El Gobierno desafía a los gremios con las estadísticas oficiales

0
925

Mauricio Macri cargó contra Alejandra Gils Carbó por la causa Odebrecht: "Tenemos una procuradora que se dedicó a crear cortinas de humo"
22/08 – 10:30 – Exhibirá cifras con un leve aumento del empleo para refutar a la CGT y sostiene que falta liderazgo gremial

Por: Santiago Dapelo
Relato versus realidad, ése será el eje del discurso que emanará desde lo más alto del Poder Ejecutivo. El Gobierno se prepara para exponer que el diagnóstico que hoy intentarán establecer los gremios no está sostenido en datos reales. Y que la puesta en escena en la Plaza de Mayo es tan sólo una demostración de fuerza para dirimir la interna de la CGT .

El presidente Mauricio Macri y sus principales voceros ya tienen en su poder los últimos números oficiales de la generación de empleo -interanual, julio de 2016 a julio de 2017, se crearon 180.000 empleos nuevos- para refutar las acusaciones que le plantearán hoy la CGT, las dos CTA y las organizaciones sociales.

El Gobierno pasó de la sorpresa al enojo. Y del enojo a la acción. La decisión de la central obrera de activar una movilización a nueve días del triunfo en las PASO fue leída como una provocación.

Tanto fue así que varios gremios, como comercio, UPCN y sanidad, intentaron despegarse de la medida de fuerza, que tiene como máximo referente al hijo de Hugo Moyano y número dos de los camioneros, Pablo Moyano.

“Los motivos de la marcha son cien por ciento políticos. No se coincide con el diagnóstico del mercado de trabajo”, dijo ayer a LA NACION el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

Una vez que finalice la protesta el Gobierno saldrá a la cancha para refutar los trazos gruesos de las críticas, en las que además del empleo identifican la inflación. En ese sentido, también fortalecerán el mensaje de que la inflación está en caída.

Desde la Casa Rosada atribuyeron la movilización de esta tarde a la histórica plaza a la interna que atraviesa la CGT y a la falta de liderazgo sindical. También ven “la mano del kirchnerismo” detrás de la determinación de movilizar a los trabajadores pocos días después de las elecciones.

La fotografía del último viernes que juntó a Pablo Moyano con Juan Carlos Schmid, Hugo Yasky y Roberto Baradel reforzó esa línea argumental dentro del macrismo. Según uno de los integrantes del gabinete, está relacionado con “la interna peronista” y “esconde fines electorales”. Yasky es candidato a diputado nacional por Unidad Ciudadana.

Los problemas internos de la central obrera son materia de análisis en la Casa de Gobierno. Si bien la ruptura de la CGT no está formalizada, cerca de Macri resaltaron que hoy no participarán todos los gremios.

“Me parece que responde a una lógica interna de la CGT y no a un reclamo legítimo. Los ayuda a escapar hacia adelante y tratar de disimular sus problemas”, analizaron cerca del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

El Presidente está convencido de que la CGT “está partida” y de que no tiene margen para una acción de éstas características. “La sociedad rechaza este tipo de actitudes”, sostuvo uno de los principales asesores de Macri en materia laboral.

En el Gobierno están preocupados por lo que pueda ocurrir hoy. Nadie descarta que puedan producirse incidentes, como el 7 de marzo, cuando la conducción de la CGT tuvo que salir escoltada del palco y sus líderes fueron insultados.

El jefe del Estado, que pasó los últimos tres días en el Sur descansando, mantendrá su agenda de trabajo en la Casa Rosada. Es otro gesto que destacaron cerca de Macri. “La movilización no cambia nada”, aseguraron fuentes oficiales.

Pero no todo es lo mismo. El propio Macri hace una diferenciación. Para el jefe del Estado, “ese grupo de gremios ha perdido la capacidad de escuchar y entender lo que ha pasado en la Argentina”.

El último jueves, al brindar una conferencia de prensa junto al titular del Banco Mundial, Jim Yong Kim, horas después del anuncio de la movilización, Macri se mostró sorprendido.

“Tuvimos una elección recientemente y los argentinos han ratificado la vocación de cambio y el apoyo a este gobierno. Hubiese esperado de los gremios una actitud de decir: «Bueno, vamos a acompañar para que el país crezca durante muchos años, para que los argentinos tengan un mejor futuro»”, manifestó el Presidente.

Pese a la decisión de movilizarse contra la administración nacional, la relación entre el Gobierno y los gremios es “buena”, al menos con la mayoría, entre los que se destacan Andrés Rodríguez (UPCN), Gerardo Martínez (Uocra), Comercio (Armando Cavalieri) y Sanidad (Héctor Daer). Es por estos interlocutores y por la cercanía de las elecciones de octubre que en la Casa Rosada descartan la posibilidad de que hoy se anuncie un paro nacional.

Macri y Triaca seguirán con atención los discursos, pero especialmente el tono con el que se manifiesten los sindicalistas. Y si bien no está prevista una respuesta inmediata, los principales voceros del Gobierno saldrán a marcar diferencias y a exhibir las contradicciones entre las palabras de los gremialistas y los datos duros de la realidad. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí