Elevan a juicio la cuarta causa contra Cristina

0
868

Hotel Los Sauces en El Calafate – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

12:00 La expresidenta Cristina Kirchner y sus hijos, Máximo y Florencia , enfrentarán un juicio oral, acusados de haber montado una asociación ilícita destinada a lavar dinero que recibieron, en concepto de alquileres, de empresarios que hicieron negocios con el Estado.

Por: Paz Rodríguez Niell
El juez federal Julián Ercolini consideró ayer cerrada la instrucción del caso Los Sauces (tal es el nombre de la sociedad creada por los Kirchner para cobrar los fondos que supuestamente lavaron) y envió el expediente a juicio oral. Todo indica que el proceso empezará el año próximo. Por sorteo, le tocó al Tribunal Oral Federal N° 5.

Este expediente es el cuarto elevado contra la expresidenta. El único que tiene fecha de inicio asignada empieza en febrero de 2019. Es el caso de la asignación de obras viales en supuesto beneficio de las empresas de Lázaro Báez. Todo el año que viene, año electoral, Cristina Kirchner deberá visitar los tribunales de Comodoro Py para asistir a distintos juicios en su contra.

Junto con ella y sus hijos, por Los Sauces serán juzgados los empresarios Báez, Cristóbal López y Fabián de Sousa. También, los hijos de Báez -Martín, Leandro y Luciana-; una de las sobrinas de la expresidenta, Romina de los Ángeles Mercado (hija de la gobernadora Alicia Kirchner); el contador Víctor Manzanares, histórico asesor de los Kirchner, y Carlos Sanfelice, socio de Máximo. En total, los acusados elevados a juicio ayer fueron 25.

Cristina Kirchner enfrentará al tribunal como presunta jefa de la asociación ilícita (de la que Máximo habría sido uno de los organizadores y Florencia, miembro).
La acusación contra la expresidenta -explicó el juez- consiste en haber diseñado, ejecutado y dirigido, como cabeza de esa banda, entre enero de 2009 y marzo de 2016, un “esquema de reciclaje de fondos de origen ilícito” a través de la firma Los Sauces SA, que creó junto con Néstor y Máximo Kirchner.

Esa sociedad, según la acusación, adquirió propiedades que se usaron para legitimar el ingreso de dinero de procedencia ilegítima que venía de empresas del grupo Báez y del grupo Indalo.

Ingresaba con forma de pago de alquileres, pero lo que las empresas abonaban era, en realidad, según la hipótesis de los investigadores, beneficios y favores obtenidos de la cúpula del Gobierno.

En el mismo fallo de ayer, Ercolini le informó al Banco Galicia que el tribunal oral que juzgará el caso tendrá de aquí en más “a su disposición” los 4.664.000 dólares congelados de la caja de seguridad de Florencia Kirchner, los 992.134 dólares de la caja de ahorros a su nombre y los 195.111 pesos.

De acuerdo con la acusación de los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, Los Sauces recibió, entre enero de 2009 y marzo de 2016, directamente de firmas de Báez 6,8 millones de pesos y de empresas de Cristóbal López y De Sousa, en forma directa, 18,5 millones y, de manera indirecta -vía Idea SA, de Osvaldo Sanfelice-, 561.665 pesos. Esos ingresos constituyeron el 88% de lo facturado en ese período por Los Sauces, escribió Ercolini.

Según los fiscales, los fondos que derivaron a Los Sauces López y De Sousa eran “dádivas” que les pagaron a los Kirchner “como consecuencia de los distintos contratos y beneficios impositivos” recibidos.

En cuanto al dinero que salió de las empresas de Báez, la hipótesis es que provendrían “de la defraudación al Estado nacional a través de la asignación irregular de obra pública vial en Santa Cruz”; defraudación que se investiga en otra causa más avanzada, que será la primera por la que Cristina Kirchner vaya a juicio. El 26 de febrero de 2019, el Tribunal Oral Federal N° 2 empezará a juzgarla junto con Julio De Vido, José López y Lázaro Báez.

Además de ese juicio, a la expresidenta le esperan al menos otros dos, en causas ya elevadas pero que todavía no tienen fecha de inicio de los procesos: el supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA (la denuncia del fiscal fallecido Alberto Nisman) y el caso “dólar futuro”.

Además, todavía en instrucción, Cristina Kirchner tiene dos casos avanzados, en los que fue procesada. Uno es el expediente Hotesur; el otro, el caso de los cuadernos de las coimas. El juez federal Claudio Bonadio firmó el procesamiento en su contra el mes pasado y la Cámara Federal debe decidir ahora si lo confirma. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí