Inicio Chubut El Banco Finansur de Cristóbal López, cerca de ser liquidado

El Banco Finansur de Cristóbal López, cerca de ser liquidado

181
0
Compartir


10:30 El Banco Central informó que ya no puede prorrogarle la suspensión para operar y que la fecha límite es el 8 de marzo.

Lejos de encontrar una solución que les represente un rédito económico, el Grupo Indalo -propiedad de Cristóbal López- entró en la cuenta regresiva para perder definitivamente el Banco Finansur.

El Banco Central informó que ya no puede prorrogarle la suspensión para operar y que la fecha límite es el 8 de marzo. Allí, se comenzará con el proceso de liquidación de la entidad financiera: algunos activos pasarían al Banco Galicia y de los pasivos (depositantes, acreedores hipotecarios y empleados) se tomaría a un porcentaje y se indemnizaría al restante.

La nueva administración del Grupo Indalo (ahora Grupo Ceibo) enfrenta una vez más otro frente de conflicto. El Banco Finansur está próximo a ser liquidado y para evitar esta situación, OP Investments había realizado una oferta de venta que fue rechazada por el Banco Central. A fines del año pasado el Central informó que suspendía las operaciones de Finansur por no dar cumplimiento al plan de capitalización comprometido.

El viernes, la AFIP, después de un pedido del Banco Central, presentó un escrito ante el juez Julián Ercolini, quien ordenó una inhibición general de bienes en la causa donde procesó a López y Fabián De Sousa por defraudación al Estado, tras la deuda generada con el fisco por 8.000 millones de pesos. Para realizar la liquidación del banco es necesario una suspensión parcial de dicha medida cautelar.

En el escrito al que accedió Clarín, el organismo que dirige Alberto Abad planteó que no encuentra motivos para oponerse a la liquidación del banco de Cristóbal López, pero plantea que las alternativas conllevan “a un inevitable desbaratamiento de la garantía contenida en la inhibición general de bienes respecto del banco y teniendo en cuenta el carácter preventivo de dicha inhibición respecto de la AFIP”.

Asimismo, la AFIP especificó que el procedimiento que busca realizar el Central “no es una venta sino una reestructuración en defensa de los depositantes, con carácter previo a la revocación de la autorización para funcionar del Banco Finansur S.A”.

El Banco Central expuso dos alternativas frente a la situación del Finansur. La primera señala que el Banco Finansur S.A. no presentó ninguna alternativa viable en el marco de la Ley de Entidades Financieras, que contempla, entre otras medidas, la posibilidad de que la entidad resuelva un aumento de capital y realizar o encomendar la venta del capital. Esto no ocurrió.

Por ello, en segunda instancia se sugirió que bajo la creación de un fideicomiso y después de la oferta de otra entidad financiera, ésta asumiría la obligación de pago de la totalidad de los pasivos privilegiados y la contratación de 73 trabajadores (de los 130 que tiene Finansur), previa indemnización de la totalidad de la dotación de personal de banco Finansur S.A., con un aporte de SEDESA (Seguros de Depósitos) de $ 150 millones. SEDESA es una sociedad anónima creada en 1995 con el objeto de administrar el Fondo de Garantía de los Depósitos.

Consultados por Clarín, desde OP Investiments señalaron que “durante estos meses se hicieron todos los esfuerzos para colocar las acciones. Presentamos la propuesta de Fiorito que el Banco Central primero había recomendado como potable y luego lo rechazó”.

El grupo Fiorito está conformado por los ex dueños del Banco Quilmes, quienes estaban interesados en la compra del banco, así como un grupo chino, y se habló del economista Martín Redrado como un posible gerenciador de la entidad.

Además, desde OP Investments sostuvieron que las noticias sobre el Grupo Indalo, la caída del concurso preventivo de Oil Combustibles que después se reabrió, como la prisión preventiva de los ex accionistas “alejaron a quienes conservaban algún interés”, sumado a que la UIF había iniciado “sumarios contra el banco y que podía llegar a exigir multas por 1.200 millones de pesos hizo que ya nadie se interese”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here