Inicio Política Cuadernos de las coimas: Bonadio quiere allanar a Cristina Kirchner y prepara...

Cuadernos de las coimas: Bonadio quiere allanar a Cristina Kirchner y prepara su desafuero

407
0
Compartir


09:30 El juez considera que “comandaba” una asociación ilícita junto con su esposo; le pidió al Senado autorización para entrar en tres domicilios de ella y en su despacho oficial

Por: Paz Rodríguez Niell
El juez federal Claudio Bonadio acelera la investigación contra la expresidenta Cristina Kirchner en la causa de los cuadernos de las coimas : pidió autorización al Senado para allanar sus tres domicilios habituales y su despacho del Congreso, y prepara en paralelo un nuevo pedido de desafuero en su contra.

Fuentes judiciales informaron a LA NACION que el pedido para avanzar en los allanamientos fue firmado por el juez anteayer. Anoche fue recibido en la presidencia del Senado, confirmaron en el Congreso.

Bonadio quiere allanar el departamento de Cristina Kirchner de Uruguay y Juncal, en Recoleta; y sus dos casas de Santa Cruz: la de Río Gallegos, de la calle Mascariello, y la de El Calafate. El juez la considera presunta jefa de una asociación ilícita; una jefatura compartida, según él, con su marido, el expresidente fallecido Néstor Kirchner . Así se desprende del escrito de acusación que le leyeron ayer a los detenidos en la causa, confirmaron las fuentes.

Como Cristina Kirchner tiene fueros, Bonadio no puede allanarla sin autorización del Senado.

En el juzgado dan por hecho que si el Congreso accede a autorizar los operativos, la medida habrá perdido todo factor sorpresa y difícilmente los investigadores vayan a encontrar pruebas importantes para la causa.

Mientras espera la respuesta a esta solicitud, el juez prepara su segundo pedido de desafuero contra Cristina Kirchner. El primero, todavía en trámite, había sido en la causa por el presunto encubrimiento del atentado contra la AMIA.

Según fuentes judiciales, Bonadio va a hacer efectivo su pedido de desafuero después del 13 de agosto, la fecha prevista para la indagatoria de la expresidenta. Si ella no se presentara, sería para llevarla por la fuerza pública. Pero en el entorno de Cristina Kirchner afirmaron que va a asistir a la cita del juez, como lo hizo siempre. Eso le permitiría al juzgado seguir adelante con el proceso en su contra sin inconvenientes, incluso hasta elevar la causa a juicio.

¿Por qué pediría entonces Bonadio el desafuero? La respuesta es una: para procesarla con prisión preventiva. Después de la indagatoria, el juez tiene diez días para decidir si procesa o no al imputado. Bonadio ya imagina un escenario posdeclaración con la expresidenta procesada por él y con una detención sujeta a la decisión del Senado de desaforarla.

La expresidenta será la última de la ronda de 18 indagatorias que dispuso el juez después de revisar los ocho cuadernos de Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta, que escribió, por ejemplo, que en vida de Néstor Kirchner uno de los lugares de destino del dinero recaudado era el departamento de Barrio Norte que ocupa, todavía hoy, Cristina.

Fuentes judiciales relataron a LA NACION que en un primer momento Bonadio había considerado innecesario incorporar en este expediente un nuevo pedido de desafuero estando vigente el anterior. Por eso, el juzgado redactó incluso un oficio preguntándole al Senado por el estado del trámite de aquella solicitud, que todavía no obtuvo respuesta.

Pero aquel expediente del memorándum ya no está en poder de Bonadio. Fue elevado a juicio y está en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 8, que ya excarceló al exsecretario legal y técnico Carlos Zannini y al dirigente social Luis D’Elía. El tribunal los liberó con argumentos que son aplicables también a la expresidenta. Todo indica entonces que, en el hipotético caso de que fuera desaforada en respuesta al primer pedido del juez, rápidamente sería excarcelada por el tribunal.

Las chances de que el Senado acceda a desaforar a la expresidenta son pocas si se tienen en cuenta los antecedentes de esta Cámara. La postura histórica del peronismo en el Senado es que no se le puede quitar la inmunidad de arresto a ningún legislador mientras no exista sentencia firme. Es la llamada “doctrina Menem”, porque es el criterio que se aplicó hasta ahora con el expresidente y senador Carlos Menem, que está condenado, pero con una sentencia aún no firme.

El juzgado tiene más posibilidades de que lo autoricen a allanar a Cristina Kirchner. Eso no requiere desaforarla. Basta la “autorización de la respectiva Cámara”.

¿Qué mayoría es necesaria para esa autorización? El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, dijo que alcanza una mayoría simple y no son necesarios los dos tercios de los presentes que exige la Constitución para aprobar un desafuero. Es muy probable que en los próximos días esto sea materia de debate entre oficialistas y opositores. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here