El femicida de Godoy Cruz tenía una doble vida: nadie sabía que era padre

0
845

Mejoran los nenes heridos por el femicida en Mendoza
26/10 – 09:40 – Zalazar había ocultado su relación con Arias. Los investigadores lo describieron como “un psicópata narcisista”.

Por: Roxana Badaloni
El instructor de artes marciales Daniel Zalazar (30), acusado de matar a tres mujeres y del intento de asesinato de dos chicos, no muestra arrepentimiento de su acto criminal. “Es un psicópata narcisista”, le dijo a Clarín, uno de los investigadores de la masacre que habló con el acusado en la cárcel. Desde el lunes a la tarde, el hombre está alojado en la penitenciaria de Boulogne Sur Mer. “Está custodiado para evitar que sea agredido por otros presos o intente suicidarse”, contaron en el penal. Pese al temor que de que sufra algún ataque, Zalazar permanece alojado en el pabellón de acusados por delitos contra la integridad sexual y violencia de género con otros 130 presos. Comparte la celda con dos reclusos y tiene acceso al patio interno del lugar.

Zalazar sigue negando la masacre. Reconoció ante el fiscal que estuvo la noche del sábado en la casa del horror pero dijo que se retiró a la 1 de la madrugada, cuando aún las mujeres estaban vivas. Rolo Arias, el papá de Claudia y abuelo de los chicos internados, contó que ningún familiar había tenido señales de que Zalazar era violento y menos que podía llegar a cometer un crimen: “No hubo señales previas. Por eso estamos destrozados, porque lo tenía todo premeditado, hasta el más mínimo detalle”, planteó el padre de una de las víctimas.

Entre los testimonios de los que lo conocían también surge esta contradicción. Zalazar es cinturón negro en taekwondo y daba clases en un gimnasio del barrio Estanzuela de Godoy Cruz, a diez cuadras de la casa de la masacre. En esas clases, conoció a Claudia, la mamá de su hija de 9 meses. Ella era su alumna. Ex compañeros y otros conocidos del gimnasio, describieron a Zalazar como una persona “educada, que no mostraba reacciones violentas”. Tampoco hablaba de su vida privada: “Nadie, ni siquiera la hermana con la que vivía, sabía que tenía una hija”, dijo uno de sus ex compañeros. Y relató la versión que daba Zalazar respecto a que “trabajaba haciendo guardias como médico”, cuando en realidad no concluyó la carrera. Llegó a cursar cuarto año y aprobó 19 materias en la Universidad de Mendoza.

La negación de su paternidad y la discusión que tuvo con Claudia por el ADN del bebé, la noche de los crímenes, se completan con un dato: una joven que sería la última pareja del acusado y con la que habría tenido 8 meses de relación. La novia desconocía la existencia de la bebé y la controversia por la paternidad, según publicó Sitio Andino. Esto refuerza la sospecha de los investigadores de que Zalazar tenía otros planes para su vida, lejos de hacerse cargo de una hija.

Son cada vez más las pruebas que comprometen al instructor de taekwondo como el autor del triple crimen de su ex novia Claudia Lorena Arias (30), la tía, Susana Ortiz (45) y la abuela, Silda Díaz (90); y del intento de asesinato de su pequeña hija de 9 meses y el medio hermano de la nena, de 11 años. El procurador de la Corte mendocina Alejandro Gullé dijo que al revisar el departamento céntrico donde vivía el presunto asesino y su hermana, encontraron una mochila con documentación de Zalazar y rastros de sangre. Un día antes, un cuidacoches halló una bolsa, tirada en la acequia, cerca de un container, con un cuchillo tipo tramontina, ropa deportiva ensangrentada y guantes de látex. La bolsa estaba a sólo 250 metros de donde vive el acusado, detrás de la Clínica de Cuyo. “Estamos tratando de determinar la procedencia de las manchas hemáticas y vamos a constatar si son del corte que tiene en la mano el acusado, o si tiene rastros de sangre de otra persona”, adelantó Gullé.

Como aporte central de la investigación y para poder dictar en los próximos días la prisión preventiva del acusado, el fiscal Santiago Garay cuenta con los testimonios del nene que se escondió en el baúl del auto, Bautista, y de su hermano, Lucas que fue gravemente herido. “Los chicos dijeron que el asesino es Zalazar”, detalló el funcionario. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí