Inicio Nacionales Macri reaccionó y reflotó un plan contra los barrabravas

Macri reaccionó y reflotó un plan contra los barrabravas

175
0
Compartir

Macri reaccionó y reflotó un plan contra los barrabravas

11:00 En una declaración ante la prensa, el Presidente anunció que incluirá el proyecto en las sesiones extraordinarias del Congreso y criticó a los dirigentes que apañan la violencia

Por: Jaime Rosemberg
Cuando faltan menos de tres días para la llegada al país de los mandatarios más poderosos del mundo para participar de la Cumbre del G-20 , el Gobierno se defendió de las críticas opositoras por el fracaso del operativo de seguridad en los alrededores del estadio de River Plate y anunció que incluirá en el temario de las sesiones extraordinarias del Congreso un proyecto para endurecer las penas de los delitos que se cometan en espectáculos deportivos.

El presidente Mauricio Macri apuntó contra la dirigencia opositora, por “apañar” a los violentos, y al Poder Judicial, al que acusa de permisividad frente a comportamientos como los de los barras del club de Núñez que el sábado pasado atacaron con piedras y botellas el ómnibus que trasladaba al plantel de Boca Juniors .

“Una vez más la violencia ha ganado un espacio, pero frente a esto no nos queda otra que persistir, rechazar a los violentos, a las mafias que muchas veces están detrás de ese tipo de violencia”, dijo Macri, con rostro serio y algo disfónico.

Visiblemente enojado y “frustrado” por el escándalo generado por la suspensión del superclásico del fútbol doméstico, el Presidente anunció que el Gobierno volverá a presentar en las sesiones extraordinarias el proyecto “antibarrabravas”, que tipifica como delitos penales (ya no como contravencionales) y establece penas de prisión de 2 a 8 años para las agresiones y ataques producidos en el contexto de un espectáculo deportivo.

“Esto que sucedió nos tiene que llevar en serio a la reflexión, no quedarnos con la anécdota, ir al fondo de la cuestión. Hace dos años y medio los ministros presentaron una ley de barrabravas, (para) ayudar a que ningún fiscal ni juez se equivoque cuando tipifica un delito, y podamos actuar con mayor claridad y contundencia, apoyando a nuestras fuerzas de seguridad cuanto actúan. Espero que después de este bochorno se la pueda aprobar en sesiones extraordinarias”, dijo Macri.

La iniciativa oficial había sido presentada en el Congreso el 9 de agosto de 2016. Nunca prosperó.

Sentada a la derecha de Macri, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, especificó que el proyecto de ley “tipifica como conductas penales (no contravenciones) las agresiones en contexto de partidos de fútbol y las sanciona de manera más fuerte, con aislamiento de los violentos incluido”.

En principio, desde la oposición peronista dieron su visto bueno para avanzar en la sanción del proyecto. “Tiene que ser un punto de encuentro en un tema que no podemos subestimar y actuar inmediatamente con todo el rigor”, afirmó el diputado Daniel Scioli (FPV), presidente de la Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados.

Enojo

El Presidente, que irrumpió de manera sorpresiva antes de la comparecencia ante la prensa de Bullrich y su par de Justicia, Germán Garavano, apuntó directamente contra aquellos dirigentes de la oposición que criticaron el operativo de seguridad conjunto de fuerzas nacionales y porteñas.

“Hay una parte de la dirigencia que apaña estas cosas, ve como una conducta razonable tirar piedras, agredir, y claramente eso no es aceptable bajo ningún concepto”, dijo el Presidente.

“Tiene que haber un sistema judicial que garantice que el que no cumpla la va a pasar mal”, dijo el Presidente, y se mostró molesto con el Poder Judicial por la liberación de los hinchas de River acusados de participar en los incidentes.

“¿Cómo puede ser que se detuvieron 23 personas después de todo lo que pasó y en horas de vuelta estas personas estén libres? ¡No entiendo, no entiendo!”, se enojó Macri, quien comparó estos hechos con los desmanes de fines del año pasado, cuando se discutía la ley previsional en Diputados.

“Lo mismo nos pasó en el Congreso cuando vimos ese destrozo masivo, esa agresión bestial, no entiendo cómo puede haber dirigentes que avalan esto y no salen a decir que están en contra”, afirmó.

También se mostró sorprendido por los escupitajos al presidente de la FIFA, Gianni Infantino, cuando ingresaba al estadio de River. “No entiendo cómo alguien puede pensar que está bien escupir, el fútbol no habilita a comportamientos salvajes”, agregó Macri, que no permitió preguntas de la prensa.

Por su parte, Bullrich negó una disputa interna con su par porteño, Martín Ocampo, que cayó ayer por el escándalo. Macri había pedido su desplazamiento.

En tanto, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, volvió a admitir ayer que hubo “fallas” en el operativo y relacionó los incidentes con el allanamiento a la casa del jefe de la barra de River, Guillermo “Caverna” Godoy.

“Los responsables son los que tiraron las piedras”, dijo Bullrich. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here