Duras críticas y movimientos en el peronismo tras el fracaso de la marcha K

4
873

Duras críticas y movimientos en el peronismo tras el fracaso de la marcha K
29/08 – 10:00 – Gobernadores y otros referentes cuestionaron la convocatoria de apoyo a Cristina. Y pidieron acelerar la renovación del partido. Los guiños a Massa.

Por: Martín Bravo
La llamada Marcha de la Resistencia aceleró los tiempos o acaso funcionó como otro argumento oportuno para lo que ya venían cocinando: gobernadores y referentes del peronismo salieron a expresar sus diferencias con el kirchnerismo, las que solían callar mientras Cristina era presidenta y desde diciembre soltaban cada tanto o en sordina. Mandatarios provinciales, Miguel Pichetto -jefe del bloque de senadores- y José Luis Gioja, titular del PJ, levantaron la consigna de la “renovación” y algunos volvieron a enviar señales a Sergio Massa, un modo de acentuar la distancia con el kirchnerismo.

La reacción implicará una búsqueda de mayor protagonismo con el objetivo de erosionar la centralidad de la ex presidenta, un escenario que el Gobierno preferiría mantener. “Esa es la Argentina que nosotros queremos dejar atrás definitivamente. La tolerancia debe actuar de manera tal de dejar afuera todo ese tipo de expresiones políticas que hacen daño a todo el sistema”, aseguró Juan Manuel Urtubey, en los últimos días entre reuniones con pares e intendentes peronistas con el objetivo de ocupar un lugar preponderante y posicionarse en la nueva etapa. “Es una expresión de lo que era la política hace varias décadas”, había dicho el gobernador de Salta el sábado, después de los discursos de cierre de Máximo Kirchner y Hebe de Bonafini, con fuertes cuestionamientos a Mauricio Macri.

“El gobierno pone al kirchnerismo como la oposición, un grupo de gobernadores entendemos que son otros los temas que hay que discutir. La idea es ser protagonistas y marcar una agenda que le interese a la sociedad, dar una vuelta de página a un tiempo y a una época”, dijo Domingo Peppo, gobernador de Chaco, a radio Uno. En la casa de esa provincia en Capital habrá un encuentro el miércoles por la tarde entre mandatarios peronistas y el grupo de intendentes bonaerenses integrado por Martín Insaurralde (Lomas), Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Zabaleta (Hurlingham) y Mariano Cascallares (Almirante Brown) para impulsar una “renovación” en el partido. Además de Peppo ya confirmaron sus presencias Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Casas (La Rioja), Hugo Passalacqua (Misiones) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego).

“No hemos participado, el peronismo nunca compartió posturas extremas”, dijo Gioja a Clarín sobre la marcha. “En el proceso de reorganización partidaria, con todos los gobernadores menos Alicia (Kirchner) y los titulares de los distritos, ella y su núcleo duro no participaron. Nuestra tarea es organizar la mejor estructura partidaria”, agregó el titular del PJ en otro intento de diferenciación. Pichetto había sido uno de los primeros en salir al cruce, el mismo sábado: aseguró que el término “resistencia no es propio de un sistema democrático en donde el pueblo ha votado” y que “el peronismo no está en estos espacios críticos radicalizados”.

En privado atribuyeron la marcha a la intención de Cristina de “mantenerse en la escena”, alguno habló de “estrategia judicial” y también se refirieron a conveniencia de ese escenario para el Gobierno. “El kirchnerismo es el que estira la luna de miel de Macri con la sociedad”, consideró uno de los mandatarios. “Macri infla el globo de Cristina y la Justicia se lo desinfla”, evaluó otro.

Las referencias a Massa se potenciaron en las últimas horas, luego de la marcha. Gioja aseguró que “tiene las puertas abiertas”, Peppo que la intención será la construcción de “un frente nuevo que involucre gente que tiene relaciones con el peronismo” (incluyó también a José de la Sota) y Urtubey que “no hay derecho de admisión”, aunque planteó reparos: “El tomó la decisión de ir por otro andarivel al del peronismo, yo no concibo la política como una gesta individual”.

Massa venía evitando la confrontación con el kirchnerismo (“que lo resuelva la sociedad y la Justicia”, repetía) y ayer se refirió a la Marcha de la Resistencia con tono medido. “Viene un nuevo tiempo. El camino es el reclamo y la propuesta, no la violencia y la protesta como plantean algunos sectores”, marcó en un acto por el Día del Niño, organizado por Carlos Acuña -uno de los tres secretarios de la CGT- en el Luna Park. “Ellos están mirando el escenario. Por más que lo quieran disimular, Sergio es el que mide nacionalmente además del oficialismo, Cristina y tal vez Scioli”, interpretaron en el Frente Renovador los gestos y las discusiones en el peronismo. Las definiciones electorales, estimaron, serán en marzo. (Clarín)

4 Comentarios

  1. Borombom bom borombom bon, si esta es su hinchada, que pocos son!! Maximo pidiendo x trabajo, ja,ja,ja,no sabe que es eso!
    Hebe puede dar una cátedra en la Fac de las madres sobre modales ya que tiene un lexico parlamentario,ja,ja,ja
    Marcha de la resistencia a la JUSTICIA, a no ir PRESOS! que es lo que les toca
    Impresentables

  2. Justamente el llama al trabajo, si no sabe ni como se come eso,lo único que puede hacer lo q le enseñaron los padres, robar o intentar desestabilizar el país aa y jugar con su play

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí