Inicio Política Ordenan detener nuevamente al socio de Amado Boudou por la causa Ciccone

Ordenan detener nuevamente al socio de Amado Boudou por la causa Ciccone

173
0
Compartir

08:50 – Como había ocurrido con el ex vice, la sala IV de la Cámara de Casación revocó la excarcelación de José Núñez Carmona, condenado en agosto pasado por corrupción.

Por: Lucía Salinas

Días después que Amado Boudou regresó a la prisión por orden de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación, ese mismo tribunal también revocó la excarcelación de su socio y amigo, José María Núñez Carmona. De esta manera, por tercera vez, deberá ingresar al Servicio Penitenciario Federal. También deberá volver a la cárcel Nicolás Ciccone, uno de los dos dueños originales de la imprenta que el ex vice y sus socios compraron con ayuda de la AFIP de Ricardo Echegaray y de financistas que aún están bajo investigación, para después fabricar billetes de curso legal.

Núñez Carmona se presentó la semana pasada en los Tribunales de Comodoro Py para la audiencia pautada en la Casación. Antes de ingresar, manifestó no tener temor de reingresar a la cárcel después de haber conseguido la excarcelación meses atrás.

El 11 de diciembre, tanto él como Boudou habían sido excarcelados con un voto dividido y polémico del Tribunal Oral Federal 4, el mismo que el 7 de agosto lo había condenado a 5 años y 10 meses de prisión en la causa por la ex Ciccone Calcográfica. ¿Qué había cambiado para que el mismo tribunal cambiara aquella decisión? Uno de los jueces del TOF 4 que había fallado en contra del ex vicepresidente fue ascendido a camarista, y la jueza que lo reemplazó se definió por la libertad del ex funcionario mientras se tramita la apelación de la condena.

Las querellas de la causa, la Unidad de Investigación Financiera y la Oficina Anticorrupción, solicitaron entonces ante la Cámara de Casación que sea revocada la excarcelación del ex vicepresidente y su socio. Entonces la Sala IV de la Casación, constituida por los jueces Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Juan Carlos Gemignani, realizó la correspondientes audiencias para escuchar a las partes. Con el reemplazo de Gemignani por el juez Javier Carbajo, este lunes se conoció la decisión, que fue similar a la que había tomado respecto a Boudou: ordenar su prisión preventiva.

El tribunal ya había considerado en el caso del ex vicepresidente que los jueces del TOF 4 que votaron por la excarcelación “no habían justificado el cambio de criterio respecto a la resolución que había ordenado la prisión preventiva”, dictada con posterioridad al juicio oral que condenó a Boudou a la pena de cinco años y diez meses de prisión, junto con una multa de noventa mil pesos, inhabilitación especial, por “considerarlo autor penalmente responsable de los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública -en concurso ideal”.

En este contexto,  la Sala IV integrada por los jueces Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Javier Carbajo anularon la resolución del Tribunal Oral Federal 4 que había hecho lugar al pedido excarcelatorio de José María Núnez Carmona y Nicolás Ciccone.

Una vez más, en la resolución a la que accedió Clarín, la Cámara de Casación indicó que los magistrados del TOF 4 “no habían justificado el cambio de criterio respecto a la resolución que había ordenado la prisión preventiva, dictada con posterioridad al juicio oral que condenó a Núnez Carmona y Ciccone a las penas de cinco años y seis meses y cuatro años y seis meses de prisión, respectivamente”.

Los delitos que recaen sobre ellos en la causa por la compra-venta de la ex calcográfica Ciccone, es el de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública —en concurso ideal— y cohecho activo, en el caso de Nicolás Ciccone.

El juez Hornos al momento de justificar su voto en el que ordenó la prisión preventiva de Núñez Carmona, explicó que por las características de la maniobra delictiva “manipulación de los organismos de la administración pública, vínculos nacionales e internacionales, búsqueda de impunidad- y las condiciones personales de los imputados, estaban acreditados los riesgos procesales que sustentan la prisión preventiva de los nombrados”.

Entonces, se remarcó la existencia de los “peligros procesales la forma amenazante y prepotente con la que se habría manejado” como también “los contactos en el país y en el exterior que les permitieron desarrollar la conducta investigada”.

El juez Hornos indicó que correspondía ordenar la detención del socio y amigo de Boudou y de Ciccone, mientras que sus pares Borinsky y Carabajo decidieron “anular la decisión y remitir la causa al tribunal, a sus efectos”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here