Inicio Política Un juez avanza contra la “matriz de corrupción” y une dos causas...

Un juez avanza contra la “matriz de corrupción” y une dos causas contra Cristóbal López, Néstor y Cristina Kirchner

126
0
Compartir


11:00 El juez Rodríguez investiga toda la operatoria entre la firma del empresario y la inmobiliaria de Cristina.

El juez federal Luis Rodríguez allanó diversos domicilios en Chubut, entre ellos el de un juzgado de instrucción, y allí entendió que la causa donde se investiga un presunto fraude en Alcalis de la Patagonia, empresa de Cristóbal López, es parte de una “matriz de corrupción” más grande y por eso, la vinculó con la causa de Los Sauces SA”, inmobiliaria de Cristina Kirchner investigada por lavado de dinero.

Así, el magistrado dictó una resolución -a la que accedió Clarín- que ambas maniobras delictivas se encuentran relacionadas.

La “matriz de corrupción” que inició con una “asociación ilícita de Néstor y Cristina Kirchner”, y derivó en diferentes expedientes donde es investigado Lázaro Báez, por recibir de forma “irregular contratos viales”, y ser partícipe del circuito posterior de “pago de retornos con la actividad hotelera” para “enriquecer el patrimonio de los ex Presidentes”, comienza a sumar otra pieza clave: Cristóbal López.

La Justicia ya no ve como un hecho aislado la causa por defraudación al Estado que lo condujo a la cárcel al dueño del Grupo Indalo, de otros expedientes donde es investigado el empresario K y aún más, que todas esas maniobras que involucran cifras millonarias de dinero, no son ajenas a una “causa madre” que inició con un “plan criminal ideado por Néstor y Cristina Kirchner”, para “hacerse de fondos del Estado” y favorecer a “empresarios amigos”.

En este contexto, el juez Rodríguez que realizó una serie de allanamientos en Chubut la semana pasada, investiga un presunto fraude vinculado a Alcalis de la Patagonia, empresa de López. En qué consistió la maniobra: Néstor Kirchner firmó un decreto que otorgó “beneficios y diferimientos fiscales” generando un perjuicio millonario al Estado.

Así, la empresa licuó una deuda de 250 millones de pesos y después realizó un llamativo cambio accionario que devino en una modificación de su domicilio: de Capital Federal, De Sousa la llevó a Comodoro Rivadavia para iniciar allí un acuerdo preventivo con acreedores.

Según la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) que fue la denunciante, el juez Gustavo Toquier de dicha localidad, “respondería a la elección previa o intereses de la empresa”, que ya había sido beneficiada impositivamente por el gobierno kirchnerista.

Este juez después falló en contra del Estado nacional, obligándolo a cobrarse la deuda en acciones de la empresa y a pagar los honorarios del abogado de la empresa que exigía del Gobierno dicho pago. Así, además de “licuar” una deuda millonaria, hubo que pagar $ 135 millones de honorarios.

La maniobra no quedó allí. El juez Rodríguez fue más allá y sostuvo que toda la operatoria que rodeó a Alcalis de la Patagonia, se encuentra vinculada con Los Sauces SA, inmobiliaria de Cristina Kirchner.

“La maniobra de Alcalis es el génesis de la matriz de corrupción que se implementó durante esos años”, analizaron fuentes judiciales consultadas por Clarín.

Ahora, si el juez Julián Ercolini que lleva la causa Los Sauces lo acepta, el fraude investigado alrededor de Alcalis, se convertiría en parte del expediente donde Cristina Kirchner, Cristóbal López y Sanfelice -entre otros- están procesados por asociación ilícita y lavado de dinero.

Un dato no menor: Alcalis de la Patagonia cuatro años después de los beneficios otorgados por los Kirchner, se convirtió en inquilina de Los Sauces SA con un alquiler mensual de 7.500 dólares.

Entre otros vínculos, esta empresa de Cristóbal López tiene un empleado clave: Osvaldo Sanfelice, socio de la ex Presidenta y responsable de administrar propiedades de la inmobiliaria por años.

López y Sanfelice constituyen un entramado de transferencias millonarias que fueron investigadas por la Unidad de Información Financiera (UIF).

Algunos ejemplos: con Agosto SA (alquiler de transporte) de Sanfelice se facturó a la petrolera Oil M&S $ 643.115 por el alquiler de camiones. Esta misma empresa, facturó $ 196.504 a Alcalis de la Patagonia por el alquiler de perforadoras.

Con Negocios Patagónicos SA (que vendió a Los Sauces SA la casa que utiliza Cristina en Río Gallegos), Sanfelice facturó a nombre de la constructora CPC SA $16.879 por el alquiler de un inmueble en Rivadavia 1545.

Hubo más. Con Idea SA, firma de Sanfelice que administra tres hoteles de Cristina: Alto Calafate, Las Dunas y La Aldea de El Chaltén, se facturó a Casinos Club SA $ 138.412 en concepto de anticipo, a través del Alto Calafate con fecha del 6 de septiembre de 2013. (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here