Inicio Destacadas 1 Como es costumbre en la UOCRA, donde huelen subsidios agrandan los padrones

Como es costumbre en la UOCRA, donde huelen subsidios agrandan los padrones

134
0
Compartir
CPC: teléfono para Dietrich, Iguacel, Costa, Prades y Cía – Foto: OPI Santa Cruz/Daniel Huerta

– 11:40 – No es nuevo en Santa Cruz. Ya sucedió con el gremio petrolero cuando en el 2005 las petroleras aportaban para subsidiar a los desocupados y el entonces Secretario General del sindicato mantenía extensos padrones de gente que estaba agregada a la lista pero o no cobraba o había entrado a trabajar en alguna empresa, pero no habían bajado de la nómina. Ergo, el sindicato se quedaba con millonaria suma, hasta que las petroleras se dieron cuenta y les cortaron los víveres.

Sucedió también con el invento de Alicia Kirchner, desde que era funcionaria en Desarrollo Social de Santa Cruz: armaban “cooperativas” de desocupados en zona norte por donde cobraban subsidios, manejados en general por los intendentes Cotillo, Córdoba y Cia. Aunque los beneficiarios se redujeran mes a mes, ellos seguían manteniendo la misma cantidad de subsidiados en la lista e inclusive la agrandaban.

En la UOCRA es una constante el subsidio “por veda”, es decir, la época del año en que el trabajo disminuye, pero siempre ha sido una excusa para recibir de manos del gobierno provincial, una importante suma de dinero mensual, que paga favores del hermanamiento carnal que tiene la dirigencia de la construcción con el kirchnerismo.

Cuando Austral Construcciones SA quebró y Lázaro Baéz dejó a todos en la calle, el gobierno provincial pretendió, por acuerdo con la UOCRA local, que el gobierno nacional se hiciera cargo de un subsidio para sostener a quienes se quedaron sin trabajo, por la caída del delincuente que oficiaba de patrón y era un simple lavador de plata del poder.

Como esto no fue posible y ante el acuerdo del sindicato local y la gobernadora, ésta (con el dinero de los contribuyentes) decidió asignarles una suma mensual de fondos para repartir sobre una nómina de desocupados. Quejas de los propios trabajadores a quienes les han dejado de pagar, afirman que sus nombres siguen “vivos” en la nomina la cual, alegremente, la gobernadora y el vicegobernador, les abona a la UOCRA para que pague un subsidio por desocupación de $ 5.000,00 a cada uno, habiendo publicado OPI, subsidios por más de 2.7 millones de pesos con ese destino.

Ahora CPC

Desde que CPC abandonó las obras de la autovía Caleta-Comodoro, la UOCRA comenzó a reclamar el pago de sus haberes. El personal de obra inició cortes de rutas y manifestaciones y entonces, el Presidente de Vialidad, Javier Iguacel, no encontró mejor remedio que traspasarle al Estado nacional (todos nosotros) la carga que implica sostener a los desocupados y pagarles todo lo atrasado de sus sueldos y aguinaldos que Cristóbal López les robó. Es decir, volvemos a pagar otra vez las obras y las ruta siguen como cuando las dejó abandonadas Báez.

Pero como a la clase política no les interesa cuidar el dinero de la gente, por ese concepto establecido de que los “público” no es de nadie… el jueves se reunieron con el Presidente de Vialidad Javier Iguacel, la senadora Belén Tapia y el Concejal Rubén Martínez de Caleta Olivia, para formalizar el pago de los salarios y quincenas adeudadas con López, a los trabajadores de CPC, pero con cargo al Estado nacional.

Ayer la senadora Tapia por un medio de Caleta Olivia, reconoció que sobre un total de la lista de trabajadores de CPC, que se habían logrado relevar, cuando la UOCRA se enteró de “la buena disposición” del funcionario de Vialidad nacional, llegó con un listado con un agregado de 100 trabajadores más.

Es de suponer que si “la buena disposición” de Iguacel, Tapia y Martínez sigue de manera tan condescendiente y dadivosa, en unos días más esa lista abarcará a cientos e inclusive miles, total… para la UOCRA el dinero del Estado les corresponde, al menos así es la costumbre que el kirchnerismo les imprimió en Santa Cruz y hoy, los culposos de Cambiemos que andan con la cola entre las piernas por no reconocer abiertamente el error de haberle dado las obras a una empresa de un delincuente confeso, pretenden callar a los que sus malas decisiones dejaron sin trabajo, con dinero que es de todos nosotros, los contribuyentes y pretenden disponer de los mismos en beneficios de estos sectores que extorsionan, amenazan y consiguen del sector político todo lo que quieren, porque les temen y los necesitan. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here