Inicio Destacadas 1 Hasta el 17 de agosto de este año, Santa Cruz recibió más...

Hasta el 17 de agosto de este año, Santa Cruz recibió más de 500 millones de pesos para solventar el sistema previsional

1017
15
Compartir
Caja de Previsión Social de la provincia de Santa Cruz – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

15:00 – En base al acceso a la información OPI obtuvo los números oficiales de los montos que el gobierno nacional envió a la provincia de Santa Cruz, de acuerdo a los establecido en la Ley de Presupuesto 27431 en su Art 120 donde se establece claramente que el mismo contiene un crédito presupuestario para transferencia a las Cajas Previsionales Provincial y en el cual se fija una suma total para cumplir dichos envíos al interior, montos que el gobierno nacional envía en 12 cuotas mensuales y equivalentes a las provincias que no hayan transferido sus sistemas previsionales a la Nación, a través de la Administración Nacional de Seguridad Social.

Antes de arribar a los números nacionales, recordemos que en el 2012 fue Cristina Fernández de Kirchner, peleada con Daniel Peralta, fue quien anuló los aportes para el déficit previsional a la provincia de Santa Cruz. Es decir, la plata para paliar el déficit de la CPS llegaba por cuerda separada y en negro, pero no ingresaba a las cuentas de la provincia, un hecho ciertamente irregular e ilegal, motivo por el cual la propia CFK había mandado en el 2011 a sus diputados, a presentar un proyecto de “Armonización de la CPS”, que los gremios abortaron. Hoy, increíblemente, el FPV pretende aparecer como defensor de la CPS, cuando fue el principal interesado en deshacerse de ese déficit.

En base a los datos aportados por la documentación a la que accedimos el año 2015 figura con 0 peso; es decir la cuenta no tuvo movimiento. A partir del cambio de gobierno en el 2016 y siempre en base a los registros oficiales que poseemos, en concepto de Convenio de Adecuación y Financiamiento del Sistema Previsional del 21/12/2016 N° 091, el 23 de diciembre de ese año Santa Cruz recibió 250 millones de pesos.

En el año 2017, en el concepto “Anticipos s/ Art.120 de la Ley N° 27.431” entre el 31 de enero y el 20 de diciembre de ese año, santa Cruz recibió mensualmente y de manera consecutiva la suma de $ 48.415.916,00 (Cuarenta y ocho millones cuatrocientos quince mil novecientos dieciséis pesos) por mes, lo cual a final del año llevó a resumir un total de $ 580.990.992,00 (Quinientos ochenta millones novecientos noventa mil novecientos noventa y dos pesos) los fondos ingresados a la provincia por compensación para el déficit previsional.

En el año 2018, la Nación a través del concepto “Anticipos s/ Art.120 de la Ley

N° 27.431 22”, aumentó el 48% los montos mensuales asignados a Santa Cruz correspondiendo a cada mes del corriente año y solo hasta el 17 de agosto, fecha hasta la cual fueron informados los registros, la suma de $ 71.450.346,00 (Setenta y un millones cuatrocientos cincuenta mil trescientos cuarenta y seis pesos), lo cual hace un total de $ 500.152.422,00 (Quinientos millones ciento cincuenta y dos mil cuatrocientos veintidós pesos); es decir en solo siete meses y faltando cinco meses para terminar el año, Santa Cruz recibió prácticamente los mismos fondos que en todo el año 2017.

Lo que nadie dice

Un trabajo previsional confeccionado por Oscar Centrángolo y Julián Folgar, expone claramente el fenómeno de las Cajas de Previsión de las provincias que no adhirieron al proceso de armonización y en el desarrollo del mismo, que se publicó en febrero del año 2018 indica que no hay que perder de vista que la imagen actual de los sistemas previsionales es fruto de importantes cambios normativos llevados adelante en los últimos años para atender problemas de solvencia, especialmente “en aquellos regímenes relativamente más “jóvenes” cuyas alícuotas eran hasta hace unos años, menores al resto”.

Históricamente – continúa el estudio – es posible advertir un sesgo de mayor generosidad en los regímenes de las provincias patagónicas, respondiendo en parte a la generación de incentivos migratorios hacia estos distritos poco poblados. En consecuencia, fueron estas cajas las que en los últimos anos con sistemas más maduros y atendiendo problemas de sostenibilidad financiera, implementaron reformas más significativas”.

