El hermano de Macri negó haber pagado sobornos por peajes y pidió ser sobreseído

0
1088

Gianfranco Macri

11:00 Gianfranco Macri se defendió ante el juez Bonadio y aseguró que no tenía acciones en Autopistas del Sol durante el período que se investiga; “nunca pagué una coima; mi papá no sé”, se defendió

Por: Iván Ruiz y Candela Ini
Gianfranco Macri, uno de los hermanos del Presidente, defendió ayer su inocencia por el supuesto pago de sobornos de la empresa Autopistas del Sol (Ausol) por las concesiones de peajes en la Panamericana durante el kirchnerismo. Declaró en el marco de la causa conocida como “los cuadernos de las coimas”.

“Niego terminantemente haber cometido algún delito”, dijo Gianfranco Macri frente a los secretarios del juez Claudio Bonadio, que le tomaron declaración después de las 7.30 de ayer.

El empresario ensayó una breve defensa oral, presentó un escrito y respondió preguntas. El hermano del Presidente explicó en un escrito de 11 páginas -al que accedió LA NACION- que no tuvo participación accionaria en Ausol durante el período que investiga el juez, es decir, desde 2003 en adelante.

Gianfranco Macri sostuvo que fue ajeno a la conducción de la firma y pidió ser sobreseído. “Yo nunca pagué una coima en mi vida. Mi papá no sé, preguntale a él”, le dijo a Radio Mitre cuando dejó los tribunales de Comodoro Py.

El juez Bonadio lo había citado a indagatoria junto a un grupo de empresarios que explotaron concesiones en las autopistas del área metropolitana de Buenos Aires sobre la base de la confesión del exfuncionario Claudio Uberti.

El extitular del Órgano de Control de Concesiones Viales (Occovi) declaró haber cobrado US$150.000 por mes de cada concesionaria vial para la renovación de contratos por pedido del entonces presidente Néstor Kirchner.

“Nunca en su vida lo conoció a Uberti, ni siquiera habló por teléfono”, dijeron cerca del empresario. La familia Macri sostiene que durante el período en que supuestamente se pagaron esas coimas (desde 2003 en adelante), Socma ya no tenía control alguno sobre las decisiones de la empresa Ausol.

El 7% de las acciones que ostentaba eran en realidad “acciones residuales”, que -afirman- eran equivalentes a solo el 2% de los votos. Desde Socma aseguraron que tampoco tenían potestad de nombrar directores ni participar en las reuniones de Ausol.

“Mucho tiempo antes del inicio temporal de los hechos que son objeto de imputación en esta causa (2003 a 2007), la firma Sideco ya no participaba ni en la conducción de los negocios de Ausol ni en la operatoria de esa compañía”, indicó Gianfranco Macri en su escrito judicial.

El hermano del Presidente argumentó, además, que prácticamente no participó en Socma hasta 2009 porque estaba dedicado al desarrollo de club Buenos Aires Golf (en San Miguel) y la posterior construcción de viviendas en los predios lindantes.

“Entre 2001 y 2009 me aboqué casi exclusivamente a ese emprendimiento inmobiliario. Eso resulta relevante pues denota que precisamente en los años en que habrían ocurrido los hechos aquí investigados no solamente Sideco carecía de influencia en Ausol y el suscripto no ocupaba ningún cargo relacionado con Ausol, sino que, además, yo ni siquiera estaba abocado a Socma en sí”, explicó.

Por último, la familia presidencial se despegó de las vinculaciones con el Grupo Concesionario del Oeste SA, que operaba los peajes del Acceso Oeste. Ese grupo era controlado por la española Abertis, la misma que controla Ausol, pero sin participación de Socma, la empresa de los Macri.

La resolución de la situación de Gianfranco Macri se definiría en medio de la feria judicial. La última indagatoria para los concesionarios de peajes está prevista para el 27 del actual. Desde ese momento, Bonadio tendrá que resolver la situación judicial de los imputados en los siguientes diez días hábiles.

También estaba prevista para ayer la declaración de Franco Macri, 88 años, el padre del Presidente y el creador de Socma. Pero los abogados presentaron certificados médicos ante el magistrado para suspender la acción penal en su contra por cuestiones de salud. Finalmente, Franco Macri no se presentó en Comodoro Py y en las próximas horas se definirá si el proceso en su contra continúa vigente, informaron fuentes judiciales.

Más indagatorias

Después de avanzar con la parte central del expediente conocido como “los cuadernos de las coimas”, el juez Bonadio diversificó la investigación hacia los distintos negocios descriptos por los arrepentidos como transporte, financiamiento ilegal de campañas (ya no está a su cargo) y los sobornos de los concesionarios de peajes, entre otras actividades ilícitas.

Hoy, continuarán las indagatorias por el tramo Acceso Oeste a los empresarios Grupo Concesionario del Oeste SA, que entonces integraba el actual presidente de YPF, Miguel Ángel Gutiérrez, junto a los ejecutivos españoles José Luis Giménez Sevilla y Manuel Cruces Socasau.

También están previstas las indagatorias de otros empresarios como Eduardo Eurnekian (Corporación América), Marcelino Aznar (Decavial SA) y Gerardo Ferreyra (Electroingeniería), este último preso como parte de la asociación ilícita que presuntamente lideraba Cristina Kirchner. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí