La inflación de enero fue de 2,9%, por encima de lo proyectado por los economistas privados

1
1076

10:00 – Comenzó un nuevo año, pero los viejos problemas persisten para la Argentina. La inflación seguirá sin dar tregua en 2019 pese los esfuerzos oficiales. Luego de que en 2018 el aumento de los precios marcara su variación más alta desde 1991 -alcanzó un 47,6%-, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) Nacional subió un 2,9% en enero, por arriba del indicador de diciembre e incluso por encima de lo proyectado por analistas.

Por: Francisco Jueguen

Igualmente, el índice publicado por el Indec no es una sorpresa completa para los economistas. El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que publica el Banco Central (BCRA) estimaba una inflación promedio en torno del 2,5% mensual hasta abril, impactada por los aumentos de las tarifas de los servicios públicos anunciados en diciembre pasado.

Lo que sí preocupó a los analistas es la fuerte alza en los Alimentos, de 3,4% -por arriba del nivel general y el doble de diciembre- y en sintonía con un IPC núcleo elevado, de 3% en un enero caracterizado por la estabilidad cambiaria. Así, la inflación interanual llegó a 49,3% y así se mantendrá los próximos meses.

Luego, para los especialistas, la suba de precios descendería hasta ubicarse más cerca del 2%. Para 2019, el último REM -un promedio de las consultoras- proyectó un 28,5%. El BCRA ya había deslizado el mes pasado que la desaceleración de la inflación no sería un proceso lineal.

“Entiendo que hay gente enojada. Diría además que hay mucha gente angustiada porque cuesta más llegar a fin de mes, porque nos hemos chocado con una realidad que la Argentina venía viviendo por arriba de sus posibilidades, con gobiernos que gastaban más de lo que tenían. De golpe nos encontramos con que el mundo nos dejó de dar crédito para sostener eso y tuvimos esta devaluación grande y un aumento de la inflación. Y eso nos ha pegado”, afirmó el presidente Mauricio Macri anteayer antes de viajar a Uruguay. “Ya está bajando la inflación”, se entusiasmó, Fuentes de Hacienda afirmaron a la nacion que hasta mitad de año esperan subas mensuales del IPC de entre 2% y 3%.

Las principales alzas en enero estuvieron en las tarifas del agua y el transporte, los cigarrillos, las prepagas y los alimentos. Además, subieron los planes de la telefonía celular.

“Nos daba 2,8% en linea con lo que dio en la Ciudad”, afirmó Federico Furiase, economista de la consultora EcoGo. “En febrero esperamos que ronde entre un 2,8% y un 3%, porque tendremos un impacto de tarifas de 1,1 puntos por transporte y electricidad, y además alimentos dejó un arrastre de 1,2 puntos. Será muy difícil que la inflación baje del piso de 2,5% hasta abril frente a la reapertura de las paritarias y el impacto de las tarifas”, dijo

“El dato de inflación mensual de enero superó las expectativas”, indicó el economista de Ledesma, Gabriel Caamaño. “El dato interanual sigue subiendo en consecuencia. Otra vez los alimentos estuvieron por arriba de la media, aunque el rubro que lideró en las subas en enero fue comunicaciones. Era esperable que la inflación se mantuviera alta durante el primer semestre de 2019, entre 2,5% y 3% promedio mensual, dada la alta inercia que dejó 2018, la naturaleza del plan de estabilización y los aumentos de precios y tarifas regulados anunciados para ese período. Pero por esperable no deja de ser un dato malo”, completó.

“El registro de inflación de enero se acelera con respecto a diciembre”, indicó Gabriel Zelpo, economista jefe de Elipsys. “El IPC presentó un incremento superior a nuestra estimación de 2,5% y al 2,6% observado en el mes pasado”, dijo. Para febrero, Elipsys espera una inflación en torno del 3,8%. Nuestra estimación inicial para 2019 se ubica en torno de 31,4%”, indicó el experto.

“La suba de aumentos regulados se repetirán en febrero y marzo, donde es probable que sigan elevando la inflación”, dijo Martín Kalos, director de EPyCA Consultores. “El Gobierno busca concentrar el costo político de esos aumentos en el primer trimestre y llegar a las elecciones con menores alzas en los meses previos para que eso le juegue a favor en la votación”, explicó.

“La inflación bajó del 6% en septiembre pasado al 3%. Ese es un nuevo piso que va a ser difícil de quebrar en los próximos meses”, advirtió Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina. “Subieron alimentos y bebidas con fuerza, y empiezan a pegar los anuncios de tarifas. Esto va a ser aún más fuerte en marzo y abril, con una inflación interanual rozando el 50%. Durará todo el primer cuatrimestre”, dijo. “Para que haya una inflación un poco más baja habrá que esperar. Los próximos meses estarán cargados por las tarifas. Sería bueno ver bajar la núcleo”, agregó, Camilo Tiscornia, de T&C Consultores.

“Entendemos que a partir de los aumentos ya anunciados y por efecto de una baja base de comparación anual, la inflación seguirá acelerándose hasta mayo”, escribió la economista de la consultora LCG, Melisa Sala, en un informe. “A partir de allí, en un escenario de estabilidad cambiaria, el ancla monetaria y una actividad recuperándose muy en el margen, garantizarán menores subas de precios en la segunda mitad del año. Proyectamos una inflación desacelerando a tasas del 32% interanual a diciembre de 2019”. (La Nación)

1 Comentario

  1. Nunca he visto ni en este, ni en otro país que los aumentos de los servicios no trajeran aparejados una suba del índice de inflación, por eso cuando decía que la inflación no sería un problema en su gobierno y al mismo tiempo sostenía que no se seguiría subsidiando a las empresas, según como me levantara me causaba mucha gracia o mucha bronca porque sabía que estaba mintiendo.

    Como todo lo que se hace a medias, el plan de macri y su puto gradualismo fue un fracaso rotundo sobre el que poco se ha explicado.Se tomó deuda a tasas muy altas para financiar el dichoso gradualismo, así se bajaron subsidios, pero en contrapartida se comenzaron a pagar mas intereses y los usuarios a pagar mas tarifa, los aumentos de tarifas hicieron que mayor porcentaje del salario fuera al pago de servicios y ese dinero faltaba en el consumo. Así fue como quedamos igual que el perro corriendo su cola hasta que explotó la bomba Lebacs tal como muchos economistas lo habían anticipado. La devaluación cuasada por los créditos para financiar el puto gradualismo hizo de volvieran a reponerse gran parte de los subsidios eliminados, a estos tenemos que sumarle los intereses por el endeudamiento y a eso sumarle la contratación de mas deuda, en este caso con el FMI. Así fue que terminamos en el peor de los mundos, mas endeudados, seguimos subsidiando pero antes el subsidio lograba que pagar las tarifas fuera simple y ahora se subsidia a tarifas que para muchos son impagables ¿Y si hacemos bien las cuentas no será ahora que entre subsidios y pago de intereses el peso económico para el estado es mucho mayor que el que había impuesto el kirchnerismo?

    El mejor equipo de los últimos 50 años nos dejó culo al Norte, pero no hay que confundirse, no fue así para todos. Los amigos de Caputo ganaron como nunca antes y se apropiaron de una porción mayor de la riqueza argentina. Yo estoy seguro de que este tipo debe ser llevado a proceso porque nadie es tan incompetente de manera gratuita, lo que lamento es que como siempre eso vaya a suceder dentro de años y no ahora mismo. El momento clave de toda esta maraña es cuando desplazaron a Prat Gay, fue en ese momento en el que la nave se enfiló hacia el desastre y el hito anterior al mismo fue aquella fatídica conferencia de prensa donde se torció en rumbo monetario, allí los devaluacionistas comenzaron a tallar fuerte y lo que sucedió luego, a mi juicio desde luego, fue la concreción de un plan y no una sorpresa, yo creo que el estallido fue buscado debido a que los aspectos positivos de la devaluación con la que arrancó este gobierno se habían diluido debido al altísimo déficit que fue otra cosa buscada para ganar las elecciones de 2017.

    Lo mas grave, como siempre sucede, está en el futuro porque aunque la devaluación de 2018 fue brutal, no fue suficiente y hoy ya estamos casi en la misma situación, pero en un año electoral y como en todos ellos lo que funciona es la alquimia económica y no la ciencia.

    Yo digo, hasta abril el refugio de los poligrillos como nosotros será el dólar, hasta ese momento la principal lucha del BCRA será para que el dolar no baje, luego agarrate catalina que vamos a cabalgar y llegaremos fines de este año de manera caótica porque otra no cabe, las cuentas no cierran y ya sabemos lo que eso significa en este país. Al que lo agarre con dólares debajo del colchón va a zafar. Al que lo agarre endeudado mas vale que se agarre el culo con las dos manos.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí