Odebrecht: Casanello pidió las declaraciones de Roggio y Wagner en los cuadernos

0
1087


08:00 Los empresario declararon como arrepentidos con Bonadio. Su testimonio podría servir en la causa que investiga coimas de la constructora brasilera.

Por: Lucía Salinas
Con el objetivo de cotejar las declaraciones indagatorias de un grupo de “arrepentidos “ involucrados en una de las investigaciones sobre los sobornos que pagó Odebrecht en nuestro país, el juez Sebastián Casanello solicitó que por intermedio de la Fiscalía, se envíen las declaraciones de Aldo Roggio y Carlos Wagner ambos procesados en la causa que investiga las obras de AySA.

En la causa de los cuadernos de las coimas el juez Claudio Bonadio aceptó a una veintena de empresarios como imputados colaboradores. Al firmar las homologaciones que los convirtió en arrepentidos, se estableció que esas confesiones no podían utilizarse en otras investigaciones. Este criterio se revirtió recientemente y el juez Casanello busca cruzar las declaraciones de dos empresarios.

La Sala I de la cámara federal porteña falló que el Ministerio Público Fiscal de la Nación “actúa de manera unificada e indivisible, consideramos que los doctores Carlos Stornelli y Carlos Rívolo tienen a su disposición la competencia y los medios necesarios para aportar las piezas procesales señaladas a los representantes de ese organismo acusador que se encuentren interviniendo en las actuaciones tramitadas ante los juzgados peticionantes”.

Tomando en cuenta este criterio, el juez Casanello pidió que el fiscal Federico Delgado requiera las confesiones de Carlos Wagner dueño de Esuco SA y ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, y de Aldo Roggio dueño de la firma Roggio SA.

Los dos empresarios se encuentran procesados por defraudación contra la administración pública y embargos de más de 500 millones de pesos en la causa que investiga los negocios de Odebrecht con AySa. Es en la primera parte de la causa se planteó que hubo “acuerdos espurios” para manipular actos administrativos y que “las contrataciones estuvieron previamente direccionadas” y que el llamado a licitación pública fue tan sólo “una puesta en escena para disfrazar negocios previamente acordados”.

En consecuencia, hubo una “ficción sobre el mejor precio” y ambas obras -la planta de Paraná de las Palmas y otra en Berazategui- expusieron “la existencia de un millonario perjuicio económico al Estado traducido, entre otras cosas, en mayores costos como consecuencia de las irregularidades cometidas”.

El gigante brasileño admitió haber pagado coimas por 35 millones de dólares en nuestro país para obtener contratos de obras públicas durante el gobierno kirchnerista. En la información analizada, se detectaron transferencias a los contadores de Rodríguez en Uruguay por más de 11 millones de dólares.

Para Casanello las líneas de financiamiento, fueron acordadas con anterioridad a que la empresa AySA hiciera pública su voluntad de contratar”, lo que para el juez muestra “los acuerdos preexistentes y desnuda el montaje de la licitación pública como una mera puesta en escena”.

Casanello reconstruye la ruta de fondos ilegales que se habrían aplicado para que las empresas que intervinieron en ambas licitaciones sean adjudicatarias de las obras. En este entramado se investiga a Roggio y Wagner y por ello se solicitó que se envíen las confesiones como arrepentidos de ambos empresarios en la causa de los cuadernos de las coimas.

Sucede que en la causa que instruye el juez Bonadio los empresarios quedaron procesados como miembros de la asociación ilícita que comandó -según la Justicia-, Cristina Kirchner. Sin la participación de las empresas contratistas del Estado, la estructura que se dedicó al cobro de fondos ilegales, no habría funcionado determinó Bonadio.

Por esta razón el juez Casanello busca cotejar las confesiones, bajo la sospecha que el mismo modus operandi podría haberse replicado en la causa donde se investiga a Odebrecht.

Las defensas de ambos empresarios se opusieron al pedido de Casanello pero el magistrado insistió para que el fiscal Delgado requiera a Stornelli las confesiones mencionadas. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí