Inicio Internacionales El canciller de Brasil viaja a Buenos Aires y con su par...

El canciller de Brasil viaja a Buenos Aires y con su par argentino, comienzan a planear la visita de Jair Bolsonaro

255
0
Compartir

11:30 – De todos modos, no hay fecha para un encuentro, a solas, entre ambos mandatarios en Argentina.

Por: Natasha Niebieskikwiat

El canciller brasileño Ernesto Araújo llegará a Buenos Aires el jueves 7 de marzo para encontrarse con el ministro Jorge Faurie. Ambos comenzarán a preparar la visita de Jair Bolsonaro a la Argentina y por lo tanto su bilateral con Mauricio Macri.

​Así confiaron fuentes diplomáticas en Buenos Aires, las que sin embargo afirmaron no tener fecha para el viaje de Bolsonaro, que corresponderá así a la invitación del presidente argentino. Por su parte, Araújo fue invitado especialmente por Faurie.

Dichas conversaciones se mantuvieron durante la visita que el presidente Macri, Faurie y varios ministros de su Gabinete hicieron a Brasilia el pasado 16 de enero. Allí se conocieron Macri y Bolsonaro, y según quedó reflejado, tuvieron una muy buena «química» personal.

Siguiendo su promesa de campaña, Bolsonaro, que acaba de salir de su segunda operación quirúrgica por el ataque con cuchillo que sufrió durante la campaña electoral, viajaría a Estados Unidos en marzo. Los diplomáticos consultados en el Palacio San Martín afirmaron que su viaje a Buenos Aires podría ser en abril, fecha para la que faltan muchas confirmaciones. Porque Bolsonaro también debería venir a la cumbre del Mercosur, que se va a hacer en este semestre en la provincia de Santa Fe. Y se desconoce si Bolsonaro también irá a Chile, con el que su país firmó el año pasado un importante acuerdo de comercio, que sorprendió a los argentinos.

De 51 años, y tendencia ultra conservadora, Aráujo es un diplomático de carrera, y quien de hecho ya conocía a Faurie -también embajador de carrera-. Era jefe del Departamento de Estados Unidos, Canadá y Asuntos Interamericanos del Ministerio de Relaciones Exteriores cuando fue elegido por Bolsonaro para conducir los destinos de Itamaraty en esta gestión.

Macri es actualmente el presidente pro témpore del Mercosur. Ello se llevó buena parte de las conversaciones con Bolsonaro cuando se reunieron en el Planalto a mediados de enero. Los gobiernos del Mercosur fundante (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, ya que Venezuela está suspendida) vienen sosteniendo la necesidad de abrir el bloque a muchos más acuerdos de comercio e incluso a que se les permita a sus miembros a firmar pactos de libre comercio de manera bilateral, lo que no se puede y  su vez sensibiliza notablemente a las industrias de los respectivos países pese a que señalan lo contrario.

De hecho, en Brasil han sido siempre reticentes a firmar un TLC con la Unión Europea, donde también existen sectores y países proteccionistas que vienen frenando el acuerdo. Con las conversaciones con la UE nuevamente lentas, por ahora, lo que hay en plena acción es una negociación Mercosur con la región del llamado EFTA, que integran Suiza, Noruega, Liechtenstein e Islandia.

Actualmente con Brasil hay varias cuestiones en danza. El embajador en Brasilia, Carlos Magariños, que estableció una política comercial que permitió abrir una serie de puntos de atención en los consulados como si fueran mini cámaras de comercio para levantar la interacción comercial, se encuentra preparando la visita que hará a Brasilia el ministro de Defensa Oscar Aguad.

Será un viaje a una feria comercial de Defensa, donde los brasileños buscarán vender equipos y otros equipamientos, pero también será un encuentro con su par Fernando Azevedo e Silva.

Al mismo tiempo, tal como lo gestionó la ministra Patricia Bullrich, desde el área de Cooperación Internacional, Gastón Schulmeister se encuentra ahora en conversaciones con los vecinos para firmar un acuerdo bilateral con Brasil para contener barras y violentos que crucen la frontera hacia el país vecino para la Copa América que va a tener lugar allí entre junio y julio. Ello ya se realizó en diversos momentos con los Juegos Olímpicos y el Mundial en Brasil. Pero además se encuentra en negociaciones un acuerdo de «persecución en caliente» que es la posibilidad de que tropas de Argentina y Brasil traspasen sus fronteras para perseguir al crimen organizado.

Pronto vendrá una delegación de técnicos brasileños para evaluar, entre otras cuestiones, la venta de energía eléctrica a la Argentina, y posiblemente el secretario de Ciencia y Tecnología argentino, Lino Barañao, reciba en Buenos Aires a su par de Brasil, el astronauta y ahora ministro de Bolsonaro, Marcos Pontes. La cuestión del acuerdo automotriz a nivel bilateral deberá esperar las negociaciones argentinas con México.

Antes de todos esos planes, 18 y 20 de marzo, Macri recibirá con toda la pompa a la reina Margarita II y el príncipe heredero Federico de Dinamarca, los que harán realizarán una visita de Estado a Argentina, junto a un grupo destacado de empresarios. También harán visita de Estado los reyes Felipe VI y Letizia, en coincidencia con su llegada al país para la inauguración del Congreso de la Lengua, en la provincia de Córdoba, realizarán del 27 al 30 de marzo. (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here