Tras la eliminación de la tarifa mínima, Aerolíneas pelea el mercado low cost

0
493


10:00 Después de que ayer se publicara en el Boletín Oficial la normativa que suprime el piso mínimo de la banda tarifaria para vuelos de cabotaje a partir de hoy -14 días antes de lo previsto inicialmente-, Aerolíneas Argentinas anunció que por una semana reducirá alrededor de un 50% el costo de los pasajes por tramo que se compren de ida y vuelta con al menos 30 días de anticipación.

Por: María Julieta Rumi
Según fuentes de la empresa, la promoción para volar hacia todo el país rige desde hoy a la medianoche hasta el 8 de agosto, e incluirá las más de 60 rutas que cubre la aerolínea de bandera. La campaña se basa en un precio de $499 por tramo, pero lo cierto es que habrá tarifas por debajo o por encima de ese valor, según el destino.

Entre los destinos que quedarán en $499 están Buenos Aires-Córdoba (hoy la tarifa más baja es de $1225, con lo cual la rebaja será del 59%) y Bahía Blanca-Buenos Aires (actualmente cuesta $1264), mientras que hay otros debajo de ese precio como Buenos Aires-Paraná, a $399 (antes $854), con una baja del 53%; Córdoba-Mendoza, a $391 (antes $858); Buenos Aires-Mar del Plata, a $433 (antes $979), un 56% menos; Buenos Aires-Rosario, a $341 (antes $771), y Buenos Aires-Santa Fe, a $374 (antes $847).

En tanto, otros tramos verán reducido también su precio, aunque algo menos, como Buenos Aires-Iguazú, que quedará a $699 (antes costaba $1434), con una reducción del 51%; Buenos Aires-Ushuaia, a $1014 (antes $1956), un recorte del 48%, y Buenos Aires-Bariloche, a $929 (antes $1811), que implica una reducción del 48%.

Estas tarifas no incluyen la valija para despachar aunque sí el carry on de mano hasta 8 kilos, el catering en vuelos de más de 2 horas, el check in en mostrador y el acceso al entretenimiento a bordo. Si se quiere sumar una valija y se anticipa vía web, se cobrará $399 extras, y si se hace en el mostrador, $650.

Al respecto, el gerente de Distribución y Revenue Management de Aerolíneas, Alejandro Castignani, dijo que están dando inicio a “un nuevo paradigma en el mercado aerocomercial de cabotaje, con una propuesta muy atractiva y completa, que abarca a todo el país”.

En definitiva, lo que se busca es ampliar el espectro de pasajeros y llegar a aquellos que hoy no viajan en avión y se movilizan en ómnibus o automóvil, el objetivo primario de las aerolíneas low cost.

“Estas ofertas van a marcar un antes y un después, ya que muchas personas que no viajaban van a poder elegir hacerlo con un servicio de calidad”, sumó Constanza Correa, gerenta de Marketing y Producto.

Los pasajes se pueden comprar vía web o en todos los puntos de venta como agencias de viaje, y se pueden pagar hasta en 12 cuotas a través de más de 30 bancos, y los socios Aerolíneas Plus pueden canjear millas para acceder a estas ofertas o sumar millas más pesos.

En cuanto a las expectativas de facturación, la compañía apunta a duplicar o triplicar las ventas de la tarifa promocional contra igual semana del año pasado, y anticipan que si bien entre el 1° y el 8 de agosto las tarifas van a ser más agresivas, el precio mínimo va a fluctuar todo el tiempo. “Estas promociones se van a ir apagando y prendiendo, pero la política va a ser constante. La eliminación de la banda mínima nos permite jugar más con los precios”, agregaron. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí