miércoles, enero 20, 2021
21 C
Río Gallegos

5.000 firmas piden formalmente juicio político a Kirchner


10:15 – La CTA-A y la Mesa de Unidad Sindical (MUS) cierran hoy la recolección de firmas que por más de un mes realizaron en la provincia, con el fin de adherir a ciudadanos que pidan por el Juicio Político a la gobernadora.

El objetivo es llevar el documento con los datos y firmas de cada peticionante, a la Cámara de Diputados a partir de las 11.30, acompañados por dirigentes gremiales, afiliados a los distintos sindicatos y ciudadanos que deseen adherir al acto, para entregar en la legislatura el pedido formal de juicio político a Alicia Kirchner por cuanto los gremios que componen ambos espacios (MUS-CTA-A) consideran agotado el tiempo de gestión de la gobernadora, quien encabeza un gobierno de ajuste, de incumplimiento permanente, que genera divisiones y tensiones sociales, carece de transparencia, no comunica ni informa, incumple con sus funciones primaria, como pagar salarios, aguinaldos en tiempo y forma y administrar eficientemente los fondos del Estado, niega el acceso a la información, actúa de manera arbitraria generando proyectos anticonstitucionales de neto corte antipopulares, como el último del Instituto del Salario, por ejemplo y además le asignan actos de corrupción, falta de investigación y cobertura a funcionarios, jueces y políticos del sector partidario oficialista.

De acuerdo a la información que detalla el documento que lleva alrededor de 5.000 firmas pidiendo el juicio político de la mandataria, este acto es un derecho ciudadano establecidos en los artículos 137 y 138 de la Constitución de la provincia de Santa Cruz y la Ley Nº 13. Dicha petición es presentado ante los legisladores donde se conforma una sala acusadora que si lo hace viable suspendería a la gobernadora hasta que la sala juzgadora defina su situación y determine si es culpable o no de los cargos que se le imputan, allí se procederá a su apartamiento o restitución al cargo.

Objetivamente y de acuerdo a las prospecciones previas que existen sobre la posibilidad de éxito de esta movida sindical-ciudadana, el proyecto no tendría capacidad de sobrevida dentro de la Cámara de Diputados de la provincia, básicamente por cuando el kirchnerismo es mayoría y pondrá todos sus esfuerzos por desestimar la medida.

Sin embargo, el antecedentes perdurará y los sindicatos creen que especialmente va a impactar de manera contundente en las elecciones de medio tiempo y más aún en las generales del 2019.

La última presentación del proyecto para instalar en la provincia el denominado Instituto del Salario, una herramienta de neto corte autoritario y claramente denigratorio de las conquistas laborales de los sindicatos del Estado en la provincia, ha conmocionado al sector trabajador, toda vez que descubrieron a través de los medios que hemos, no solo difundido la noticia, sino analizado los pormenores, los objetivos y la intencionalidad de sus autores por orden directa del Ejecutivo provincial, una reacción en cadena que se trasladó al orden social y las familias de esos mismos trabajadores, creando un sisma hacia adentro que se percibe hablando con su dirigencia.

La reacción inmediata de esos sectores fue “negarle el voto al FPV en las elecciones de octubre”. Hubo reuniones donde se pusieron de acuerdo en bajar líneas para, en primera instancia, debilitar al gobierno en el Congreso y en el 2019 apuntar a cambiar la ecuación de fuerza de manera drástica en la legislatura de la provincia, negando, al mismo tiempo, el voto trabajador a cualquier candidato del FPV que se postule para “continuar la obra” de la actual gobernadora.

Muchos creen que el escaso 30% obtenido en las PASO por el kirchnerismo en la provincia, no es un reflejo de lo que sucederá en las elecciones legislativas de octubre donde se percibe la recepción de menos votos aún, en las elecciones del 2019. Se percibe una sensible baja de voto directo a los candidatos oficialistas y un revés total en las elecciones generales.

El último escándalo del ISFPP fue lapidario, pero más lapidario es aún, la poca voluntad de los actores K por negar su implementación a futuro. Solo hablar con palabra difusas que guardan una amenaza velada de que “no es este el momento” (pero vendrá más adelante) y “hoy no lo trataremos” (pero no significa que no lo hagamos) o como en el caso de Ana María Ianni quien dejó atado la viabilidad del proyecto a la normalización de los sueldos: “primero se deben poder al día los salarios”, dijo, con lo cual la elipsis que hizo la podemos completar nosotros, afirmando “si lo sueldos están al día, ahí si vamos por el ISFPP”. De hecho el proyecto no se ha retirado de la legislatura y remitiéndonos a los usos y costumbres del kirchnerismo, cuando esto sucede, es porque la idea no fue desestimada y solo esperan la oportunidad para reflotarlo.

Esta última situación contribuyó también, para que cientos de firmas se sumaran en los últimos días y horas, para lograr que la gobernadora Alicia Kirchner vaya a juicio político. (Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos