Inicio Nacionales Stornelli denunció a D’Alessio, el abogado que extorsionó a empresarios en nombre...

Stornelli denunció a D’Alessio, el abogado que extorsionó a empresarios en nombre suyo

146
0
Compartir
Stornelli denunció a D’Alessio, el abogado que extorsionó a empresarios en nombre suyo

10:00 – El fiscal del caso de los cuadernos decidió avanzar contra D´Alessio y lo denunció por defraudación Fuente: Archivo

Por: Candela Ini

El fiscal federal Carlos Stornelli presentó una denuncia por defraudación contra el abogado Marcelo D’Alessio, quien extorsionó en su nombre al empresario agropecuario Pedro Etchebest. La denuncia fue sorteada y recayó en el Juzgado Nº 10, a cargo de Julián Ercolini.

Por una denuncia de Etchebest y a través de una publicación del periodista Horacio Verbitsky en el sitio El Cohete a la Luna, se conoció que D’Alessio, un abogado que dice que trabaja en la DEA, exhibió fotografías de un extracto de la supuesta declaración de Juan Manuel Campillo, extitular de la Oncca, quien lo habría mencionado en la causa de los cuadernos aludiendo al pago de coimas.

Stornelli lo acusa de estafa en el marco del artículo 173 del Código Penal, que advierte que quien “defraudare con pretexto de supuesta remuneración a los jueces u otros empleados públicos” podría recibir una pena de un mes a seis años de prisión. Este delito es conocido en la jerga judicial como “girar”.

“Los tiempos los marco yo, no una operación”, dijo Stornelli a LA NACION sobre el momento en el que decidió acusar a D’Alessio. La denuncia contra el fiscal se conoció el viernes pasado.

En la publicación en la que se informó la denuncia por extorsión que hizo el empresario Etchebest, Verbitsky había publicado una foto de la supuesta declaración de Campillo. Esa fotografía fue uno de los elementos que usó D’Alessio para extorsionar a Etchebest. Pero las fojas de la declaración de Campillo no se corresponden con las fojas de la foto publicada.

El abogado de Campillo, Gustavo Kollmann, dijo que su defendido no mencionó al empresario denunciante. “No solo no mencionó a Etchebest, sino que tampoco habló de nada que tenga que ver con él en ninguna de las declaraciones que prestó tanto en el juzgado como en la fiscalía”.

Además, LA NACION accedió a la declaración completa de Campillo como arrepentido y corroboró que en ese legajo no hay referencias a su desempeño como titular de la Oncca ni a pagos realizados por parte del sector ganadero.

Existe otra denuncia contra D’Alessio, en la que aplicó un modus operandi similar. En 2016, el despachante de aduanas Gabriel Traficante, imputado en la causa conocida como “la mafia de los contenedores”, denunció que D’Alessio se contactó con él, que se encontraba imputado, y que le ofreció sus servicios. Según fuentes cercanas a ese caso, D’Alessio aludió a sus vínculos con el juez que instruye esa causa en el fuero penal económico, Marcelo Aguinsky, y mostró supuestas capturas de pantalla de una conversación con el juez. Sin embargo, se comprobó que las imágenes de la supuesta conversación habían sido fraguadas y que incluso D’Alessio se equivocó y utilizó una fotografía de otro juez de ese fuero (Gustavo Meirovich). D’Alessio le había exhibido a Traficante unas planillas que no se correspondían con el expediente donde estaba y imputado, que tenía contactos con el juez y que lo podía “ayudar” en la causa si este le pagaba una cifra de dinero. La causa por la que se investiga a D’Alessio por extorsión está a cargo del juez federal Luis Rodríguez. Rodríguez quedó en el ojo de la tormenta tras haber sido acusado de cobrar sobornos del exsecretario de Néstor Kirchner.

La Coalición Cívica denunció que lo de Stornelli se trata de una “operación K” contra el fiscal originada en el penal de Ezeiza, donde se encuentran detenidos, entre otros, exfuncionarios del Ministerio de Planificación como Roberto Baratta y Julio De Vido. Paula Oliveto y Elisa Carrió hicieron una denuncia ante el fiscal Franco Picardi, que fue sorteada y recayó en el juzgado de Bonadio. Acompañaron la denuncia con transcripciones de escuchas telefónicas entre Baratta y un exfuncionario, en las que se anticipaba una presentación sobre Stornelli. Explicaron que se trata de escuchas ordenadas en el marco de una causa por narcotráfico instruida en el Juzgado de Lomas de Zamora. Las intervenciones telefónicas autorizadas eran para rastrear comunicaciones de otro detenido, Mario Segovia, conocido como “el rey de la efedrina”.

José Manuel Ubeira, el abogado de Oscar Thomas, exdirector de Yacyretá, recusó a Stornelli. Según la presentación, el fiscal quiso armar una cámara oculta con el fin de involucrarlo en un delito. Ubeira fue abogado defensor del excomisario Juan José Ribelli. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here