viernes, enero 22, 2021
15 C
Río Gallegos

Con los “ganchos” puestos. Manzanares en el vuelo de la vergüenza

Con los “ganchos” puestos. Manzanares en el vuelo de la vergüenza
21/07 – 10:30 – El contador Víctor Manzanares fue trasladado hace minutos hacia Buenos Aires, luego de permanecer cuatro días detenido en la sede de la policía Federal en Río Gallegos. Salió 09:23 del aeropuerto local. Con chaleco antibalas y esposas colocadas, abrigado y con rostro desencajado, subió al avión escoltado por dos efectivos, evitando miradas y tratando de ocultar la vergüenza que sentía, en el vuelo a Buenos Aires que nunca esperó realizar. Como Báez, Jaime o López, mostró la cara del ocaso, la caída de un paradigma que por muchos años controló la provincia y el país. (Por Rubén Lasagno)

Hoy a las 07:30hs llegó al aeropuerto local, en móviles de la policía federal, el contador Víctor “el Polo” Manzanares, quien fuertemente escoltado por efectivos de esa Fuerza, con chaleco antibalas puesto y esposado, fue alojado en las oficinas de la PSA, a la espera del aprestamiento del Vuelo de Aerolíneas Argentinas 1951 que partió del aeropuerto local a las 09:23 hs con destino a Buenos Aires, donde el profesional será entregado al servicio penitenciario federal, alojado en una cárcel y posteriormente indagado en Comodoro Py por el Juez Claudio Bonadío en la causa Los Sauces.

Tal como OPI lo señalara en nuestra nota del día 17 de julio cuando Manzanares fue detenido en su Estudio contable, en todo momento permaneció “comunicado” en la sede de la policía federal donde fue alojado y el día del procedimiento, el oficio no establecía el traslado inmediato a Capital Federal, cosa que se formalizó ayer. En el tiempo que duró su detención en Río gallegos, Manzanares fue visitado en varias oportunidades por familiares cercanos, amigos y abogados. Esta mañana, en el aeropuerto, el rostro del contador de la familia Kirchner mostraba las huellas de la vergüenza que sentía un hombre oriundo de esta ciudad mientras era llevado esposado y de ambos brazos, conducido por policías federales. La imagen fue muy equiparable a la de Lázaro Báez, cuando lo detuvieron en el aeropuerto del San Fernando al pie de la escalerilla de su avión particular.

Víctor “el Polo” Manzanares está imputado por “obstrucción de la justicia” al haber realizado maniobras contables tendientes a evitar el embargo de fondos proveniente del alquiler de propiedades de la familia Kirchner, para quien el contador dedicó toda su vida profesional, siendo el más fiel constructor de la ingeniería financiera de Néstor primero y de Cristina, Máximo y Florencia después. Las fuentes consultadas por OPI, que conocen profundamente a Manzanares, dudan que por las características del contador, pueda “soportar” mucho tiempo la presión carcelaria, tal como lo han hecho Báez, Jaime o López.

Con los “ganchos” puestos. Manzanares en el vuelo de la vergüenza

El contador detenido por su vinculación con la corrupción kirchnerista es quien más sabe de los números y el enriquecimiento del clan K y una pieza clave en todo el entramado de empresas, rutas del dinero, inversiones y negocios inmobiliarios, como también cuentas off shore, depósitos, movimiento de fondos, inversiones financieras y manejo de plata negra, de los Kirchner. Su declaración puede ser, hasta el momento, el núcleo más sensible que tenga en sus manos el juez, para desenvolver el gran paquete de la corrupción del poder que en la última década gobernó la Argentina.

Recordemos que a Manzanares el juez le ha negado la excarcelación y por estas horas, los allegados al contador presienten que Carlos Sancho será uno de los próximos objetivos de Bonadío, por cuanto es otra de las piezas claves para entender el manejo paralelo que hacía Manzanares con los bienes de la familia Kirchner, al punto que el ex vicegobernador prestaba su cuenta personal para el desvío de los fondos de alquileres “Al menos – nos dijo nuestra fuente – “el pavo” hubiera usado las cuentas de la inmobiliaria (“Sancho-Sanfelice”) que ya está “quemada” y no quedar involucrado directamente en algo que por más vueltas que le den, si el juez así lo quiere, va a terminar preso” y la misma fuente concluyó “esto solo se puede entender desde un solo punto de vista que tenían los operadores de los Kirchner en Santa Cruz: la impunidad”.

Pasado el mediodía de hoy llegará a Capital Federal el vuelo de AA con Manzanares para ser alojado en la penitenciaría federal y de esta manera será otro eslabón más de la corrupción que habrá caído víctima de un sistema cuyos verdaderos responsables y las cabezas de la organización, aún están libres, son diputados (como es el caso de Máximo y Julio de Vido, entre otros) o son candidatos, como Cristina Fernández, catalogada judicialmente como la jefa de la organización ilícita. (Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos