Inicio Nacionales Nadie quiso declarar hasta no ver qué dicen los cuadernos

Nadie quiso declarar hasta no ver qué dicen los cuadernos

766
1
Compartir


10:00 Tanto los exfuncionarios como los empresarios tuvieron la misma estrategia: no accedieron a ser interrogados y sus abogados pidieron la excarcelación

Por: Hernán Cappiello
Los exfuncionarios y empresarios detenidos acusados de integrar una red de corrupción y pagos de sobornos por obras públicas en el kirchnerismo se negaron a declarar ayer, cuando fueron llevados esposados y protegidos con chalecos antibalas desde sus celdas del subsuelo de los tribunales hasta el despacho del juez Claudio Bonadio .

La estrategia fue la misma: no responder preguntas por el momento hasta tanto puedan ver el contenido de la causa, pero lo principal: los cuadernos Gloria que escribió Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta , mano derecha de Julio De Vido , con el itinerario que realizó para la recaudación de coimas durante más de cinco años.

La mayoría de ellos presentaron un pedido de excarcelación, que el juez Claudio Bonadio resolverá hoy. Los abogados de los empresarios confían en que el magistrado diferenciará entre los hombres de negocios y los funcionarios. Creen que éstos tenían más poder y los empresarios, menos posibilidad de negarse, por lo que confían en que los excarcelarán aun bajo una altísima caución. No les preocupa el monto de la fianza, tienen espaldas anchas para responder. El precio de la libertad se paga caro.

Los detenidos escucharon la acusación, en la que el juez considera a Cristina Kirchner jefa de una asociación ilícita, compartida con el fallecido Néstor Kirchner.

Javier Sánchez Caballero, de Iecsa; Jorge Neira, de Electroingeniería; Armando Loson, presidente del Grupo Albanesi, y Carlos Mundín, presidente de BTU, dejaron la boca cerrada. Gerardo Ferreyra, vicepresidente de Electroingeniería, alcanzó a gritar ante las cámaras de TV: “¡Yo no pagué coimas, esto es un show!”

A ellos también se sumó el expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, quien a media mañana fue presentado por su abogado Zenón Ceballos. El letrado había presentado una eximición de prisión, que en las últimas horas convirtió en pedido de excarcelación.

Wagner se entregó por la mañana, al igual que lo hizo Hernán Gómez, y sigue prófugo Fabián García, exdirector del Ministerio de Planificación, quien pidió ser eximido de ir a la cárcel.

Poderosos de antaño

También fueron trasladados a Comodoro Py el mencionado Baratta, exsubsecretario de Coordinación y Control de Gestión de Planificación Federal; Hugo Larraburu, excoordinador técnico de la Jefatura de Gabinete; Enrique Llorens, exsecretario de Coordinación y Control del Ministerio de Planificación; Walter Fagyas, expresidente de Enarsa, y Nelson Lazarte, exsecretario de Baratta.

Fueron llegando del subsuelo de los tribunales de Comodoro Py al cuarto piso, por el ascensor reservado al traslado de presos, en el extremo del edificio que da a la estación Retiro.

Había alto tránsito en la sede de los tribunales federales. Los ejecutivos iban de campera y abrigos, los funcionarios de pulóver y chalecos antibalas. Todos esposados. Sus abogados estaban en el cuarto piso, esperándolos, y apenas salieron los acompañaron a la secretaría, que está junto al despacho del juez.

La mayoría de los letrados llevaban en sus manos una carpeta tamaño carta, con un escrito de pocas carillas titulado excarcelación.

Las especulaciones de los defensores pasaban por cómo se inició esta causa. Y adelantaban que el eje de sus cuestionamientos va a ser denunciar una supuesta maniobra de forum shopping, es decir la posibilidad de elegir al juez que va a investigar un caso.

En esta ocasión, la crítica era que Bonadio, quien tenía la causa contra Julio De Vido por los sobreprecios en la compra de Gas Natural Licuado, recibió los cuadernos y les asignó un nuevo número de causa, sin enviarla a sorteo.

Por allí irán algunos de los dardos de las defensas para atacar el caso.

Pero el más grave de todos los cuestionamientos se esbozaba anoche, cuando los defensores dejaron los tribunales después de las 19.30 -ya era de noche- y el barrio de Retiro estaba desierto: a coro decían que no estaban los originales de los cuadernos. Solo copias. Y que los allanamientos realizados anoche para encontrarlos habían dado resultado negativo. Los defensores se relamían.

En los manuscritos de Centeno se registraron viajes y se mencionan a De Vido, Baratta, Daniel Muñoz; del secretario de Baratta, Nelson Lazarte; del ingeniero y exdirector de Energías Renovables Ezequiel García, y un exasesor del ministerio, Hernán Camilo Gómez.

Los próximos indagados serán otros empresarios, funcionarios, el exjuez federal Norberto Oyarbide, Oscar Parrilli. Juan Manuel Abal Medina, De Vido y la propia Cristina Kirchner. (La Nación)

1 Comentario

  1. Cualquiera hubiera imaginado que si alguien es inocente puede responder a las preguntas de la indagatoria sin importar lo que digan los cuadernos o las pruebas que haya en el expediente.
    Si es inocente, es inocente aunque haya supuestas “pruebas” que digan lo contrario.
    Ahora nos enteramos que no es así.
    Parece que es preferible “negarse a declarar” pues evita “pisar el palito” y decir cosas comprometedoras de las cuales no hay pruebas en el expediente. Obviamente eso le puede suceder a un culpable pero nunca a un inocente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here