Inicio Nacionales Macri buscó tentar a China y Rusia con nuevas inversiones en la...

Macri buscó tentar a China y Rusia con nuevas inversiones en la Argentina

168
0
Compartir

Mauricio Macri junto al presidente de China, Xi Jinping – Foto: Presidencia

10:00 En algo más de tres horas y a poco de arribar a esta ciudad, donde se realiza la cumbre de los Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), Mauricio Macri logró ayer anudar una serie de reuniones de alto calibre con los líderes de tres países que, combinados, gobiernan a 2800 millones de personas: el presidente de China, Xi Jinping; su par ruso, Vladimir Putin, y el primer ministro de la India, Ravendra Modi. Más allá de los vericuetos de la relación con cada uno, el Presidente ejerció un mismo oficio: buscó captar el interés de sus pares en áreas específicas para inversiones.

A la vez, el Presidente enumeró los productos y servicios que la Argentina puede hacer llegar a esos inmensos mercados.

Al país le faltan dólares, generarlos y atraerlos, y Macri lo dejó en claro ayer en Sudáfrica. Según fuentes que participaron en las reuniones, esa inquietud fue central durante el encuentro con Xi.

“Macri le presentó a Xi el balance de la relación bilateral y los esfuerzos por equilibrar la balanza comercial. Le explicó que si dos países son parte de una asociación estratégica, se debe velar por la salud de los socios”, señalaron las fuentes, para insistir: “Esa es la preocupación esencial del Presidente”. Sucede que en 2017, la Argentina exportó productos a China por US$4325 millones, al mismo tiempo que importó por US$12.314 millones, lo que generó una sangría de US$7989 millones para el país.

En ese sentido, Macri apuntó a la apertura de China para las exportaciones de carnes y cerezas, como ya sucedió con frutillas y arándanos, y se extendió sobre el intercambio turístico: señaló las tres empresas aerocomerciales chinas que podrían articular rutas con Aerolíneas Argentinas para multiplicar la creciente llegada de turistas asiáticos.

Más preciso fue sobre las posibilidades de inversión: enumeró las oportunidades que existen para que China complemente tareas en la fábrica de aviones Fadea, el astillero Tandanor y Vaca Muerta .

Tuvo que ser más creativo al hablar del sector nuclear: por el ajuste, Macri quiere posponer un par de años las obras en Atucha III, que involucran un reactor canadiense, pero financiamiento chino. Xi quiere que el reactor que compre la Argentina sea chino. Macri le pidió explorar otras opciones.

Atucha III no es el único foco de tensión en la relación con China, que también apadrina las represas Cepernic y Kirchner, en Santa Cruz, otra obra que el Gobierno frenará por el ajuste y las obligaciones asumidas con el FMI . Como gesto, Macri agradeció a Xi por sus gestiones para conseguir el auxilio de Christine Lagarde .

El encuentro con Xi, central en la agenda de ayer, peligró por la demora en la reunión bilateral previa: fiel a su costumbre, Putin tardó 45 minutos en recibir a Macri, que esperaba su llamado junto a su mujer, Juliana Awada, y su hija Antonia en el Hotel Hilton. Salió disparado al Four Seasons para ver al ruso y de ahí corrió al Hotel Michelangelo, para encontrarse con el chino.

Salvo porque esta vez logró un entretenido intercambio futbolístico con Putin, Macri volvió a desempeñar el mismo oficio de representante comercial y financiero ante el presidente ruso: hablaron de inversiones y, en particular, del interés de Rusia por participar en la línea ferroviaria que transportará el producido de Vaca Muerta hacia el puerto.

Como prueba de que cada dólar cuenta, Macri puso sobre la mesa la inversión de US$3 millones de la empresa rusa TMH, que permitió la reactivación del taller La Mechita, en Bragado. Y pidió que las firmas rusas sigan compitiendo en los planes de Participación Público Privada (PPP). La Argentina le vendió productos a Rusia en 2017 por US$510 millones. Básicamente, frutas, vísceras y mariscos. Lo que planteó ayer Macri es abrir mercados para maquinaria agrícola, embriones y semen bovinos y huevos fértiles, según informó la Casa Rosada. “Rusia es actor clave en el mundo y un socio estratégico. Estamos avanzando mucho en diferentes campos”, celebró Macri. “Nuestras relaciones son exitosas, el intercambio nuestro crece y queremos ampliar esa cooperación”, devolvió Putin.

Los roles se repitieron ante el primer ministro de la India, Modi, con quien la Casa Rosada planifica una reunión bilateral en noviembre, en paralelo a la cumbre del G-20, y una visita de Macri a la India. El Presidente pidió que entre esas dos fechas se cierre la mayor cantidad de acuerdos con el gigante asiático. Esa lista incluye inversiones en Vaca Muerta y la posible construcción en Mumbai de una planta de producción de radioisótopos por parte de la estatal rionegrina Invap, que además podría ofrecer radares a la India. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here