El Gobierno y la AFIP anunciaron medidas para financiar deudas impositivas

0
1371

El titular de la AFIP, Leandro Cuccioli – Foto:

19:00 Con el objetivo puesto en calmar el ahogo financiero de las pymes y reducir el riesgo de morosidad, el Ministerio de Producción y Trabajo, y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) lanzaron una serie de cuatro medidas para la financiación de deudas dirigida principalmente para las pymes.

La primera de las medidas es la prórroga del plan Puente II, que ya fue decretada en el boletín oficial el pasado martes. El plan permite financiar en 48 cuotas las deudas vencidas y a partir de la nueva disposición se extiende el plazo de presentación hasta el 31 de diciembre para las obligaciones vencidas hasta el 30 de septiembre inclusive.

Además, permite incorporar el impuesto a las ganancias y bienes personales con vencimiento en 2018, también se suman las obligaciones de aquellos excluidos del régimen simplificado para monotributistas. En tanto, para los contribuyentes que ya ingresaron a planes de facilidades de pago hasta el 31 de octubre podrán reformularlos bajo esta nueva modalidad.

La segunda medida es un cambio en el Sistema de Perfil de Riesgo (Siper), que califica a los contribuyentes otorgándoles puntos de diferentes incumplimientos, que van desde la falta de presentación de declaraciones juradas, falta de pago, inconvenientes de domicilio, tener ajustes de fiscalización, registrar causas penales o juicios. Según la categorización, a mayor puntaje, peor calificación.

Entonces, la idea es corregir inconsistencias y subir el umbral permitido para las mejores categorías. Según la AFIP, del total de contribuyentes activos solo el 10% tiene la calificación más baja. Si se consideran solo pymes, ese porcentaje es del 7%. En tanto, el 11% de las pymes estaban calificadas por un solo desvío.

En tercer lugar, se presentó una iniciativa dirigida a los contribuyentes con deuda permanente, por la que la cantidad máxima de cuotas de los planes para ajuste de fiscalización se aumentara de 12 a 24 para las empresas tramo uno -micro, pequeñas y medianas. Además, se elevará a seis la cantidad máxima de planes generales y de gestión judicial a los que se pueden acceder.

En este caso se dará la misma cantidad de planes para todas las categorías de la calificación Siper, pero se aplicará un beneficio a la tasa de interés a quienes tengan mejor calificación. Las tasas irán de un margen del 1% al 9% a 180 días en el Banco Nación . Esta es una medida temporal que estará disponible hasta el 28 de febrero que entra en vigencia el 1 de diciembre.

Por último, se anunciaron planes de pago para entidades sin fines de lucro, como clubes de barrio, centros vecinales, centros de jubilados, asociaciones, fundaciones, bibliotecas populares, bomberos voluntarios, iglesias y entidades religiosas. Es un plan de cancelación de pago de deudas en 60 cuotas para regularizar incumplimientos de aportes y contribuciones de seguridad social vencidas al 30 de septiembre.

Las iniciativas, que buscan dar un respiro financiero a las pymes con deudas impositivas, fueron presentadas ayer en una conferencia de prensa a cargo del ministro Dante Sica y el titular de la AFIP, Leandro Cuccioli.

En relación a la situación financiera que atraviesan las pymes, Sica reconoció que desde el Gobierno hay que diseñar herramientas para amortiguar la crisis. Sobre el porcentaje de las tasas de interés, dijo que “hay que ver cómo avanza la estabilidad del tipo de cambio y la expectativa de inflación. El Banco Central verá la evolución de esos índices y cuando lo considere verá qué hacer con la tasa”.

Por su parte, el titular de la AFIP, explicó que las medidas responden a la necesidad de “mantener al contribuyente con la capacidad de contribuir”. “Hay momentos donde se hace más difícil cumplir y eso nos ha llevado a realizar estas medidas”, sostuvo. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí