Cede el Gobierno ante las provincias y posterga la baja de impuestos distorsivos

0
1116


10:50 El presidente Mauricio Macri logrará hoy el compromiso de al menos 18 de los 24 gobernadores para acompañar el presupuesto 2019 . A cambio, la Casa Rosada cederá en dos pedidos puntuales que le hicieron los mandatarios provinciales: se postergará por un año la baja de Ingresos Brutos o del impuesto de sellos, incluidos en el consenso fiscal que se acordó en diciembre último, y se elevará el gravamen para los bienes personales radicados en el exterior.

Por: Santiago Dapelo
No se trata de un pacto -no se firmará un documento o acta-, sino de un gesto de apoyo y gobernabilidad que darán los gobernadores en medio de la crisis económica que atraviesa el país y cuando la Casa Rosada renegocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el acuerdo para adelantar los dólares que necesita para cumplir con el programa que lidera el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Si bien la fotografía no será la esperada -la ausencia ya confirmada de cinco gobernadores, más uno en duda, dejará en evidencia cierta resistencia-, en la Casa Rosada ayer se mostraron conformes con el número final. Es que la presencia de por lo menos 18 mandatarios provinciales en la Casa de Gobierno es interpretada como un primer paso “fundamental” para lograr la aprobación del presupuesto en el Congreso.

El presupuesto, que por primera vez se negocia con las provincias antes de ser enviado al Parlamento, incluirá un ajuste por $400.000 millones. Los mandatarios provinciales terminarán por aceptar hoy hacerse cargo de $100.000 millones que incluyen el Fondo Solidario (Fofeso), el traspaso de los subsidios al transporte y la transferencia de los subsidios a la tarifa social de las eléctricas, lo que representa entre 15.000 y 20.000 millones de pesos.

Lo que se terminará por definir hoy es parte del documento detallado que se llevaron el último jueves los ministros de Hacienda provinciales. Allí, el gobierno nacional explicó el impacto fiscal que tendrán las medidas en sus provincias.
El Gobierno está urgido por mostrar un éxito en esta gestión con los gobernadores. En plena negociación con el FMI, será una señal de que gran parte de la dirigencia de la Argentina “entiende que no se puede vivir por arriba de nuestras posibilidades”. Es por eso que el presupuesto que enviará el viernes próximo al Congreso tendrá como meta prioritaria llevar el déficit fiscal, que este año será de 2,6 por ciento del PBI, a cero.
“Vamos a presentar un presupuesto con equilibrio fiscal”, describieron fuentes cercanas al Presidente.

Macri, junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña ; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio , y Dujovne, recibirán a las 17 a María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Juan Schiaretti (Córdoba), Alfredo Cornejo (Mendoza), Hugo Passalacqua (Misiones), Juan Manuel Urtubey (Salta), Sergio Uñac (San Juan), Alberto Weretilneck (Río Negro), Omar Gutiérrez (Neuquén), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Juan Luis Manzur (Tucumán), Sergio Casas (La Rioja), Gerardo Morales (Jujuy), Gildo Insfrán (Formosa), Gustavo Valdés (Corrientes), Mariano Arcioni (Chubut), Domingo Peppo (Chaco), Lucía Corpacci (Catamarca) y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Son cuatro los mandatarios provinciales que ya anticiparon que no estarán hoy presentes: Carlos Verna (La Pampa), que se excusó por un problema de salud; Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Gustavo Bordet (Entre Ríos) -de viaje por Estados Unidos- y Miguel Lifschitz (Santa Fe). Está en duda el santiagueño Gerardo Zamora.

La negociación con los gobernadores tendrá como efecto el envío de tres proyectos de ley al Congreso: el presupuesto 2019, una nueva norma que sube el gravamen para bienes personales radicados en el exterior y una adenda en la norma de consenso fiscal, que se votó en diciembre último, con la postergación por un año de la baja de Ingresos Brutos o del impuesto de sellos.

Después de varios encuentros, el Poder Ejecutivo aceptó elevar de 0,25% al 1% el impuesto a los bienes personales en el exterior, lo que significará unos 16.000 millones de pesos que se coparticiparán. Además, el Gobierno estaría dispuesto a postergar por un año la reducción de Ingresos Brutos para que se mantenga en 6% y que no se rebaje al 5%, tal como está acordado en el consenso fiscal que suscribieron 22 de los 24 mandatarios provinciales hace apenas nueve meses. “Es una mala señal”, admitieron fuentes oficiales.

Antes del encuentro en la Casa Rosada, Frigerio fue invitado por los gobernadores al Consejo Federal de Inversiones (CFI), donde se reunirán para unificar el discurso frente al jefe del Estado. En los últimos días las reuniones con los gobernadores se multiplicaron. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí