Inicio Destacadas 1 El gobierno de Alicia Kirchner aplica en Santa Cruz la criminalización de...

El gobierno de Alicia Kirchner aplica en Santa Cruz la criminalización de la protesta que le reclama a Macri a nivel nacional

520
1
Compartir

Confirmado: Alicia y Cristina están adentro de la residencia oficial, sitiada por manifestantes

15:15 – El juego de la doble moral del gobierno kirchnerista en todas sus facetas y composiciones se hacen evidente a cada paso. Ya sucedió con los jubilados, por ejemplo, por quienes se desgarraban las vestiduras en Buenos Aires y Máximo le dedicaba gruesos epítetos a la política nacional de Macri por “abandonar a los viejos” y Alicia financiaba junto con los municipios K las marchas contra “el recorte inmoral de las jubilaciones”, mientras en Santa Cruz hace tres años que tiene a los viejos sin aumento de haberes, sin pagarles en tiempo y forma o pagándole cuándo quiere y cómo quiere. El doble discurso y/o la doble moral kirchnerista es parte indivisible del régimen que durante 12 años manipuló desde el discurso hasta los miles de millones de dólares que se robaron de la Argentina y hace 27 que gobierna Santa Cruz.

Ahora apareció otra contradicción de la que no puede escapar el gobierno provincial. La justicia de Santa Cruz, que como sabemos de independiente del poder político no tiene nada, llamó a indagatoria a los docentes Diego Barrionuevo, Juan Manuel Valentín, Claudio Wasquín por haber participado en la protesta frente a la residencia oficial de la gobernadora el 22 de abril de 2017, cuando cientos de manifestantes se congregaron en el portal de acceso y la policía reprimió con balas de goma hiriendo a varios de los allí presentes.

En esta semana que pasó los tres docentes, recibieron el llamado a indagatoria por aquellos hechos en los cuales participaron trabajadores de todas las extracciones y de varios gremios estatales junto a ciudadanos comunes, aunque en esta oportunidad y ante el llamado a indagatoria, los mismos sindicatos hacen un sospechoso silencio y evitan manifestarse ante la incongruencia de un gobierno que reclama en Buenos Aires por la “criminalización de la protesta” y aquí en la provincia, reprime y juzga a quienes le reclaman a él.

Sin duda, la acción de la justicia ordenada desde casa de gobierno, busca amedrentar al sector docente para que no se sume a nuevos reclamos como aquellos e inclusive menores, por cuanto ADOSAC y en menor medida los judiciales y los médicos y profesionales de la salud hoy, conforman el frente más “opositor” a la gobernadora, luego de haber doblegado claramente al sindicato que supo llevar en lo más alto la lucha social y ganar un lugar que ha perdido paulatinamente en la provincia: ATE, un gremio politizado y absorbido por el kirchnerismo, como en su momento lo hicieron con UPCN y APAP, entre otros.

Las fuentes gremiales docentes aseguran que no existe ningún mérito ni prueba para ensuciar los antecedentes de los compañeros que serán indagados por el juez. Sostienen que no hay ningún tipo de pruebas de cuanto se les acusa, excepto haber estado allí como cientos de compañeros docentes y del Estado lo hicieron en aquella jornada, pero indican que esta acción es eminentemente política e intenta ser aplicada con efectos disciplinadores para marcar una advertencia clara a futuro: cualquier intención de reclamar o protestar, será motivo para que la justicia indague y procese a cualquier dirigente o afiliado del sector.

ADOSAC ya ha dicho hasta el cansancio en varios de sus partes de prensa “el gobierno ve en el docente de Santa Cruz un enemigo, no un trabajador de la educación que debiera estar comprometido con su quehacer diario y no ocupado en pedir por paritarias, por un salario digno y ahora para que desaparezcan las presiones, las amenazas y las intimidaciones”.

Sin embargo, la relación entre gobierno y gremio docente se sigue tensando. ADOSAC determinó paros y amenazó con terminar el año en medio de problemas y posiblemente no iniciar el próximo ciclo lectivo si el gobierno no accede a debatir en paritarias las condiciones salariales, el pago completo del 8% cedido por Nación que la gobernadora no pagó y pretende hacerlo en cuotas y por supuesto, una recomposición salarial acorde al costo de vida.

Alicia Kirchner a través de sus autoridades de Educación no está dispuesta a ceder en estos términos, razón por lo cual ADOSAC amenaza con un inicio de ciclo lectivo muy incierto. Como medida “preventiva” y aleccionadora, el gobierno, entonces, apura la indagatoria de tres docentes que podrían quedar detenidos. Sin embargo, desde adentro del sindicato no se observa una actitud complaciente o frágil ante esta amenaza, pero si se nota en la sociedad una nueva desesperanza y desazón al no tener previsibilidad en el inicio de las clases para el ciclo lectivo 2019.

Como en el 2016, 2017 y 2018, el gobierno de Alicia Kirchner repite la historia y sigue demostrando que es un cúmulo de contradicciones en si mismo. Se revela como incapaz de aplicar en la práctica lo que sostiene en el discurso y esto lo hace enfrentar siempre a los mismos conflictos. La gobernadora tiene como política subsumir a un gremio o enfrentarlo en una batalla abierta. A la mayoría de los gremios estatales ha logrado someterlos; ahora concentra toda su fuerza en vencer a los docentes, sin embargo tiene un problema existencial insoslayable: se inicia el año electoral y el impacto negativo de los paros en la Educación, hartan tanto como desesperan a la sociedad y generalmente, esta falta de aptitud e iniciativa para resolver problemas sociales de este tipo, se paga en las urnas. (Agencia OPI Santa Cruz)

1 Comentario

  1. Y ahora, seguramente viajaran de urgencia Yasky, Micheli y Baradel a solidarizarse . . . con la gobernadora Alicia Kirchner contra los docentes que pretenden cobrar sus sueldos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here