Denuncian que las casas de Milagro Sala y la Tupac Amaru tienen serias falencias edilicias

0
927

Confirman que Milagro Sala viajaba a Buenos Aires para destrabar fondos
23/12 – 10:00 – Un informe técnico realizado por la Justicia encontró defectos en la calidad de la construcción. Además, ratificaron que 2300 viviendas que no existen o están sin terminar.

Por: Pablo Javier Blanco
Desde el aire aparecen como barrios fantasmas. Vistos desde esa perspectiva se dibujan como cementerios de obras inconclusas en las que años atrás se proyectó que viviesen miles de jujeños. Lo concreto es que las casas por las que Milagro Sala, líder de la Tupac Amaru, cobró millones de pesos y nunca terminó suman otro agravante: tienen serias falencias edilicias.

Así lo reveló un informe técnico elaborado por la fiscalía de investigaciones, a cargo de Gustavo Araya, que trabaja en la megacausa de la obra pública, que tiene imputada Sala, pero también al ex gobernador Eduardo Fellner, funcionarios provinciales y nacionales, como el ex secretario de Obras Públicas, José López, preso en Ezeiza luego de ser encontrado revoleando bolsos con 9 millones de dólares en su interior.

En ese expediente, a la líder de la Tupac la acusan de fraude a la administración pública y falsedad ideológica.

La Justicia pudo corroborar, hasta el momento, que la organización social que comanda Sala recibió 1265 millones de pesos en el marco del Programa Federal de Integración Sociocomunitaria. El mismo estipulaba la construcción de viviendas sociales a través de cooperativas en varias etapas. La Tupac debía hacer 8.532 casas, pero hay más de 2.000 que nunca se terminaron.

Así lo resumen el fiscal Araya: “ Sintéticamente, hay 2.300 viviendas faltantes, hay 2.300 familias de jujuy no tienen una viviendas donde vivir. No se hicieron las viviendas, sólo se cobraron”, dijo a Clarín.

En julio pasado, tal como informó este diario, una auditoría de la Oficina Anticorrupción jujeña mostraba por primera vez las viviendas las obras de la Tupac en 10 barrios provinciales. Allí, el relevamiento era contundente: de las 8.532 viviendas que debía hacer la Tupac, 1.836 de esas casas jamás se comenzaron a levantar y otras 524 unidades permanecen inconclusas. La defraudación, calcularon entonces, ascendía 723 millones de pesos.

Sin embargo, ahora la fiscalía calcula ese perjuicio es mucho mayor. Según el estudio técnico, a cuyos resultados accedió Clarín, para terminar las obras públicas que Sala y la Tupac no entregaron se necesitarían cerca de $1.300 millones, es decir casi la misma cifra que ya se pagó desde Nación a la red de cooperativas controlada por la diputada electa del Parlasur, que nunca llegó a asumir.

La Tupac Amaru, constató la Justicia, no solo cobró lo presupuestado sino también addendas (pago extras) por los trabajos. En San Salvador, ponen como ejemplo en la fiscalía, hubo etapas enteras del plan que se pagaron, incluyendo las addendas, pero no se hicieron las casas. ¿Dónde fueron a parar esos millones? Es una de las preguntas que busca responder la Justicia.

El informe técnico afirma que hay viviendas que poseían una superficie menor a la que se financió, es decir menos metros cuadrados a los que se pagaron; así como serias deficiencias constructivas, de la calidad de los materiales y de proyección en las viviendas efectivas que sí se construyeron.

El informe distingue que hay errores intelectuales en la proyección de la obra y en el uso de materiales para su construcción que comprometen la solidez de las obras. En otras palabras: son casas frágiles.

“Existen serios vicios de obra y de documentación técnica administrativa que condujeron lisa y llanamente a la ruina de los materiales empleados y la obra ejecutada. Todo esto se suma a un cuadro de completa ausencia de debidos controles y respaldo administrativo de las obras construidas”, afirma el estudio.

Tampoco -pone de manifiesto la investigación- existe documentación técnica, ni administrativa, ni catastral que verifique con sustento técnico profesional requerido para construir. Sostienen que no existe un estudio de suelo debidamente fundado; que los materiales no cumplen los estándares básicos; y hasta que los bloques de hormigón no cumplen ninguna norma.

Los investigadores recorrieron también algunas viviendas ya ocupadas y volcaron los resultados en el informe. En Monterrico, hay casas que carecen de conexión eléctrica, existiendo conexiones clandestinas, y tienen problemas de humedad y cielorraso vencido. En Libertador General San Martín, la instalación eléctrica cuelga de la obra, y existen fisuras en la mampostería, una “patología común” en todas las viviendas auditadas.

En las casas de San Salvador de Jujuy, hay fisuras en la mampostería y hay columnas sin verticalidad, es decir: chuecas. Además, un grifo de agua abastece a todo el barrio y su presión no alcanza para mantener abastecido al barrio. Y en Calilegua, otra obra de la Tupac, las viviendas tienen humedad y flexión del cielorraso.

“La OA no se podía ocupar del estado de situación y la calidad de las viviendas construídas en tanto ello hubiera requerido un análisis mucho más extendido”, explica a Clarín Joaquín Millón Quintana titular del cuerpo Anticorrupción, que en abril comenzó a elaborar un informe sobre las casas faltantes. “Esto es lo más importante que aporta el peritaje, pero hay que destacar que la deficiencia de la calidad constructiva de las viviendas, ya había observada por la AGN”, agrega.

La megacausa de la obra pública de la Tupac avanza en Jujuy mientras la líder social, presa desde enero en el penal de Alto Comedero enfrenta otros juicios. El miércoles tendrá sentencia en proceso por el escrache al gobernador Gerardo Morales en 2009 y ayer comenzó otro por el acampe en la plaza central de la capital provincial. Sin embargo, este expediente es el que más sospechas despierta debido al volumen de dinero que se manejó sin control.

En febrero, la investigación se estipula que llegue a su fin y allí podría solicitarse la elevación a juicio oral. Un detalle: se analiza la posibilidad de imputar a por lo menos 100 personas. Una suerte de caja de Pandora judicial que podría terminar de abrirse en pocas semanas más. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí