Inicio Destacadas 1 JUAN MANUEL CAMPILLO, EL HOMBRE DE LA BOLSA

JUAN MANUEL CAMPILLO, EL HOMBRE DE LA BOLSA

271
0
Compartir
JUAN MANUEL CAMPILLO, EL HOMBRE DE LA BOLSA – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

14:30Juan Manuel Campillo fue “el hombre gris” que Néstor Kirchner tenía a su disposición desde que llegó de Arequito a Santa Cruz en los ´90. Dicen quienes lo conocen al Contador Público Nacional que nunca le conocieron esposa, pero tenía una gran amistad con Eliana Nieto, hay quienes los ligan sentimentalmente, una ex Secretaria del entonces Secretario General del gremio ATSA (Asociación Trabajadores de la Salud), Patricio Moreno antecesor de la actual dirigente del sindicato, Maruja Contreras.

Campillo fue una pieza funcional de todo el armado financiero K desde que ingresó al FPV y se integró aproximadamente en el año 1994, al programa diagramado por Néstor desde el año 1991, momento desde el cual los distintos hombres que rodearon al ex gobernador, fueron ocupando puestos calves. Uno de ellos fue el contador Campillo, un operador real en la economía provincial de aquellos años, que, contrariamente a lo que indican medios nacionales “nunca fue Ministro de Economía de Néstor kirchner”, pero siempre tuvo un papel ascendente en el poder al punto de ser Secretario de Hacienda de la provincia, Ministro de Economía de Daniel Peralta y Vocal suplente en el Banco Santa Cruz, mientras se desempeñaba como Vocal por el Ejecutivo en el Directorio del mismo banco (hoy en el cargo Carlos Zanini) el agente financiero de afiliaciones del FPV, Raúl Copetti.

Desde 1991, Lázaro Báez se constituyó en el hombre de confianza de NK. Su ascendencia dentro del Banco Santa Cruz, tuvo, a partir de la mitad de esa década, a otro actor indivisible: Juan Manuel Campillo, de hecho, fue el “primer valijero” de Néstor, quien cruzaba la calle con un maletín repleto de dólares que diariamente, le enviaba el ex cajero de la institución, al quien desde ese momento le pusimos “El hombre de la bolsa”.

Tal fue el ascenso en la confianza y relación financiera de Campillo con Néstor, que el Contador fue el artífice de la ruta de los Fondos de Santa Cruz y es el que más sabe, respecto de todo este encaminamiento. Hoy vamos a realizar una reseña de la informacion más relevante que OPI publicó sobre Campillo, años anteriores, cuando se desempeñaba en el área de Hacienda y Economía de Santa Cruz.

El 2 de enero de 2002, el escribano Leandro Albornoz, dio fe en un documento donde la empresa Gotti Hnos SACCFIA cedió la cobranza de los certificados de Obras y otras acreencias a la empresa Invernes SA. El Contador Campillo puso la firma al pie de ese documento como Contador de Gotti y Secretario de Finanzas de la provincia de Santa Cruz.

El 24 de mayo de 2002 el Contador Juan Manuel Campillo, el hombre fuerte de Ministerio de Economía en ese momento en que la provincia de Santa Cruz estaba sindo dejada en manos de otros gobernadores por la ascendencia a NK a la presidencia, le entregó en manos a Carlos Alberto Algorry de Gotti Hnos dos pagos en la moneda que se usaba en aquel momento para efectivizar los compromisos del Estado que era el Bocon.

Campillo le abonó a Algorry dos certificaciones de obras: una por 262 mil 492 pesos y 428 mil 930 pesos la otra. Casi 700 mil pesos que fueron transportados en una hermosa valija desde el Banco Provincia de Santa Cruz en una maniobra completamente irregular según se pudo comprobar al tenor de la documentación que hicimos pública en ese momento.

JUAN MANUEL CAMPILLO, EL HOMBRE DE LA BOLSA – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

Esta maniobra era una verdadero bay pass financiero, para eludir el embargo de las cuentas de la constructora, aún cuando cuatro días antes GOTTI S.A. había transferido todas sus acreencias INVERNES S.A. Algorry recibió ese maletín con dinero que tiempo después nos enteramos que fue a parar a la Subsecretaría de Trabajo donde se utilizó para hacer frente al pago de las quincenas atrasadas de los trabajadores de la empresa GOTTI que por esos días reclamaban cobrar.

Tiempo después Algorry tuvo su empresa propia, Patagonia SA, relacionada con Diagonal Sur Comunicaciones SA, de Lázaro Báez.

Cuando Juan Bontempo se desempeñaba como Ministro de Economía de la provincia, Campillo, desde las sombras, era el verdadero cerebro y ejecutor de la obra pública que manejaba vía Ministerio de Planificación vía Vialidad provincial y de aquellas licitaciones se recuerda el pago de 1 millón de pesos por cada cien metros de pavimentación.

El 6 de marzo de 2008, en pleno gobierno de Daniel Peralta renuncia el Ctdor Rolando Aramini como Ministro de Economía y asume Juan M Campillo, su Secretario de Hacienda. “Juan Manuel Campillo maneja las finanzas de la provincia hace 12 años”, nos confiaba una fuente en aquella nota “con lo cual no cambiará en nada la situación político-económica de la administración de Peralta”, señalaban.

Peralta dijo entonces: “Lo va a reemplazar (a Aramini) Juan Manuel Campillo, que es un hombre que conoce mucho de esto, que hace muchos años que está trabajando en Economía y conoce la mecánica, el ritmo de trabajo y la comunicación fluida y permanente con las distintas áreas del gobierno nacional”.

Cuando aún era Ministro de Economía Rolando Aramini y Secretario de hacienda Juan Manuel Campillo, el gobierno de Daniel Peralta le pidió a la empresa Fomicruz la suma de $ 36.500.000 (treinta y seis millones quinientos mil pesos), monto que la provincia se comprometió a devolver “de acuerdo a las disponibilidades financiera del ejercicio” aclarando que dicho monto se efectivizaría en calidad de préstamo, siempre y cuando no altere el balance de la empresa minera (¿?).

Tal como lo muestra el Decreto 112 del 28 de enero de 2008, publicado por OPI en ese momento, la provincia le pidió auxilio económico a la empresa minera Fomicruz, en la cual el Estado provincial tiene participación porque de acuerdo a los fundamentos del instrumento legal “…la provincia debe hacer frente al pago de haberes con asignaciones familiares y a “desequilibrios circunstanciales”,

La realidad de ese momento indicaba que Peralta, necesitado de fondos para dar cumplimiento al pago de asignaciones familiares, había “tocado” a través de Aramini, el flujo de fondos que enviaba Nación para la obra pública, motivo por el cual se comenzaron a retrasar los pagos a Lázaro Báez, ergo, a la cartera del propio Kirchner.

La realidad es que Néstor Kirchner había decidido poner al frente de las finanzas de la provincia a su hombre de confianza, porque no le gustaba cómo Peralta disponía de los fondos, lo cual dio lugar a fuertes discusiones entre el entonces Presidente y el gobernador. Ya había empezando el chisporroteo con el gobernador Peralta, lo que luego de la muerte de NK se aceleraría a niveles extremos.

A los tres meses de asumir Economía en la gobernación de Peralta, en OPI publicamos infidencias del recambio y la fuerte incidencia de Campillo en el gobierno y las finanzas de la provincia. “Firmá aquí”, se comentaba  en los intrincados pasillos de Economía que le decía Juan Manuel al desabrido Bontempo, y éste firmaba. “Ahí te mando el expediente, firmalo y que se haga la resolución”, le solía ordenar Campillo a un Ministro desconocedor nato de las cuestiones contables y financieras, irremediable contribuyente de los principales problemas que se desataron en Santa Cruz tanto en lo social como en lo político, escribíamos en OPI por entonces.

Anteriormente, durante el gobierno de Acevedo, señalan las fuentes que el Contador Villanueva (Ministro de Economía del entonces gobernador) colisionaba permanentemente con las directivas de campillo y fue así como terminó su gestión y también la del nunca olvidado ex gobernador quien nunca dijo por qué y cómo se desvinculó del poder. Juan Manuel Campillo se ganó el mote de “el minsitro invisible”, porque estaba detrás de todas y cada una de las decisiones financieras de la provincia, independientemente de quien estuviera como gobernador (Acevedo, Sancho, Icazuriaga o Peralta).

Las veces en que la crisis social puso en discusión la gobernabilidad, lo primero que saltó fue el Ministro de Economía, pero su segunda línea seguía siendo siempre Campillo. De esta manera las caras cambiaban pero la política en materia económica no se modificaba”, resaltábamos en aquel momento.

El 26 de marzo de 2008 dimos a conocer un comunicado del gobierno de Santa Cruz donde consignó que para la operatoria de traspaso de activos financieros, Peralta y el ministro de Economía, Juan Manuel Campillo, debieron rubricar el decreto 483/08 mediante el cual rescindieron el contrato de administración por fideicomiso con el banco Provincia de Santa Cruz.

El mismo instrumento legal, avalado por el comité ejecutivo de esa entidad bancaria, “habilita el traspaso y la liquidación definitiva en pesos o en dólares, según corresponda, a una cuenta en el Banco de la Nación Argentina”. Se trataba de los activos financieros de la provincia depositados en el exterior por el ex presidente Néstor Kirchner y que el gobernador Daniel Peralta había adelantado que serían administrados a partir de esa semana por el Banco de la Nación Argentina.

El 28 de abril del 2008 dimos a conocer como Manuel Campillo apretaba a los municipios alentando la necesidad de que mismos “comenzaran a recaudar para atender sus gastos”, ante la imposibilidad de seguirlo haciendo desde el Estado provincial, aduciendo que el 95% del presupuesto se diluye en salarios.

El 20 de mayo de 2008 denunciamos que Juan Manuel Campillo, en el año 2002 había recibido una casa del IDUV (Instituto Provincial de la Vivienda)

Con la Resolución del IDUV Nº 0701 de fecha 05 de Septiembre de 2002 en medio de una crisis habitacional en la provincia, tal como consta en el Boletín Oficial de entonces, Campillo con DNI 20.141.674, se hizo adjudicatario de una moderna casa de tres dormitorios del “PLAN 40 DEPARTAMENTOS PARA DOCENTES EN RÍO GALLEGOS”. Por resolución Nº 1726 RIO GALLEGOS, 17 de Abril de 2008 ratificó la suscripción de la Escritura Traslativa de Dominio al afortunado Juan Manuel.

11jun 2008, Campillo estuvo envuelto en un escándalo con la actividad pesquera de la provincia y 120 trabajadores del sector criticaron a través de sus representantes gremiales al hombre fuerte de Economía al señalar “Campillo dijo que para renovar los permisos de pesca se iban a presentar proyectos productivos y se iba a tomar personal, pero de la lista de operarios desocupados que hemos entregado a la provincia el primero de marzo todavía no se ha tomado ninguno, entonces antes de hacer declaraciones para la tribuna hay que decir la verdad, por lo menos por respeto hacia esa gente que ha quedado desocupada, y la verdad es que tenemos gente desocupada y un conflicto social muy grande en puerta”, remarcó.

El 10 de marzo de 2009, luego de haber publicado en OPI la forma en que habían sido direccionados fondos del exterior de Santa Cruz, el Ministro Juan Manuel Campillo reconoció que se sacaron algunos pesos pero, como si fuera una alcancía, después le tiraron algunas monedas adentro y otra vez quedaron mas o menos los 500 millones que (al menos) debiera haber. Entre otras cosas presentó el presupuesto provincial de 5.600 millones y debió interrumpir la exposición en Power Point porque se le cortó la luz.

El Lic Juan Manuel Campillo dijo “información que se distribuyó por allí” (ergo: OPI) reconoció que en realidad los fondos disminuyeron por extracciones, aunque aclaró que no era la proporción en que nosotros lo dimos a conocer, pero confirmó transferencias hacia esa cuenta con lo cual esos 500 millones siguen estando en su totalidad.

Nuestro informe de aquel momento, se basó exclusivamente en material documental procedente del Tribunal de Cuentas de la Provincia y no fueron cifras inventadas ni tomadas al azar. Nadie explicó muy bien cómo a las irregularidades objetadas por el cuerpo auditor, el Ministro las puede minimizar y a su vez explicar que los Fondos en el exterior funcionan como una alcancía, cuando están quedando vacíos, se les reponen los fondos gastados.

El 11 junio 2009 Campillo impulsó la toma de un endeudamiento y desde el Ejecutivo elaboraron un Proyecto para la Legislatura para constituir un Fideicomiso Financiero con Oferta Pública por la suma de 1.834 millones de pesos teniendo como garantías las regalías petroleras y gasíferas.

JUAN MANUEL CAMPILLO, EL HOMBRE DE LA BOLSA – Foto: Perfil

El 10 agosto 2009 el Contador Juan Manuel Campillo presentó su renuncia ante el Gobernador Daniel Peralta, tal como días antes lo habíamos anunciado. Su lugar en el Ministerio lo ocupó el Ctdor Diego Robles. El 02 de octubre del 2009, Juan Manuel Campillo fue nombrado por NK en la ONCAA y un mes más tarde desde ese organismos desaparecieron expedientes que comprometían a Ricardo Echegaray y 11 funcionarios de la oficina de control, a quienes el fiscal Carlos Cearras había denunciado por irregularidades en el pago de compensaciones a los feed lots cometidas entre 2008 y 2009 que van desde el pago a empresas inexistentes hasta la creación de un circuito informal para “acelerar” el desembolso de los millonarios subsidios.

Todo lo demás es historia conocida. Juan Manuel Campillo, siempre de perfil bajo, luego de la muerte de Néstor Kirchner pasó al anonimato total. Solo reapareció fugazmente tras su casamiento con Di Doménico, pero su actividad financiera, señalan desde el entorno político, prosiguió sin prisa pero sin pausa. Desde la política provincial se estima que Campillo fue el “hombre en las sombras” encargado del armado financiero y cuentas que se han mantenido al margen de las investigaciones judiciales sobre la ruta del dinero K.

Se supone, que el contador tendría una ingeniería paralela, que sin conexidad (aparente) con el armado local, pero ahora todo se complica a partir de la muerte de su pareja y las sospechas de que cuentas y empresas donde figuraba Di Doménico, estarían manejadas por Campillo y tendrían actividad ilícita. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here