Inicio Destacadas 1 EL MÉTODO

EL MÉTODO

833
9
Compartir
La Unidad Básica del Vice Gobernador de la Provincia Pablo González en Río Gallegos – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

12:00 – (Por Rubén Lasagno) – ¡Es la corrupción, estúpido! digo parafraseando a James Carville, asesor de Bill Clinton, solo que en vez de apuntar a la economía como matriz de cambio, lo voy a usar para explicar el método de corrupción sistémica instalado por el kirchnerismo en el 2003 a nivel nacional, extraído del útero de la corrupción K: la provincia de Santa Cruz.

Los cuadernos, los bolsos de López, la “rosadita”, las bóvedas de Báez y todo aquello que nos sorprendía, quedó atrás. Hoy asistimos con enorme perplejidad a una operación a corazón abierto de “el método”, la forma sistemática ideada, puesta a andar y perfeccionada durante 12 años por Néstor Kirchner y continuada por su viuda, para robarse un país.

El método se define etimológicamente como “el modo ordenado y sistemático de proceder para llegar a un resultado o fin determinado”. Es aplicable a todas y cada una de las actividades humanas; la corrupción es una de ellas.

Cuando en el 2006 y 2007 hablábamos de un “plan sistemático de saqueo” a la cosa pública y muchos colegas de la prensa nacional nos pisaban en las entrevistas radiales para evitar que siguiéramos “diciendo pavadas”, nos desviaban el objeto de conversación o hacían pequeños pero profundos silencios en oportunidad de contarles cómo lavaban dinero con los hoteles de El Calafate, cómo se acomodaban las licitaciones públicas y se cartelizaban las obras, las cuales siempre caían en las mismas manos, no pocas veces uno sentía que estaba solo hablando al viento y escribiendo sobre el agua.

Ya advertíamos la existencia de un método, el cual se estaba perfeccionando. Por supuesto el método estaba inserto en “el modelo”, el arquetipo de gobierno, el marco general, el contenedor, el cual con pautas especiales y comportamientos agresivos y discriminatorios, un manejo de la economía vendido como razonable aún cuando fuera estatista 100% y cerrado, una forma conductista y discriminatoria, autoritaria y controladora de proceder en el gobierno, todos debíamos seguir, fortalecerlo y creer en él como la única receta que nos iba a salvar.

El modelo, entonces imponía simular que se daba algo a cambio de nada y se protegía a la sociedad mediante valores inventados, discursos vacíos de contenido y sinceridad, pero orientados a “convencer” de que estábamos bien, cuando íbamos mal. El populismo fue la base de aquel modelo, por cierto perverso y falaz. Era necesario que la gente estuviera contenta con precios bajos, nafta barata, pasajes al alcance de cualquier bolsillo, luz y gas regalados, etc y los segmentos más empobrecidos, en vez de darles trabajo, se inundaron de planes sociales, ayudas económicas y a cambio les pidieron ser soldados de sus causas inventadas en las calles, cuyas hordas organizadas hoy sienten la abstinencia de aquellos años de obscena vagancia y servilismo rentado. Paralelamente, por los submundos oscuros de la corrupción, los sobreprecios, retornos y subsidios alimentaban un drenaje de fondos y de futuro que no tenía fin.

Y finalmente el método se reveló. La trama oculta de la inmundicia política, empresarial y gremial que asoló el país en la década robada, comienza ahora a derramar el pus y ya no hay antibiótico que la detenga. Es imparable. Los esfuerzos de los culpables del latrocinio institucionalizado en la Argentina, no pueden contener la hemorragia de semejante sangría. Lo que no dijeron los políticos impunes, acostumbrados a las zamarreadas de una justicia que mira con un ojo, lo han logrado los empresarios coimeros, lavadores de plata, que se asociaron con la clase política abyecta de la década pasada, para afanarse el país. Ellos no pudieron resistir la presión. No están acostumbrados a padecer y no por ser más sensibles, sino por ser más cobardes.

Ya nada importa de todo lo que vimos anteriormente. No importan los bolsos, ni los cuadernos, ni los Báez contando plata en una cueva financiera… En realidad, es como si estuviéramos mirando lo ocurrido en 12 años, por el ojo de una cerradura. Hoy, la puerta se abrió y tenemos ante nosotros la verdadera dimensión de lo ocurrido, sus actores, la forma en que se llevó a cabo, los personajes que articularon las maniobras, los fondos que desaparecieron, las rutas, los aviones, los bancos, los empresarios de la mesa redonda y hasta los porcentajes de las coimas y los sobornos que engrosaban enormes bolsos de los cuales cada uno sacaba su parte y finalmente terminaban en Uruguay y Juncal de CABA o en Río Gallegos.

La Unidad Básica del Vice Gobernador de la Provincia Pablo González en Río Gallegos – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

Se reveló el método. Ahora sabemos cómo lo hacían, cuándo lo hacían, para qué lo hacían y para quién lo hacían. Solo falta que vayan todos presos y fundamentalmente los máximos responsables de la banda: Cristina Fernández, su hijo Máximo y algunos que todavía están sorteando a Comodoro Py donde sus cómplices han gastado las escalinatas en estos últimos meses.

A Néstor Kirchner le adjudican una frase que reluce frente a una Unidad Básica de Pablo González “Propongamos un sueño“. Dice, como un epitafio: “Quisiera que me recuerden por haber marcado un rumbo”

Y yo creo que es muy importante no olvidarlo a Néstor por el rumbo que bien marcó y con el cual nos marcó a todos los argentinos. El modelo para robar y el método de corrupción utilizado durante tantos años, deben vivir siempre entre nosotros para que, como ciudadanos, no volvamos a caer en el error de permitir que alguien del mismo linaje que el entonces presidente y su viuda, vuelvan a instalarse en la Argentina para terminar de quitarnos lo que no pudieron llevarse. (Agencia OPI Santa Cruz)

9 Comentarios

  1. Bendigo siempre a quienes estuvimos en la vereda del frente del kirschnerato. Fuimos muy pocos, pero lo hicimos a pesar de tantas presiones, burlas y el peligro de perder la vida. Hoy es muy fácil; pero recuerden. Al infierno se va para purgar tus propias culpas. Pero aquellos (mudos, ciegos y sordos) fieles adeptos al mal expresado con absoluta maleficencia en la avaricia “K”. Sepan que hasta el infierno los vomitará.

  2. Este parrafo es contundente y demoledor, por la veracidad y simpleza para explicar algo tan grave, Sres. OPI mis respetos para Ustedes:
    “El modelo, entonces imponía simular que se daba algo a cambio de nada y se protegía a la sociedad mediante valores inventados, discursos vacíos de contenido y sinceridad, pero orientados a “convencer” de que estábamos bien, cuando íbamos mal. El populismo fue la base de aquel modelo, por cierto perverso y falaz. Era necesario que la gente estuviera contenta con precios bajos, nafta barata, pasajes al alcance de cualquier bolsillo, luz y gas regalados, etc y los segmentos más empobrecidos, en vez de darles trabajo, se inundaron de planes sociales, ayudas económicas y a cambio les pidieron ser soldados de sus causas inventadas en las calles, cuyas hordas organizadas hoy sienten la abstinencia de aquellos años de obscena vagancia y servilismo rentado. Paralelamente, por los submundos oscuros de la corrupción, los sobreprecios, retornos y subsidios alimentaban un drenaje de fondos y de futuro que no tenía fin.”
    Ojala Que Dios y la Patria se los demanden.

  3. Lo repetiré hasta el cansancio: “ASCO, VERGÜENZA Y MUCHA BRONCA” da ver que el nombre de semejante DELINCUENTE siga USURPANDO el nombre de nuestra querida Av. Presidente Julio A. Roca

  4. Excelente artìculo OPI, entendemos y comprendemos porque siempre estuvimos en la vereda del frente del kirschnecorrupcion!! Fuimos pocos, pero como dicen: lo hicimos a pesar de tantas presiones, burlas y el peligro de perder la vida! Todos que creen que ser populista es bueno, abran sus cabezas, no se dan cuenta que es lo peor que puede pasar, encima los usan como marionetas haciendoles creer que todo lo que hacen es para “los que menos tienen” y les robaban y nos robaban en la cara! Tratan de oligarcas y capitalistas a los que pensamos diferentes por un paìs mejor cuando ellos son los verdaderos oligarkas y kapitalistas que se enriquecieron robando a nuestra Argentina! Si hay justicia , deben estar PRESOS!!

  5. Ruben, permitime que te felicite, me saco el sombrero. Nuestra Patria no merece otro gobierno como el que sufrimos, el pueblo no puede darse el lujo de votar a semejante recua de delincuentes, que aun nos siguen mintiendo para lograr enquistarse nuevamente en el poder. Un abrazo Ruben y que Dios te siga iluminando para lograr desenmascarar a los que todavía caminan alegremente por nuestras calles.

  6. Hola, que buenas nuevas nos otorgan día a día, siganme que “no los voy a defraudar” dijo una alimañana sotreta riojana, a quien yo llamo LA COMADREJA RIOJANA, ese también debería de una vez por todas rendir cuentas a LA PATRIA. investiguen por Trelew que hay obras hace ratos terminadas y que usufructuan por intermedio de alquileres estos sotretas santacruceños. y LORENZINO, no se acuerdan del ex-Ministro de Economía, que ampara a BUDU con obras en Puerto Madryn…de esto bien tiene conocimiento el lord mayor de la ciudad portuaria “pelado barra brava del Madryn Fútbol Club….

  7. No entiendo cual es el sentido de los cuadernos, si uno lee diariamente a OPI, la investigación está casi cocinada y lista para servir. Todas las notas de OPI muestran por demás pruebas de cómo fue el entramado de la corrupción. Si la justicia hubiera hecho caso de estas notas, nunca pero nunca hubiésemos llegado a esta instancia.

    Nestor y Cristina jamás debieron haber llegado a la casa rosada si la justicia simplemente hubiese hecho su trabajo!

  8. hicieron mucho daño estas ratas. les hicieron creer a mucha gente en cada discurso de su famosa decada ganada,la usina termoelectrica es un ejemplo ,se lleno de ñoquis oportunistas muchos que no se sabia de donde vinieron pero lo que te da mas bronca que muchos de estos inservibles dicen que fue lo mejor

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here