Inicio Destacadas 1 En Río Turbio son muchos los que comieron y comen de la...

En Río Turbio son muchos los que comieron y comen de la basura (I)

1467
4
En Río Turbio son muchos los que comieron y comen de la basura (I)

14:20 – El 9 de diciembre de 2015, después de haberse conocido el triunfo electoral de Atanasio Pérez Osuna como Intendente de Río Turbio, hasta ese momento Interventor de YCRT, el intendente saliente Matías Mazú, le cedió el trono para ir a revistar como diputado provincial y en el traspaso de la comuna, le dejó un listado donde constan las deudas de Obra Pública que le quedaban como lastre al nuevo intendente.

OPI publica en esta nota el listado completo para que los lectores vean quiénes y por cuánto, el municipio de Río turbio “heredó” una deuda total de algo más de 52 millones de pesos de los cuales $ 48.705. 259,10 pertenecen a distintos proveedores de bienes y servicios que durante la gestión de Mazú, aparentemente no fueron cancelados y por lo tanto formaban parte del pasivo financiero que en ese momento, Osuna tomaba a su cargo.

Ahora bien, OPI y News están trabajando minuciosamente para investigar una por una de las deudas que allí aparecen, determinar su origen, cuánto y cuándo se dio cumplimento a los contratos y marcar algunas dudas sobre empresas a las cuales previamente el municipio les ha pagado todo o gran parte de los contratos que Mazú tenía vigentes y sin embargo, cuando en diciembre del 2015 se hizo la entrega de la intendencia, aparecieron con cifras muy importantes como acreedoras del municipio. Esto, claro está, enciende las suspicacias, conociendo a los actores. Algunos analizan que tal vez son deudas “figuradas” o “dibujadas” con fines inciertos o bien para simular o encubrir pagos que se hicieron previamente u otros que aún no habían sido liquidados o cederle a Osuna cierto margen para el manejo de fondos futuros. Recordemos que Osuna, nuevo intendente elegido en ese momento, era el partener de Mazú desde YCRT (canal por donde bajaban los fondos nacionales), quienes actuaban en coordinación con el Gerente general de Isolux Corsán Juan Carlos De Goicochea y el rector de la UTN Martín Goicochea, todos procesados y/o presos por corrupción en Río Turbio.

Hoy nos vamos a centrar en la deuda que figura contraída con la firma DEISA S.A, encargada de realizar los trabajos y  el montaje de la Planta de Residuos Sólidos de Río Turbio que inició Matías Mazú en el 2013 y finales del 2015, pagó millonarias sumas de dinero, que provenían directamente desde nación, donde estaban sus amigos. Lamentablemente para ellos, en el 2015 CFK salió eyectada del poder, Julio de Vido cayó en desgracias, denunciaron las maniobras de los municipios con los fondos enviados para el tratamiento de los residuos urbanos a varias ciudades del país y hoy los ex intendentes santacruceños (todos del PJ) Raúl Cantín, José Córdoba, Teodoro Camino, José Boldovic y Matías Mazú, están procesados por el manejo irregular de fondos públicos, por el juez Claudio Bonadío.

De acuerdo a la liquidación de deuda que Mazú le pasó a Osuna, el municipio de Río Turbio le debía a la empresa DEISA SA la suma de $ 7.284.000,00 y cualquiera tiende a pensar que ese dinero es, precisamente, prácticamente el total de los fondos enviados por nación para hacer la planta de residuos en Río Turbio. Ahora bien, teniendo en cuenta que no existe la planta como tal en la cuenca, uno se pregunta ¿De qué le debemos casi 7,3 millones de pesos a DEISA SA?. Y aquí surge la primera incógnita en todo este asunto. ¿Cómo es posible que se haya generado una deuda de este monto, si tal como se puede comprobar fácticamente cualquier persona, no existe la planta.

Entonces en OPI comenzamos a buscar documentación, a revisar carpetas gentilmente cedidas por un integrante del staff de Pérez Osuna y llegamos a la conclusión de que alrededor de la deuda con DEISA SA hay más confusión que certeza. Encontramos que Matías Mazú le ha efectuado a esta empresa al menos tres pagos previos que en total suman cerca de cinco millones de pesos, más (no sabemos si es un pago aparte, porque no encontramos aún el recibo) y dos camiones recolectores/compactadores supuestamente con los fondos nacionales de $ 8.385.148,60 enviados oportunamente al municipio de Turbio.

Sin embargo, de la documentación a la que tuvimos acceso, Mazú le pagó a DEISA SA las siguientes facturas:

Factura Nº 307 del 16/09/2014 por $ 2.498.000,00 . En este caso la factura son anticipos por prensas enfardadora, estructura metálica, flete y traslado

Factura Nº 368 del 26/05/2015 por $ 1.716.325,84. Este importe el detalle muy escueto figura como la anterior, anticipo por una enfardadora y estructura metálica.

Factura Nº 375 del 26/6 2015 por $ 781.574,16. En este caso el importe corresponde al anticipo por un galpón metálico, fletes y traslados.

Estas tres facturas, como lo vamos a desarrollar en otras notas sucesivas donde analizaremos puntualmente lo que se pagó por la Planta de Residuos en Río Turbio, son parte del desarrollo del proyecto denominado “Plan Integral de Residuos Sólidos Urbanos de la localidad de Río Turbio” que tenía un plan de 8 meses para su finalización, nunca fue puesto en marcha con un agravante más: el 01 de agosto de 2014, tal surge de la documentación analizada, el Intendente de Río Turbio, Matías Mazú en base al Expte 7.001/14, emitió el Decreto 1287, donde aprueba ad-referendum del Concejo Deliberante que luego dio su total apoyo, el adelanto de $ 4.996.000,00 en calidad de anticipo a la empresa DEISA SA, para el inicio de la obra.

Pero hay más

En el presupuesto municipal del año 2013, con la imputación 2.1.2.3.10 “Recuperación y Puesta en funcionamiento  PTRSU” (Planta de tratamiento de Residuos Solidos Urbanos) Mazú destinó $ 2.481.950,00 para ese fin, según consta en el presupuesto en nuestro poder. Esto es referido a la Planta de Mina 2.

 En  el año 2014, Mazú con la imputación 2.1.2.3.16  presupuestó como Planta de Tratamiento de Residuos sólidos Urbanos  la suma de $ 8.300.000,00.   

En  el año 2015 el intendente volvió a imputar  (2.1.2.3.16) en el presupuesto de ese año la inversión de la Planta de Tratamiento Residuos solidos Urbanos  por la suma de $ 8.300.000,00. Esto claro, a través del convenio firmado por la municipalidad con Nación.

Nótese que el Intendente imputó por tres años seguidos el mismo gasto para las dos plantas (Mina 2 y Mina4), la empresa DEISA SA aparece cobrando tres facturas por casi cinco millones de pesos y luego un anticipo del 50% equivalente a una suma similar a esta última.

A pesar de todo, el 9 de diciembre del año 2015, Mazú le entregó a Pérez Osuna un municipio que le debía a DIESA SA 7,3 millones de pesos. La gran incógnita es: ¿Cuánto en realidad el municipio de Río Turbio le debe a DEISA SA? ¿Y lo que se pagó a qué corresponde? A casi tres años y medio de gobierno municipal ¿Les han pagado la deuda a DEISA SA?. Los intendentes que suplantaron a Pérez Osuna cuando fue preso, deberían dar cuenta de todas estas dudas. (Agencia OPI Santa Cruz)

4 Comentarios

  1. Uno de los temas a investigar son las «empresas» contratadas. En el cartel de obra dice que la sede es «Alvear 148 Rafaela». Según la imagen de google de octubre del 2014 es una casa particular sin ninguna chapa o cartel identificatorio que diga que allí funciona la empresa. En las facturas emitidas por la empresa indica que su domicilio es «Juan Lopez Caule 2875 Rafaela» que está dentro del Parque Industrial de la ciudad. Pero no se sabe si tiene un galpon o solo una oficina pequeña
    ¿Cuales son los «antecedentes» de estas supuestas «empresas» para ser elegidas para estas obras? ¿Quienes son sus verdaderos propietarios?
    Vale destacar que en el Cartel de Obra el presupuesto era de 1.178.000 pesos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here