Los casos sobresalientes son los de las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego. Ambas jurisdicciones han incrementado sus tasas de aportes y contribuciones de 23,5% y 20,5% a 30%, respectivamente, desde los comienzos de los 2000s hasta la actualidad. Asimismo, vale aclarar que en aquellas jurisdicciones que realizaron incrementos en sus alícuotas, estos fueron más importantes en las contribuciones patronales que los aportes personales. Por su parte, en materia de condiciones necesarias para recibir el beneficio previsional, también es posible advertir sensibles diferencias entre regímenes, así como también con el régimen nacional (SIPA). En efecto, en la actualidad cerca de la mitad de los regímenes provinciales no transferidos cuentan con requisitos distintos (más generosos) al esquema nacional”, indican los autores,

Abordando los sistemas más llamativos del estudio, indican “En términos de edad de retiro, se destacan las provincias de Buenos Aires, Chaco, Tierra del Fuego, Chubut, Entre Ríos, Neuquén y especialmente Santa Cruz (54 años para el hombre y 50 años para la mujer), por tener edades de retiro por debajo del resto y del SIPA (65 años para el hombre, 60 años para la mujer). Por su parte, existe mayor uniformidad en los años de servicio requeridos para recibir la jubilación ordinaria, siendo solo dos distritos (La Pampa y Buenos Aires) con requisitos más laxos que el resto y que el SIPA (30 años)”.

Luego continúa “Sobresalen los casos de Tierra del Fuego y especialmente Santa Cruz que, en línea con lo comentado previamente (esquemas “jóvenes” y con condiciones iniciales sensiblemente más generosas que el resto), han ganado participación de manera significativa sobre los presupuestos provinciales, poniendo en duda su sostenibilidad inter-temporal. Ambos regímenes han pasado de representar el 7% y el 12% del gasto total, al 17% y 26%, respectivamente, en diez años

Volviendo la mirada sobre los diferentes casos – prosigue – para el año 2016 (último dato disponible), se observan sólo tres provincias con resultados positivos (Tierra del Fuego, Misiones y Chubut), mientras el resto tuvo saldos negativos. Midiendo estos desbalances en términos de los ingresos propios de cada jurisdicción, sobresale el caso de la Provincia de Santa Cruz con un déficit equivalente a más del 80% de sus ingresos, mientras que para el resto de las jurisdicciones los desequilibrios previsionales no superan el 40% de sus ingresos respectivos. Puntualmente en las provincias de mayor envergadura, como ser Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, este indicador no supera el 15%”.

Y finalmente recalca “En resguardo de la organización federal de Argentina, cada provincia debe mantener su autonomía en la decisión de estas temáticas, pero parece también razonable que la Nación no financie situaciones que corresponden a decisiones autónomas de los gobiernos provinciales y difieran de la normativa nacional. Dicho de otro modo, consensuada una capacidad de protección homogénea general para todo el país, si algunas provincias acuerdan sostener regímenes previsionales más benévolos, deben acordar su financiamiento con los propios contribuyentes provinciales en cada caso”, concluyen los autores.(Agencia OPI Santa Cruz)

15 Comentarios

  1. Interesante tema, sobre todo para quienes en el futuro estaremos «ahí», si me permiten como buena patagónica por adopción y en la línea de citar autores y publicaciones sobre el asunto me permito primero hacer una corrección ya que el apellido del primer autor mencionado es «Cetrángolo», tal como puede leerse en su propia publicación alojada en http://fcece.org.ar/wp-content/uploads/informes/cajas-previsionales-pacto-fiscal.pdf
    Hay otra publicación pero del mes de mayo de 2018, que no está en la web pero fue distribuida en su momento a quienes somos suscriptores de alguno de sus autores, que se titula «Expulsados por fiscalizar al estado».
    En su primer página sus autores Nidia B. Alvarez, Edgardo J. De Marco, Javier W. Sofía y Liliana A. Torres (que pertenecen a las provincias de Buenos Aires, Santa Fe Santa Cruz y La Pampa respetivamente) aclaran: «Somos jubilados a la fuerza fruto de haber servido en órganos de control del estado y de haber molestado durante años a corruptos de todas las calañas y a políticos y empresarios parásitos cómplices del poder, a todos se nos expulsó de nuestros cargos… pero jamás nos podrán silenciar».
    Luego el contenido va y viene sobre situaciones locales de cada provincia, esperiencias y detalles referidos a lo metodológico de la jubilación pública en Argentina, datos históricos y actuales sobre la inversión y rentabilidad, creación de deudas y oportunidades de mejoramiento del sistema.
    En su página 67 uno de los autores (Alvarez) indica «…por su parte el paper del CECE de febrero/18 es parcial pues en relación a la valuación económica y financiera del sistema no menciona para nada el fondo de sustentabilidad del ANSES, cuyo capital originalmente tenía por destino sustentar el sistema nacional propio y de terceros en su integralidad, fondo que desde tiempos inmemoriales es manoteado por cuanto gobernante se sienta en el sillón de Rivadavia para asuntos que nada tienen que ver con los jubilados. Y no sería extraño que el día de mañana alguno de esos gobiernos les cargara la culpa a los propios jubilados por ser tantos y por gastar tanto, cuando en la práctica han desaparecido, literalmente, cientos de miles de millones de este fondo y se han perdido en los vericuetos de las financias públicas mientras los bolsillos de los activos siguen pagando y los bolsillos de los jubilados cada vez están más vacíos. Es facil hablar desde lo académico o hacerle la vista gorda a las políticas internacionales que históricamente se han apropiado de los fondos públicos, entre ellos los de los sistemas de jubilación del mundo desde el propio Plan Marsall, a costa del desfinanciamiento progresivo y su caida al abismo al largo plazo».
    Por su parte en su página 137 otro de los autores (Sofía) explica: «En lo referido a la Caja de Previsión Social de Santa Cruz y refiriéndome a este mismo reporte de Febrero de 2018, Cetrángolo y Folgar se visten de amarillo tal cual el color de su tapa y su intencionalidad partidaria progresista; hablan de Santa Cruz como si conocieran de qué lo hacen y no muestran un ápice de humildad dentro de su ignorancia informativa. En las nueve páginas del reporte y pisando sus títulos y curriculums se olvidan de mencionar el desarrollo histórico y la responsabilidad funcional e institucional en relación al quebranto de la C.P.S. de Santa Cruz. Esta situación no vino del cielo y no es actual, es producto del vaciamiento planificado y corrupto de docenas de funcionarios incompetentes que desde la Gobernación de la provincia partieron y repartieron culpabilidad para todos los ministerios y todas sus dependencias, entes autárquicos y descentralizados, sociedades del estado e incluso municipios entre otros. Pasa que el estado desde 1983, y no vayamos más atrás porque la cosa se pone espesa, cumplió en descontar el porcentual jubilatorio a todo cuanto empleado público figuraba en las nóminas todos los meses, pero ops! falla administrativa, no se lo depositaron como correspondía todos los meses a la Caja de Previsión Social sino que lo mandaron derechito a las cuentas de gasto generales, salvo cada tanto y a gusto del Gobernador de turno cuando ya no tenía otro remedio. Estos 35 años han sido al respecto de las retenciones jubilatorias de Santa Cruz, por lejos, una de las irregularidades mas graves de la administración del estado santacruceño en todas sus dependencias, las jerárquicas, las administrativas, las operativas y las de control. Santa Cruz y su población tienen una deuda pendiente: conocer la verdad sobre esto, una verdad que nunca ha sido investigada y que involucra a todos quienes han detentado cargos decisorios al respecto del tema. El 10/12/1991 una de las primeras decisiones por decreto de la Gobernación de Santa Cruz fue hacer desaparecer de un plumazo todos los órganos de control del estado, entre ellos la Auditoría Interna y la Gerencia de Control de Gestión de Servicios Públicos Sociedad del Estado, pioneras en el control de la retenciones jubilatorias y cuyos reportes eran claves para el entendimiento de la problemática en toda la provincia por la dispersión territorial de sus Distritos de servicios. Solo como un dato al respecto, para el año 2012 S.P.S.E. debía tan solo en aportes a la C.P.S. al menos 20 años de todos sus empleados. Esta situación por ese año se repitió con las mismas e incluso mayores extensiones de tiempo en referencia a los municipios, cuyos reportes fueron publicados en periódicos locales y cuyos propietarios supieron de la ira gubernamental que les quitó la pauta publicitaria por algunos meses para que aprendieran a comportarse como corresponde. Santa Cruz merece una investigación como corresponde a este respecto pero no existe hoy quien la haga, quienes controlábamos fuimos expulsados, quienes controlan hoy no tienen los cojones para decir las cosas como corresponde y la Justicia parece no existir, y hablo de la Justicia porque lo que se produjo fue el desvío de fondos y el incumplimiento de deberes de funcionario público por lo menos, vaya a saberse qué otras irregularidades puedan aparecer. En el reporte mencionado se proyecta un solo fotograma de la película y tiene por función meter presión dentro del desconocimiento público para forzar la transferencia de la C.P.S., lo cual a pesar de la realidad subyacente de su déficil merece ser analizado desde otros ángulos, como por ejemplo la rendición de cuentas del Gobierno provincial a este respecto tanto actual como históricamente, rendición que no existe porque al no poder disponer libremente la población de los números públicos que hacen al desenvolvimiento institucional el estado de cosas es lo más parecido a un despotismo monárquico que a una democracia constitucional. Es extraño que en todos estos años ningún Juzgado, Tribunal, Legislador u opositor gubernamental haya emprendido alguna investigación en esta materia, demasiado raro, no vaya a ser que la Caja de Previsión Social de Santa Cruz en realidad tenga sus números en verde e incluso tenga superavit histórico pero que el dinero esté cumpliendo funciones en otro lado».
    Para mí es clarito, pero solo soy una fiel lectora de OPI con una biblioteca bien provista en mi casa.

    • Buen dato Ema, como siempre, abrazo y felicitaciones desde Turbio.
      Recalculando: cantidad de empleados públicos de Santa Cruz (en 2017 eran 23.000), digamos para ser generosos con la historia ¿14.000? de promedio, digamos que con un sueldo promedio de ¿$ 25.000? y un descuento por jubilación promedio del ¿15%? (hoy los jubilados seguimos pagando).
      Eso es un total de $ 3.750 por empleado por mes (es mucho más pero vamos con estos números).
      $ 3.750 X 14.000 = $ 52.500.000, y seguimos…
      $ 52.500.000 X 12 = $630.000.000, y seguimos…
      $ 630.000.000 X 35 = $ 22.050.000.000, y no seguimos aunque hay sueldos de $ 250.000 y mas pero como todo es secreto… Shhhhh!
      La pregunta es ¿dónde está toda esa guita?, ¿Seychelles?, ¿en las mansiones de los funcionarios?, ¿en alguna cajita de seguridad del Banco local que pagaba jugosos intereses a los plazos fijos de los chorros K?, vaya a saber uno… SI QUE NOS CAGARON VIEJO !!!.

    • PERO LA MIERDA!, LA ULTIMA QUE ME FALTA ESCUCHAR!, QUE CHOTOS QUERIDO, QUE LADRONES GARKAS!, NO ALCANZAN LAS CARCELES DE ARGENTINA PARA METER A TODOS LOS CORRUPTOS DE SANTA CRUZ!.

    • entonces segun este aporte de ema toda la informacion que la provincia le dio a la nacion sobre el tema es todo mentira y tambien nos mintieron a todos los santacruceños que gran bola de mierda que hay en santa cruz y ojala les explote en la cara cuando dejen el poder en el 2019 como les esta explotando a todos los ladrones k del pais que no se salve ni uno pero ni uno de todos los que nos vienen robando hace años y años son todos unos malparidos nosotros los vamos a espulsar con el voto a todos

    • Cada vez que leo estas cosas tengo que tomar una pastilla adicional de lotrial para que no me suba la presión, pero que hijos de la recontramilp-ta que son, y encima nos siguen cobrando a los jubilados para «mantener el sistema», son todos unos caraduras, ladrones y traidores, sobre todo eso TRAIDORES al pueblo santacruceño, ojala se pudran en el infierno.

    • Ahí en Santa Cruz todos deberían llevar el apellido Kirchner porque de una u otra forma el «Lupo», la «Lupina», su hijo el «Peraltín» y otros se los vienen koj13ndo a todos y cada uno de los santacruceños desde hace 3 décadas y en esta última vaya que tienen que tener estómago.
      La otra, uno de los autores que cita Ema el de Santa Cruz, decía en este mismo medio hace algunos meses atrás que le costaba hacer frente sus responsabilidades por eso de la inflación (ven los lectores tenemos memoria) y si bien lo hacía desde una posición de solidaridad social, yo digo ¿Cómo no le va a costar si se la pasa publicando libros en tiradas cortas que ni siquiera lleva a Santa Cruz y que se la pasa regalándolos?, yo recibo esos libros de bolsillo desde principios del año pasado y hasta me anime a escribir un par sobre lo mío.
      Para los escépticos y amantes de las conspiraciones de las redes sociales les cuento que hoy una tirada de 100 ejemplares en formato 12×18 de 200 páginas cuesta acá en Buenos Aires menos de 12 mil pesos, como dice el dicho «las palabras se las lleva el viento» así que a escribir se ha dicho.

    • Ni un papel de 9 hojas escrito por «profesionales» de la UBA que trabajan para el FMI, ni todos los libracos, libros, libritos van a cambiar la realidad; ¿que pueden influenciar en los cambios jubilatorios una jubilada (Alvarez) que se dedica al cultivo «hidropónico», ¿qué es eso?; un jubilado (De Marco) que ocupa su tiempo en twittear «inventos» de energía limpia; otro jubilado (Sofía) que es un nerd y estudia «anomalías y eventos», ¡¿lo qué?!; y otra jubilada (Torres) que tiene un tallercito de «vitreaux», ¡¿…?!?.
      Habrán hechos cosas cuando trabajaban pero ahora están en otros asuntos que nada tienen que ver con la administración del país ni de la provincia, que le dejen las acciones y los controles a los «activos» y sigan con sus cosas con las que pueden armar una «feria de pulgas» todos los domingos.
      Y aunque hayan denunciado esas supuestas «irregularidades» en «su momento» los funcionarios electos por el voto popular y la justicia que decidieron no darle calce por algo lo habrán hecho, ¿o tenemos que desconfiar de todos?.

      • El comentario del «F.P.V.», que parece los mismo que «F.V.S.» o «F.P.J.» entre otros frentes que siempre tuvieron la frente así! de chiquita, me hace acordar a aquel famoso «asado peronista de la victoria» (así decía la invitación) que terminó siendo la comidilla del domingo siguiente en la «mesa del odio».
        Resulta que el sábado 4/12/91 quedó para la historia con el festejo de haberse hecho del bastón de mando provincial, festejo que duró hasta que amaneció.
        Resulta que el «Colo» que ya había estado chupando apenas vio la parrilla con los corderitos, se desenfrenó a eso de las 2 de la madrugada y subido a la silla en una perorata de borracho y a los gritos, acompañado por los aplausos y vivas del resto de los borrachos y borrachas del salón (menos los dos casados con otros que no estaban ahí que habían «ido a buscar mas leña al fondo», bueno la fueron a serruchar por la demora), ensayó un «¡ahora que se agarren porque llegamos nosotros y los vamo a poner en vereda a todos, y al que no le guste una sola patada en el culo le vamo a dar… le vamooo a dar… le vamooo a dar!».
        Pero no terminó ahí la cosa, resulta que enfrente estaba el electo con su sra. y al «Colo» se le cruzaron los ojos cuando la vio de arriba, ¿a quién se le ocurre ir con escote hasta el ombligo y minifalda a un asado?, avivado el electo le advirtió «che! boludo, es mi mujer!».
        Solo faltó ese día la falopa, los bolsos con guita y Cristóbal regalando fichas de sus casinos a cambio de inspecciones «transparentes».
        Así que don o doña F.V.P., lo suyo ya no es ni novedad, es historia vieja y de la mas sucia.

      • Yo cultivo hidropónicos en casa, lechuga, papas, zanahorias, son sanas y sin químicos, pruebe mi amigo que seguro le van a caer bien aunque Ud. me imagino que prefiere los nabos.
        Lo de la energía limpia es muy interesante, seguro que si algún político corrupto habría leído algo antes de contratar las represas nos habríamos ahorrado bastante más de 4700 millones de dólares, una gran torta verde de la que todos comen.
        Por los vitreaux, yo quiero decirle que es un arte que tiene más de 1000 años y que no es para alcahuetes ignorantes.
        Y finalmente, sobre las anomalías y eventos, mi querido/a Ud. no tiene ni idea de la importancia, pobre.

  2. Gancho de derecha un KO tecnico de Ema….. me equivoco o alguien llamó «»tiranos»» a los que gobiernan la provincia…. clap.. clap.. clap.. clap !!!! aplauso a OPI que le da voz a todo el mundo !!!!…. entre parentesis (no habran usado la guita de los aportes jubilatorios para depositar en plazo fijo en el banco o comprarle algun campito a algun empresario amigo ???? noooooo ????)….. me gusto eso de «»quienes controlan hoy no tienen cojones»»….. se dice «»deshuevados»» pero todo vale, sobre todo si se trata del choreo de plata que le han hecho a la provincia por décadas.

  3. Hay que poner tope a las jubilaciones que sea la de la gobernadora. Lo ideal es que se gane por lo que se aportó en toda la vida activa laboral pero por algunos vivillos no es así en Argentina.
    Algunos aportaron 29 años con la categoría 10 y uno en un xarguito político y hoy ganan 200 mil por mes.
    Hasta hay jubilaciones por decretos de peralta

  4. Cuando salió el libro del que habla Ema le hicimos desde la radio web San Nicolás una entrevista por conferencia web a los autores, esto es algo de lo que decían: Alvarez (CABA) «las jubilaciones tienden a ir en picada y los fondos del ANSES tendrán otros usos aparte de los que ahora tienen por fuera del sistema de jubilaciones y pensiones, a este gobierno como a los anteriores no les importan los jubilados, por ejemplo el actual presidente prometió retirar el pago de ganancias cuarta categoría pero ni siquiera para los jubilados lo hizo, es por tanto un mentiroso, ese oportunismo político es propio de los hombres sin moral ni dignidad por su palabra empeñada».
    De Marco (S. Fe) explicaba «Argentina es un estado federal y como tal con independencia de distritos, las imposiciones sin acuerdo y sin coordinación financiera, manejada por aprietes y negociados políticos nunca funcionó, hoy se hace lo mismo que ocurría antes, la chicana económica y la depreciación de los haberes jubilatorios son una realidad cada vez más dura, el cambio en este sentido no existe y no va a existir».
    Sofía (S. Cruz) sentenciaba «anteriores mandatarios, ya a nivel provincial como nacional si estabas en contra de sus ideas te declaraban «difunto social» haciendo correr rumores y calumnias y «avisando» a medios de prensa parasitarios que ya no eras de su agrado y por lo tanto te aislaban socialmente en una operación claramente fascista, al mismo tiempo los controles no existían y los pocos informes que salían de la misma mano de quienes eran controlados estaban dibujados, eso pasó con los fondos previsionales de Santa Cruz, nadie sabe lo que pasó con ellos y a nadie le importó ni le importa; este gobierno nacional nada aportó al sistema, solo incertidumbre pues la intención es atar al mercado las jubilaciones de la misma forma que atará el dólar inyectando reservas del banco central para que la divisa suba y todos los salarios y jubilaciones se queden atrás pues fiel a su concepto empresario el presidente insiste con que los salarios son un costo o sea un pérdida, no una inversión en recursos humanos, esto fue mediocre antes y es mediocre ahora».
    Y Torres (L. Pampa) esgrimía «los líderes políticos no necesitan de mentiras de campaña, ni de asesores extranjeros a quienes solo le interesa su bolsillo, tampoco de depender constantemente del exterior o repetir y repetir frases para que se le peguen a la gente y algo quede, los líderes políticos son ejecutivos y honestos, tienen ideas claras y por sobre todo aprenden de sus mayores, en este caso de los jubilados que han trabajado toda su vida y conocen de qué está hecho el país y su historia; hoy como antes del 2016 los jubilados molestan, son sobras del sistema productivo, muchos piensan que no valen nada y que por eso no merecen recibir atención, las medidas de este gobierno han puesto a los jubilados «para la foto» pero en la práctica han usado sus recursos financieros para otra cosa, si el presidente podría no tener que pagar una sola jubilación sería la persona más feliz del mundo, no hay líderes en Argentina, solo mandatarios que cambian cada tanto y se llenan los bolsillos de dinero».

  5. se debe revisar muchas jubilaciones que se hicieron de favor en el gobierno de peralta y seguramente en este tambien.
    peralta hasta por decreto jubilo amigos y nadie observo nada ni la caja de prevision y por supuesto ni el tribunal de cuentas, como siempre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here