Inicio Política Aún sin chances en 2019, los “verdes” volverán a presentar en marzo...

Aún sin chances en 2019, los “verdes” volverán a presentar en marzo el proyecto por el aborto legal

138
0
Compartir

12:00 – Legisladores y voceras de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito aseguran que tendrá cambios respecto de la redacción de 2018.

Por: Guido Braslavsky

El proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) fue uno de los grandes debates de 2018. Tuvo media sanción en una histórica sesión en Diputados en junio, y en agosto fue rechazado por el Senado.

Pero la batalla por el aborto, que enfrentó a verdes y celestes y dividió fuertemente las aguas en todas las bancadas mayoritarias del Congreso, volverá en marzo de 2019. El proyecto será presentado por octava vez ante el Parlamento, confirmaron a Clarín legisladores verdes y voceras de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, un colectivo de más de 300 organizaciones que desde hace años impulsa esta ley.

Una comisión de la Campaña viene trabajando en la redacción de un nuevo proyecto, que mantiene el núcleo de la iniciativa (el aborto legal, en instituciones de salud de todo el país) pero con cambios respecto a la redacción de 2018, que luego tuvo modificaciones en el debate, buscando ampliar los apoyos.

En los primeros días de marzo el texto sería aprobado en un plenario de la Campaña, del que participarán activistas de todo el país, para ser presentado hacia mediados de mes. Aunque la estrategia de los verdes no está todavía cerrada, apuntarían a la presentación como “un acto simbólico” para seguir sosteniendo la demanda de la ley, aún sabiendo que la composición del Senado es la misma en 2019 y la iniciativa no tiene chances de prosperar, hasta que haya un recambio en las bancas.

​Sobre todo en la Cámara Alta, donde el antiabortismo ganó la pulseada con 38 votos negativos, contra 31 afirmativos.

“El nuevo proyecto estará en función de lo aprendido en 2018, para no incorporar cosas que terminen en falsos debates”, señaló a Clarín Jenny Durán, de “Católicas por el derecho a decidir”. En revisión o discusión hay puntos como el aborto en casos de malformaciones fetales, las penalidades a los médicos o la objeción de conciencia, que generaron mucha discusión cuando el asunto se trató en el Congreso.

El diputado Daniel Lipovetzky (Pro) quien como presidente de la Comisión de Legislación General condujo el debate de meses en Diputados, indicó que un objetivo será presentar el proyecto con más firmas que las 70 de la última vez. Entre los verdes hablan de superar el centenar, y hasta las de los 129 diputados con que lograron la media sanción minutos antes de las diez de la mañana del 14 de junio, después de 23 horas de debate.

Para la diputada Brenda Austin (UCR – Córdoba), otra de las impulsoras de la ley, “hay que construir estrategias que nos permitan ampliar la base de sustentación y llegar a la sanción. Hay un proceso cultural y generacional que nos conduce a eso”, agrega. En Córdoba, ejemplificó, en las elecciones del año que viene el 45% del padrón será de jóvenes de 16 a 35 años, la franja etaria donde más predomina el apoyo a una ley de IVE.

Días atrás un centenar de impulsores de la ley -diputados, referentes de la Campaña Nacional, académicos, organizaciones feministas- se reunieron discretamente en el anexo de Diputados para hacer un balance del año.

Estuvieron allí las “sororas”, el núcleo duro transversal a los partidos que empujó la media sanción, integrado entre otras por Victoria Donda, la macrista Silvia Lospennato, las radicales Austin y Karina Banfi, las kirchneristas Mónica Macha y Mayra Mendoza, Romina del Plá del Frente de Izquierda, las renovadoras Malena Galmarini y Cecilia Moreau, las peronistas Carolina Moisés y Araceli Ferreyra; grupo que también integra un varón -su armador al inicio en whatsapp-, Lipovetzky.

“El tema del aborto se va a colar en la agenda electoral indefectiblemente”, anticipa Austin. “El armado de listas es clave para el futuro de la ley”, advierten otros legisladores. En un tema que genera una brecha insalvable más allá de la pertenencia partidaria, tanto verdes como celestes, se estima, estarán en guardia para que la integración de las listas de candidatos favorezca sus planes en un debate que en 2020, si no es antes, volverá a estar en el recinto. (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here