sábado, enero 16, 2021
12 C
Río Gallegos

El delivery de diarios y bolsos denunciados desde el 2007 por OPI y que algunos no creían o dudaban

El delivery de diarios y bolsos denunciados desde el 2007 por OPI y que algunos no creían o dudaban – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

12:30 – Ahora el juez Claudio Bonadío focalizó su investigación en los vuelos que hacía la flota presidencial de Buenos Aires a El Calafate y Río Gallegos, solo para traer los diarios los fines de semanas y feriados y los bolsos con dinero, lo cual fue confirmado a través de las declaraciones de los arrepentidos a lo largo del escándalo de “los Cuadernos” de Centeno.

Cabe destacar que desde mediados del 2007 OPI ha venido publicando sistemáticamente la llegada de los vuelos presidenciales que los fines de semana traían los diarios y los bolsos. En ese momento no se había constatado que fueran con dinero, pero se sabía off de record que contenían dólares, los cuales eran trasladados y custodiados por un selecto grupo de personas de íntima confianza del matrimonio presidencial.

Cristina Kirchner junto a su comitiva arriba a Río Gallegos en el T01 – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

Cada vez que los aviones T-02, T-03 y T-10 arribaban a primera hora de la mañana, tanto a Calafate como a Río Gallegos, dependiendo del lugar en el que estaba residiendo el matrimonio Kirchner, OPI lo informaba siguiendo el derrotero de las máquinas y fotografiando a los ocupantes del vuelo con un paquete de diarios bajo el brazo o bajando pesados bolsos de las máquinas. Entonces sonaba casi como una rutina que comenzó a tomar interés nacional gracias a la persistencia de nuestros informes y el seguimiento del derrotero de las máquinas, donde hacíamos un cálculo de lo que gastaba el Estado y era cifras realmente multimillonarias, solo para que Néstor y Cristina primero y luego la viuda recibieran los ejemplares nacionales “porque a ellos les gusta leer el diario papel”, como nos marcaban nuestras fuentes en ese momento.

También adelantamos de manera exclusiva y pocos días antes que el ex piloto del avión presidencial T-01, Sergio Velázquez, declarara ante el Juez Bonadío, cómo era la operatoria de traslado y descarga de los bolsos en Río Gallegos, el hangarage de la máquina el desalojo previo del personal de FFAA, el estacionamiento de las camionetas, la descarga y la salida de los vehículos del aeropuerto local a través de una calle alternativa, paralela a la pista. Días después Velázquez corroboraba todas y cada una de los detalles que informamos más otros desconocidos por la opinión pública.

El T03 frente al galpón de la Fuerza Aérea en el aeropuerto de Río Gallegos – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

Ayer el diario Clarín publicó dos declaraciones fundamentales en la causa por la ruta de los bolsos y ambas parecieran calcadas de nuestras notas de todos estos años.

José Luis Bustos, otro testigo, contó al juez: – describe Clarín – “Teníamos un vuelo que le decíamos ‘el diariero’ porque volábamos los fines de semana –sábado, domingos y feriados– y en general sólo trasladábamos los diarios despegando generalmente a las 6 de la mañana desde Aeroparque. Los vuelos se realizaban solo cuando la familia presidencial se encontraba en el sur y podían ser a Calafate o Río Gallegos. Las personas que viajaban en el avión a Calafate o Río Gallegos iban con sus valijas o bolsos con ellos no las despachaban”.

El T10 frente al galpón de la Fuerza Aérea en Río Gallegos – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

Y Clarín agrega otra declaración, en este caso del comisario de abordo Ángel Alejandro Heit quien dejó en su testimonial más sospechas sobre los vuelos K – dice Clarín y transcribe “Veía que llegaban camiones o combis, directamente desde Olivos con personal de Presidencia, quienes cargaban directamente a bodega las valijas. Dicho equipaje no siempre era escaneado por el escáner móvil de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. A veces era equipaje y a veces eran muebles, por ejemplo, hacia El Calafate, que estimo que eran para un hotel por la cantidad (…) subían a bordo directamente desde las camionetas de Presidencia y una vez arriba, las manejábamos nosotros para no rayar el mobiliario del avión”.

Con estas aseveraciones y confesiones de los principales involucrados en la causa, quedan refrendadas todas y cada una de las informaciones producida por OPI en todos estos años, ratificando una vez más el altísimo valor de las fuentes desde las cuales nutrimos nuestros informes e investigaciones. (Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos