Inicio Análisis y Opinión La única manera que la Patria esté en peligro, es si el...

La única manera que la Patria esté en peligro, es si el puñado que se manifestó el viernes, vuelve al poder

262
0
Compartir


10:45 – (Por Rubén Lasagno) – Los kirchneristas marcharon el viernes al obelisco convocados bajo el lema “La Patria está en peligro”, algo que no suena extremo en boca de quienes encuentran en la exageración y el ataque temprano, la mejor defensa para sacudirse las miles de causas por corrupción que pesan sobre la cabeza de muchos organizadores del encuentro y también de los asistentes.

Si todo lo que puede mostrar el kirchnerismo es lo que se vio allí, está claro cuál es el destino de esa facción política: desaparecer, excepto que parte de ella la rescate el Peronismo “renovado”. No tiene futuro un movimiento el cual no concentra más de 20 o 30 mil persona en un acto donde para darle fuerza y entidad, hicieron sus aportes artistas, gremios filo-K y otros sumados a las huestes de Cristina como Camioneros y ATE nacional a través de Hugo Godoy quien fue a dar la cara para dejar bien claro de qué lado está el sindicato que supo ver en el kirchnerismo (al igual que Moyano) lo peor de la política.

Cualquier excusa es buena para juntarse los socios del club de helicóptero; es como aquellos amigos quienes ya casados y con hijos extrañan las salidas de solteros y buscan cualquier pretexto para el asado del viernes. Ahora encontraron en el Fondo Monetario Internacional (antes Maldonado, Jones Huala, el Congreso, etc) una “causa patriótica” y lo asociaron al 25 de mayo, fecha vilipendiada por el kirchnerismo en sus años de gobierno, pero que ninguno de los allí presentes tuvo necesidad ni intención de recordar.

Si la Patria no estuvo en peligro con ellos, no creo que lo esté por haber ido a pedirle plata al FMI, del cual por otra parte Argentina nunca salió; siempre fuimos deudores del organismo internacional y somos parte de los más de 120 países que la conforman, a pesar de aquella pantomima de Néstor Kirchner cuando “echó al FMI”, pero en realidad cerró la economía para poder hacer sus negocios sucios sin que nadie metiera la nariz en los números del país que comenzó a ser saqueado ni cuestionara su relación con los socios que ninguno en el mundo quería: los narco-estados de Castro y Chávez.

Si la Patria no estuvo en peligro cuando el gobierno nacional encubrió un magnicidio, con el asesinato de un Fiscal de la Nación y la complicidad expresa de la cúpula política, policial, judicial y de poder Ejecutivo de la nación ¿Cómo estarlo ahora?. Si tampoco estuvo en peligro cuando el gobierno del momento se robó más de 10 mil millones de dólares en la década infame de la corrupción ¿Cómo podríamos estar ahora a las puertas de un infierno?. Si no peligró cuando la propia presidenta firmó un memorándum para encubrir a un Estado terrorista por las acciones cometidas en nuestro país en contra de cientos de argentinos masacrados ¿Cómo estarlo por volver al FMI?; Si los bolsos de López, las valijas enterradas de Lázaro, los chorros en la Rosadita contando fajos de dinero nuestro, el fraude con las “Abuelas” y la desaparición de 700 millones en manos de Bonafini y Shocklender, Jaime, sus barcos y sus muchachos, si el asesinato de 52 personas en Once por corrupción política y empresaria, la transa del dólar a futuro, el desfalco y robo por más de 26 mil millones de pesos en YCRT, a través de Julio de Vido, la empresa carbonífera y la UTN, el afano consumado en la construcción de la mega usina de Turbio que la inauguró Cristina sin funcionar, si los hoteles de Néstor y Cristina figuraron por años llenos de fantasmas que permitían facturar millones de pesos por mes y estaban vacíos, si Lázaro Baéz llegó a comprar más de 50 estancias, acaparó la obra pública de la provincia y el país y manipuló millones de dólares sacándolos afuera, enriqueciendo a sus hijos a sus nietos y a sus amigos con la guita nuestra; si se destruyeron las alertas tempranas en las fronteras para permitir que la Argentina fuera camino a transformarse en un narco-estado, si nos sacaron del mundo y nos dejaron como mejores amigos a Venezuela y Cuba, si regalaron nuestra energía y se robaron barcos enteros de gas sobrefacturado, si funcionaron por años usinas de facturación truchas, si el titular de la AFIP era cómplice de un empresario del juego llamado Cristóbal López y le permitió robarse 10 mil millones de pesos de las retenciones del IPC; si Néstor y Cristina llegaron con 6 millones de pesos a la presidencia en el 2003 y la dama se retiró con un capital declarado de 120 millones de pesos (sin que le cierre el “blanco”); si los hijos de los dos presidentes nunca laburaron y tienen un capital (embargado) de más de 30 millones de pesos cada uno; si la norteña patotera y delincuente de Milagros Sala robaba la plata en bolsos, simulaba que hacía beneficencia y vivía la vida loca junto a sus hijos, a costa de los argentinos; si se robaron millones del INCAA, el “Plan Kunita” y los inundados; si todo esto pasó, solo por contabilizar pocos ejemplos aislados de los 12 años de vandalismo institucionalizado por el kirchnerismo y la Patria no estuvo en Peligro ¿Cómo creerle a los autores del anterior desquicio, que la Patria puede estar en peligro por volver al FMI?.

Tal vez esté en peligro la economía y todos nosotros porque los ajustes brutales que exige el Fondo, es una consecuencia lógica de los desmadres que toleramos durante décadas y nos obliga a ir de rodillas a tomar plata prestada para sostener el elefante blanco que constituyeron a la Argentina los políticos incapaces, prebendarios, subsidiadores seriales, estafadores, estatizadores universales, ineptos e inútiles administradores de la cosa pública. Probablemente estemos en peligro de perder beneficios, de vivir endeudados y tener que soportar ajustes que ya conocemos, pero de ninguna manera estamos por perder la Patria.

Con todo lo ocurrido en el país en los últimos años hemos perdido sí, prestigio, voluntad de lucha, mucho dinero, potencialidad económica y productiva y acumulamos una postergación social/económica/política que nos trascenderá a nosotros y a nuestros hijos, seguramente; pero si con todos ellos la Patria no estuvo en Peligro, difícilmente lo esté ahora cuando el actual gobierno, incapaz de generar ideas y montado en la soberbia de empresario exitoso que arrastra, sin ver que gobernar no es una empresa como tampoco es un coto de caza, tal como el kirchnerismo transformó a la Argentina, va a tenderle la mano al FMI, es en gran parte para sostener el gasto fenomenal que dejó la década ganada donde todo era metido dentro del Estado como una gran bolsa común.

Hoy, 8 millones de aportantes del sector productivo soportan la presión tributaria y financian la orgía de la década perdida, más el desquicio de Macri y sus funcionarios estrellas. Paradójicamente, los que el viernes de amontonaban en el Obelisco para “defender la Patria” y repudiar la vuelta al FMI, deben saber que gran parte de los 30 mil millones de dólares que podrían negociarse en el exterior, es para pagar la inmensa cantidad de Planes Sociales que dejó CFK y amplió Macri. Es decir que ni siquiera la lógica lo moviliza a pensar. Si no llega plata, los planes se caen. Es una increíble paradoja pensar que los que repudian la vuelta al FMI, dependen del FMI para sobrevivir.

Aún así, el club del helicóptero presumió que la Patria estaba en peligro y como parias se abrazaron y dieron aliento un 25 de mayo, soñando que algún día verán caer las barreras (y el gobierno) que los separan de las fortunas que les hizo perder el cambio del voto popular en el 2015, cuando la Patria, verdaderamente estuvo en peligro con los que hoy dicen defenderla en la calle. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here