Inicio Nacionales Tragedia de Once: Julio De Vido fue condenado a cinco años y...

Tragedia de Once: Julio De Vido fue condenado a cinco años y ocho meses de prisión

193
0
Compartir


14:40 El Tribunal Oral Federal 4 condenó hoy al exministro de Planificación Julio De Vido a cinco años y ocho meses años de prisión por la tragedia de Once. El exfuncionario kirchnerista fue hallado culpable de defraudación y estrago culposo en la mayor tragedia ferroviaria de la Argentina, ocurrida el 2 de febrero de 2012, en la que murieron 51 personas -una de ellas embarazada- y hubo 789 heridos.

El Tribunal rechazó los planteos nulidad presentados por la defensa de De Vido y lo condenó a la pena de cinco años y ocho meses. Además, lo inhabilitó para ejercer cargos públicos. Fue sentenciado como “partícipe necesario”.

La OA, que depende del Poder Ejecutivo, había pedido una pena de prisión de diez años. La fiscalía, una condena de nueve años.

Este fue el segundo juicio por la tragedia de Once: en el primero quedó claro que el choque se produjo no solo por la conducción negligente del motorman Marcos Córdoba, sino también por otros factores, como las pésimas condiciones del servicio.

En el primer juicio fueron condenados los exsecretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi y el empresario Claudio Cirigliano, exdueño de Trenes de Buenos Aires (TBA), concesionaria del tren, entre otras personas. Esa sentencia quedó firme la semana última: los acusados se entregaron y están detenidos. A partir de ese primer juicio, el tribunal ordenó investigar a De Vido en un proceso aparte.

Hoy a la mañana, el exministro de Planificación tuvo derecho a sus “últimas palabras”. Desde la cárcel de Marcos Paz, denunció una “persecución política, mediática y judicial” y dijo que acusarlo de esta tragedia fue una “decisión política del presidente Macri”.

Además de sus referencias políticas, dijo que se había apoyado en su “fe” para obtener paz y leyó fragmentos de los evangelios de San Juan y San Mateo sobre el juicio de Jesús ante el tribunal de Sanedrín. “Las victimas de la tragedia de Once necesitan que haya oídos para escuchar la verdad y que nadie se lave las manos.

Sin justicia no habrá paz para las victimas y si ellos no tienen paz, ninguno de los que estamos acá la tendremos. Alabado sea su nombre y que sea Justicia”, dijo. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here