados a Varizat son inapelables de acuerdo a los testimonios, las pericias, y los videos, y no era procedente preguntarse si “hubo de parte de los manifestantes un ataque o acontecimiento que creara un peligro real para el enjuiciado” que justifique la “defensa propia”.

“¿Hay incitación por parte de los manifestantes? “¿Existe una razón suficiente de legitima defensa? ¿Existió una provocación real?, se interrogó el fiscal y sostuvo que “Varizat estaba equidistante entre el hotel y la camioneta” sugiriendo que bien podría haber regresado al hotel en lugar de continuar caminando hacia el vehículo.

También afirmó “no se ve que se abran las puertas y que sacudan las camioneta, ni tampoco que Varizat haya sido tironeado” -como señaló uno de los ocupantes de la 4×4- aunque dijo que bien podrían tenerse como ciertas todas estas circunstancias, aún que “haya habido un manoteo” entre un manifestante y el enjuiciado. En cuanto a los daños en el vehículo el fiscal sostuvo que “el espejo roto y las abolladuras” podrían haber sido producidas durante la marcha de la camioneta atropellando gente.

“No digo que no sea un delito de provocación arrojar huevos, emitir cánticos y escupitajos” indicó Camutti, pero señaló que para evitar esto la acción de Varizat resultó desproporcionada.

En una sala colmada con la presencia de víctimas y testigos de aquella noche, el fiscal manifestó que de lo que se trata es de juzgar “los efectos de las acciones” y ejemplificó ¿”Cómo reaccionaría una persona en el lugar de Varizat” y se respondió “Yo me hubiera quedado tranquilo” y volvió a preguntarse a sí mismo ¿”Puede la emoción violenta gobernarnos en la acción” “Sí” se respondió , “pero lo que importa es la consecuencia de esa acción”.

Inmediatamente señaló una serie de hechos que marcan que la conducta de Varizat luego del accidente indicaban que tuvo capacidad para valorar algunos de sus actos como por ejemplo “dejar a sus compañeros en el hotel”, “Llamar a su familia”, y “ hacer la denuncia policial” , y que por lo tanto “Tuvo capacidad para valorar sus y controlar su acción”

Respecto del perito de parte el Licenciado Enio Linares, el Dr Camutti remarcó que lo respetaba y que no discutía sus conocimientos ni su razonamiento, pero “cuando analiza el Transtorno Mental Transitorio (TMT) no se debe caer en el círculo vicioso”, “no tengo datos que indiquen que el enjuiciado no haya podido controlar sus actos” aseguró enfático.

Pedido de penas

“¿Hubo algún indicio de ataque que haya percibido Varizat?” “No” se respondió.

Indicó que no compartía la “concurrencia de los hechos” por evaluar que son hechos judicialmente independientes” aunque “sería poco serio hablar de tentativa de homicidio” y consideró que la acción de Varizat constituía “Dolo necesario” y recordó que “no tenía antecedentes”, pero fue contundente al asegurar que “La acción realizada tenía idoneidad para causar daños más graves” y que “sorprende que no haya muerto alguno”.

“pido 5 años de prisión por lesiones graves en 7 hechos, y lesiones graves en 16”, concluyó el fiscal Ricardo Camutti.

Los abogados de la querella adhirieron al alegato del fiscal, aunque el Dr Andrés Vivanco observó “hay víctimas que van a tardar mas de 5 años en curarse” Habló de la “irracionalidad del medio empleado” y refirió a las pericias psicológicas que aluden “al estado brumoso de conciencia” distinguiendo entre “la conciencia vigil y la conciencia reflexiva” …”la conciencia está disminuida pero no abolida” señaló el abogado “el sujeto tiene capacidad para elegir una conducta y opta por la actitud delictiva”, y puso como ejemplo la conducta de los malifestantes “quienes también podrían haber optado por pegarle –a Varizat- y sin embargo no lo hicieron”

Por su parte el Dr Perez Gallart comenzó su alegato refiriéndose al contexto en el que se desarrolló la acción de Varizat recordando los antecedentes del ex funcionario provincial hasta que la Dra Alicia Mercau lo interrumpió para recordarle “estamos en un tribunal jurídico, no político doctor” tras lo cual el abogado prosiguió citando al jurista Eugenio Zaffaroni en el sentido de que “es necesario que la provocación sea suficiente” para justificar la legítima defensa, y que en el caso que se juzga, al no existir tal figura tampoco compartía en el caso de que se adoptara “el exceso de legítima defensa”

“ya se está sustanciando este juicio” dijo el dr Pérez Gallart, “ahora es necesario que se castigue al culpable” finalizó aludiendo a la emblemática figura de juicio y castigo.

Arce Aggeo, escrache y cordón

La defensa de Varizat abrió su alegato insistiendo con que su defendido había sido víctima de un escrache “como vulgarmente lo menciona el periodismo” sostuvo el Dr Miguel Arce Aggeo, reforzando la idea “los manifestantes no hablan de escrache sino de cordón de seguridad”

Citó y contradijo los testimonios de Miguel Aristizábal y Francisco Sevilla en el sentido que el cordón se había hecho para evitar que Varizat hiciera lo que ya había hecho en otra oportunidad cuando el año pasado atropelló los conos naranjas dispuestos frente a la carpa docente y dijo que su defendido fue agredido, que la camioneta “había sido movida según testimonió José Armando Silva que formaba parte de la marcha” , que los manifestantes habían arrojado “patadas, golpes de puño, e insultos”, y Varizat había sufrido “privación de su libertad” destacando que a pesar de todo “no había tenido una reacción automática” en alusión a la conducta pasiva de su cliente.

Tomó el testimonio de la testigo de la querella Soto Aguilante quien dijo no recordar que había sido atropellada por la camioneta, cuando en el expediente figura su declaración en sentido contrario, para sostener “ese testimonio me permite dudar de los demás lesionados”

“Si el cordón hubiera existido no habría sucedido lo que sucedió” aseguró Arce Aggeo “en todo caso un cordón lo podría haber dispuesto una fuerza de seguridad”, “No hubo cordón” aseguró proponiendo ver el video aportado por OPI.

Arce Aggeo alegó que su defendido había sufrido “un ataque de la muchedumbre, es decir, cuando no se puede identificar al agresor, cuando estamos ante la violencia emergente” señaló, recordando que la masificación de la violencia dio nacimiento al fascismo y el nazismo.

Aludió al testimonio del Ing Armando Trabba ocupante de la camioneta junto a Varizat cuando dijo que durante los momentos previos recordó lo que había ocurrido con el policía Sayago quien fue muerto tras una refriega entre manifestantes y policías.

“Varizat no solo actuó en defensa propia sino de terceros” fundamentó “A Godoy –Miguel de- le pintaron el vidrio para que no pudiera ver”, “por eso hubo pánico tanto en Varizat como en su acompañante”

Luego se quejó porque la acusación no tuvo en cuenta “La situación socioambiental” que rodeó el hecho que “Activó el mecanismo de huida” y si bien reconoció que el enjuiciado podía dirigir su voluntad, “esta acción era producto del miedo por la situación de rehén en la que se encontraba”.

En cuanto a las pericias efectuadas a Varizat contradictorias entre sí, en cuanto a sí el conductor tenía o no conciencia de sus actos, Arce Aggeo señaló que en el fondo ambas pericias eran similares porque hablaban de un ataque por reacción de su defendido, y pidió que se considere a Linares perito del Tribunal.

Finalizó su alegato recordando el ejemplo del “insectofóbico”, que para escapar huye sin ver y a su paso va causando daños, “la víctima tiene comprensión de la criminalidad del acto pero no lo puede evitar porque las cucarachas se le vienen encima” argumentó-

Finalmente solicitó la absolución de su defendido.

El Tribunal dictará sentencia el próximo 29 de diciembre a las 9 de la mañana. (Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos