Inicio Nacionales Jair Bolsonaro, a Macri: “Vamos a caminar juntos en una dirección diferente...

Jair Bolsonaro, a Macri: “Vamos a caminar juntos en una dirección diferente a la de gobiernos anteriores”

148
1
Compartir

10:40 – En medio de dudas sobre la importancia que pretende darle al Mercosur, en su primer día en el poder, el flamante presidente de Brasil , Jair Bolsonaro , ratificó la sintonía que espera tener con el gobierno de Mauricio Macri , mientras los mercados reaccionaron con optimismo a la confirmación de la ambiciosa agenda liberal que pretende impulsar durante su gestión.

Por: Alberto Armendáriz

“Sin duda, Brasil y la Argentina van a caminar juntos en direcciones diferentes a las pasadas por los últimos gobiernos”, escribió Bolsonaro en su cuenta de Twitter, al agradecer las felicitaciones que Macri le envió mediante la misma plataforma por la asunción al poder del ultraderechista.

Ya durante la campaña electoral, Bolsonaro se había comparado con Macri, que puso fin a casi 13 años de administraciones kirchneristas, y presagió que él también derrotaría a su rival Fernando Haddad , candidato del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), que gobernó Brasil durante casi el mismo período.

Ausente en la asunción de su par brasileño, Macri viajará a Brasilia el 16 de este mes para coordinar la nueva etapa de colaboración que se abre con Brasil.

“Quiero enviarle mis mejores deseos a Jair Bolsonaro en el día que asume como presidente de Brasil, país amigo y hermano. Confío en que nuestros gobiernos seguirán colaborando para la prosperidad de nuestros pueblos”, se había manifestado Macri el día anterior en Twitter.

La preocupación primordial del gobierno argentino es que la desanimada economía de Brasil pueda finalmente tener un crecimiento importante después de haber sufrido la peor recesión de su historia (2015-2016). La expansión brasileña daría un fuerte impulso a la deprimida economía argentina y aumentaría las chances de una reelección de Macri en los comicios de octubre.

Al menos las primeras señales de los mercados fueron muy positivas, con los agentes financieros entusiasmados por la convalidación del nuevo rumbo económico en Brasil, según las prioridades que apuntó el nuevo “superministro” de Economía, Planificación, Industria y Comercio Exterior, el neoliberal Paulo Guedes.

“El primer pilar es la reforma previsional, el segundo son las privatizaciones aceleradas y el tercer pilar es la simplificación, reducción y eliminación de impuestos”, fueron las palabras de Guedes que sonaron como música para los oídos de la mayoría de los inversores.

Reacción positiva

El principal índice de la Bolsa de Valores de San Pablo, el Ibovespa, tuvo un alza del 3,56% y cerró con un récord histórico de 91.012 puntos. Por su parte, el precio del dólar reculó un 1,70% y se situó en 3,80 reales por unidad.

El PBI brasileño, que registró un tímido crecimiento del 1% en 2017, se calcula que terminó 2018 con una expansión del 1,4%, mientras que las actuales proyecciones indican un aumento en torno al 2,5% para este año, si no hay sorpresas negativas.

“Brasil paró de crecer por el exceso de gastos”, afirmó Guedes. “Esa insistencia en el Estado como motor del crecimiento produjo una expansión del gasto público, corrompiendo la política y estancando la economía; son dos hijos bastardos del mismo fenómeno”, agregó el economista, que sostuvo que si la tan demorada y ansiada reforma previsional es aprobada por el Congreso, Brasil “tendrá diez años de crecimiento sostenido por delante”.

El superministro adelantó que en estos primeros 30 días habrá una serie de medidas económicas menores, pero que a partir de febrero, cuando empiece a sesionar el nuevo Congreso, se presentará allí un paquete de reformas estructurales.

Advirtió que en caso de que la modificación del sistema jubilatorio no se dé por medio del Legislativo, el gobierno presentará una propuesta de enmienda constitucional para detener el “descontrol” de los gastos y reducir el déficit.

Guedes, que la noche de la victoria electoral de Bolsonaro generó malestar al señalar que el Mercosur no sería una prioridad para el nuevo gobierno, no mencionó en su asunción el peso que tendrá el bloque regional en sus planes de desarrollo económico. Sin embargo, la flamante ministra de Agricultura, Tereza Cristina Correa, dejó entrever que el Mercosur seguirá siendo clave. “Mantener mercados y la apertura de otros nuevos es esencial para la agricultura”, dijo.

El nuevo canciller, Ernesto Araújo, tampoco hizo mención específica al bloque regional, pero en la ceremonia de transmisión del mando en el Palacio de Itamaraty formuló algunos comentarios que para algunos analistas generaron suspicacias.

Posición de fuerza

Por un lado, como parte de su discurso antiglobalista, aseguró: “Los acuerdos comerciales que Brasil selló en el pasado o que aún está discutiendo parten de un principio de sumisión. Debemos negociar a partir de una posición de fuerza”.

Por otra parte, saludó a aquellos países latinoamericanos que, según él, “se libraron del Foro de San Pablo”, en referencia a la organización que reunió a varios partidos políticos y grupos izquierdistas de la región, entre ellos de la Argentina.

Poco antes de que Araújo expresara sus opiniones, en una reunión con Bolsonaro, el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, defendió la firma de un largamente negociado acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur.

“Es importante cerrar ese acuerdo, que ha sido complejo; es muy importante para las dos partes”, resaltó Rebelo de Sousa a la prensa tras el encuentro.

Se espera que en su visita a Brasilia prevista para dentro de dos semanas, el asunto sea abordado por Macri, que también impulsa la conclusión del acuerdo mientras que Bolsonaro ha manifestado reservas.

Llegó una invitación de Netanyahu

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó haber invitado a Israel al flamante presidente brasileño, Jair Bolsonaro, al que saludó en su toma de posesión.

El premier israelí dijo que invitó a Bolsonaro al ser indagado por los reporteros apostados en el Palacio Itamaraty, sede de la cancillería en Brasilia, donde fue ofrecida una recepción para dignatarios extranjeros en la noche del miércoles.

Netanyahu mantuvo un encuentro privado con Bolsonaro el viernes en Río de Janeiro tras el cual ambos líderes anunciaron el estrechamiento de relaciones. El martes, el premier se refirió a Bolsonaro como un “hermano” al llegar a Itamaraty y, previo a ello, posteó en las redes sociales una foto en la que se abraza con el flamante presidente. (La Nación)

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here