Inicio Nacionales Empresarios, ex funcionarios y un piloto: los testimonios que acorralaron a Cristina...

Empresarios, ex funcionarios y un piloto: los testimonios que acorralaron a Cristina Kirchner

326
0
Compartir


10:30 El juez Bonadio acusó a la ex presidenta como “jefa de una asociación ilícita” en base a las declaraciones de los implicados en la investigación.

Por: Lucía Salinas
Empresarios, ex funcionarios y referentes kirchneristas, fueron los principales acusadores de la ex presidenta Cristina Kirchner. A cada uno de ellos los conoció y durante años integraron su entorno más cercano. Sus testimonios fueron contemplados por el juez Claudio Bonadio para determinar que la senadora de Unidad Ciudadana fue la jefa de la asociación ilícita, o como describió más directamente el magistrado: “La existencia de un pacto ilícito” que “hizo funcionar una maquinaria que le sacaba con procedimientos amañados dinero al Estado Nacional” con el fin de “enriquecerse ilegítimamente” y destinar una porción “a la financiación de la política de forma ilegal”.

Para el juez Bonadio, Cristina Kirchner tuvo pleno conocimiento del “sistema de recaudación” que continuó durante su presidencia una vez fallecido Néstor Kirchner. En qué se basó para acusarla.

Oscar Centeno

El primero fue Oscar Centeno, el ex chofer de Roberto Baratta quien entregó los ocho cuadernos donde escribió al menos 87 traslados al departamento de la ex Presidenta en el barrio de Recoleta, donde durante el período investigado, se realizaron 87 entrega de fondos recaudados de diversos empresarios. Todo representó una suma de dinero de U$S 70 millones.

Una de las frases de Centeno usadas por Bonadio fue: “Recuerdo que después de la muerte de Néstor Kirchner, cambiamos y ya no llevábamos a Uruguay 1306 sino que llevamos todo a la casa de Baratta y él a la noche o al otro día venía con los dos bolsos, uno el de él normal y otro vacío. No sé si dejaba el dinero ahí o la llevaba a otro lado, muchas veces íbamos a la Quinta de Olivos (…) Cuando fallece Néstor las recaudaciones se empiezan a hacer una vez por semana, que es cuando dejo de escribir. Y luego cuando retomo los cuadernos, en época de Cristina ya presidente, las recaudaciones se hacían una vez por semana”.

Claudio Uberti

El ex titular del organismo responsable de controlar los corredores viales, también aceptado como imputado colaborador en la causa, declaró contra Cristina Kirchner.

Mencionó un diálogo con Néstor Kirchner quien le manifestó: “Cristina está haciendo una construcción en los sauces y necesita plata blanca, decile a Relats que vaya a Calafate”. Y le dijo a Cristina “el nos va a solucionar el problema del blanco que necesitas y le vamos a enchufar esa poronga que vos estás haciendo”, ella dijo que lo que estaba haciendo era lo más maravilloso del mundo (…) Así fue como nos reunimos con Néstor y Cristina Kirchner, Relats su hija y yo. Allí arreglamos el alquiler U$S 105.000 mensuales por el edificio pelado y ellos se hacían cargo del gerenciamiento (…) Cristina luego me llamó y me dijo en el gimnasio de ella en la casa de El Calafate que esto que había hecho de poner plata en blanco era muy importante para su familia”.

Conclusión de aquellas conversaciones: Relats a través de su firma Panatel SA terminó gerenciando el Hotel “Los Sauces Casas Patagónicas” por la suma reclamada por el ex Presidente.

Otro testimonio de relevancia para Bonadio y que implica directamente a Cristina Kirchner, fue el del ex titular de la Cámara de la Construcción, Carlos Wagner, fue el primero del sector en admitir que lo que los empresarios pagaban eran coimas, sobornos y se corrió del eufemismo de los “aportes de campaña”.

Durante su indagatoria explicó que a partir del año 2012 se “reinició el esquema de requerimiento de dinero y las oficinas del Sr. Clarens pasaron a estar en un edificio importante que está detrás del Hotel Hilton de Puerto Madero, el cual también podría identificar si hace falta. La recaudación se hizo hasta el final del gobierno de Cristina Fernández”.

Este punto es importante para el Juez porque le permite trazar la idea sobre la continuidad del “esquema de corrupción que inició con Néstor Kirchner” pero una vez fallecido “tuvo continuidad durante el mandato de Cristina Fernández” hasta finalizar el mismo el 10 de diciembre de 2015.

Ernesto Clarens

El financista fue otra pieza en el armado de la ruta de las coimas, que complicó a la ex Presidenta. Él dio cuenta sobre cómo el sistema de recaudación continuó durante los años 2012 a 2015, debido a que algunas empresas entregaban dinero en este período. Al respecto dijo: “Durante los años 2012-2013 (José) López me dijo que algunas empresas traerían dinero para la campaña del kirchnerismo. Recuerdo en particular que Esuco, Cartellone, Losi, Chediack, y Roggio trajeron dinero en ese concepto. Después de cambiar el dinero a dólares, le llevaba la recaudación directamente a José López a un departamento cerca del Hotel Faena en Puerto Madero, ignoro quién era el dueño del departamento pero en todos los casos me lo recibía López”.

Para reforzar el concepto, añadió: “En 2014-2015 continuó el pedido de dinero, y le pregunte a López qué había pasado, y me dijo que había tenido un reclamo muy fuerte de Hebe de Bonafini por Sueños Compartidos”.

Otro empresario que responsabilizó a Cristina Kirchner, fue Gabriel Romero: “El día antes de que se firme el Decreto 113/2010 que aprobaba la renegociación del plazo de la Hidrovía que fue publicado el 21 de enero de 2010, Roberto Baratta se comunicó telefónicamente con Poblete y le dijo que si no entregábamos dinero no salía firmado el decreto. (…) Nos pidió 600.000 dólares y se lo dimos en dos partes, en 300.000 dólares y 300.000 dólares. El primer pago se realizó en el edificio sito en la Avenida Corrientes N° 316 de esta ciudad en cuyo segundo piso funciona Hidrovía SA, y el segundo en mi domicilio ubicado en la Avenida Alvear N° 1491 de esta ciudad. Ambos pagos los hizo Poblete porque yo así se lo había indicado”.

Ese Decreto fue firmado el 21 de enero de 2010 por la ex Presidenta y el empresario indicó que de no pagar la coima de 600.000 dólares, no obtendría la ampliación de la concesión.

Otro empresario habló de una maniobra similar. Luis Betnaza del “Grupo Techint”, quien admitió haber realizado diversos pagos a funcionarios del Estado Nacional, en relación a su empresa “Siderúrgica de Orinoco” (SIDOR) que se encontraba en la República Bolivariana de Venezuela, “debiendo destacar que muchas de estas entregas de dinero coincidían con los días que era entregado a Daniel Muñoz en el domicilio de la calle Uruguay 1306 de esta ciudad”.

A su vez, de la declaración de Juan Chediack ex titular de la Cámara de la Construcción, declaró cómo su empresa realizó distintos pagos por los que fue beneficiada de modo espurio con contratos para realizar obra pública aproximadamente entre los años 2003 y 2015. De esta manera, las empresas acordaban a cuál le correspondía cada obra y debían entregar aproximadamente entre el 10% y el 20% del valor de la contratación a funcionarios del Ministerio de Planificación Federal de la Nación y Ernesto Clarens quienes, posteriormente se lo entregaban a los jefes de esta organización.

Sergio “Potro” Velázquez

Como si no faltaran testimonios utilizados por Bonadio contra Cristina Kirchner, se consideró igual el de Sergio Velázques, el ex piloto del Tango 01, quien manifestó, en relación a la forma en cómo ascendía y descendía el equipaje de Néstor y Cristina Kirchner y sus secretarios.

¿Qué dijo? “Funcionaba de la siguiente manera; cinco minutos antes de que el avión despegara ingresaban a la pista del aeropuerto automóviles y camionetas de la comitiva presidencial que llegaban sincronizados con el helicóptero que traía a la familia presidencial y secretarios. Ni bien llegaban a la pista, los automóviles y camionetas se estacionaban al lado del avión y en menos de tres minutos subían la totalidad de las valijas del matrimonio presidencial y sus secretarios, las cuales no eran ni escaneadas, ni despachadas en bodega”.

Francisco Valenti

Hubo más declaraciones contra la ex Presidenta. Se tuvo en cuenta el testimonio de Francisco Valenti, de Pescarmona, quien en relación a las licitaciones de las represas del Sur, dijo: “IMPSA ganó la primer licitación del año 2008, que fue cancelada en 2009, y vuelta a licitar en 2010. Re-licitada en febrero de ese año, la volvimos a ganar y el contrato se firma en noviembre de 2010. Diecisiete meses después, en abril de 2012, José López nos llama a una reunión en el Ministerio de Planificación para decirnos que se iba a dar de baja el contrato. Argumentaban que no estaba el financiamiento”.

Entonces explicó que esa fue la excusa “y se rescindió un contrato que estaba listo para entrar en vigencia, que ya estaba homologado por el Gobierno de la provincia Santa Cruz y en el cual nosotros teníamos una inversión de 200 mil horas de ingeniería y todos los preparativos con 3.000 personas para iniciar las obras en el lugar. Después de ello, hubo una segunda reunión, también en el mes de abril de 2012, en la cual ante mi insistencia para que no se dé de baja el proyecto, José López me dijo: ‘Mirá, ustedes hagan lo que quieran, pero acá o a la vuelta de la esquina, los vamos a hacer sonar’. Para mi José López no podía tomar la decisión de cancelar la licitación por sí mismo, sino que era evidente que lo respaldaba la Presidenta. Como quedó evidenciado meses después cuando la Presidenta hizo el anunció de la licitación, la tercera, que dio como resultado que quedara en manos de Electroingeniería”.

José López

El testimonio más fuerte fue el de José López, quien habló sobre el conocimiento de la ex Presidenta sobre el sistema de recaudación llevado a cabo y “cómo continuó luego del fallecimiento de Néstor Kirchner”. Y también se refirió a los bolsos con dinero que le fueron secuestrados el día 14 de junio de 2016.

“En 2016, antes de la muerte de Daniel Muñoz se comunicó conmigo Fabián Gutiérrez quien fuera secretario de Néstor y de Cristina de absoluta confianza de ambos que quería hablar conmigo. El encuentro se llevó a cabo en el hotel NH conocido como City Hotel (…) Fabián me manifestó que debía cambiar de lugar un dinero no me manifestó la suma exacta pero supuse que se trataba de una suma grande. (…) El 13 de junio en la noche tarde se presentaron de parte de Fabián tres personas que me dejaron los bolsos que fueran posteriormente secuestrados, y se fueron. Yo estaba sumamente nervioso y paranoico tanto que más tarde no recuerdo exactamente la hora cargue el dinero en el auto así como el arma y me dirigí al convento donde lo que sucedió es de público conocimiento (…).

Al respecto añadió: “Fabián Gutierrez era funcional a los dos a Néstor y a Cristina, pero en ese momento la única viva era Cristina, la plata era de la recaudación, la plata no sé donde estaba antes de que me la trajeran. Si me llamaba Fabián era porque Cristina así se lo había indicado. Fabián era Cristina. Yo me preguntaba en ese momento porque me habían elegido a mí. Es obvio que creí que el dinero era de Cristina y que quien estaba enviando a Fabián era ella, y por eso le hice caso. Fue así cómo me dirigí al convento y sucedió todo lo que es de público conocimiento”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here