Inicio Política Antes de abandonar el programa de testigos protegidos, el contador Manzanares pidió...

Antes de abandonar el programa de testigos protegidos, el contador Manzanares pidió que lo trasladen a un lugar más cómodo

334
0
Compartir
El contador de los Kirchner es detenido en Río Gallegos – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

08:30 – El arrepentido ex contador de los Kirchner presentó la solicitud ante la justicia, como paso previo a pedir su regreso a Marcos Paz. Denuncia condiciones insalubres de alojamiento

Por: Lucía Salinas

Después de ser aceptado como imputado colaborador en la causa de los cuadernos de las coimas, el ex contador de Cristina Kirchner Víctor Manzanares ingresó al programa de testigos e imputados protegidos, porque temía por su integridad física. Ochenta y ocho días después, sus abogados defensores, Roberto Herrera y Alejandro Baldini, pidieron su traslado del alojamiento en el que se encuentra, ​como paso previo a solicitar el abandono del programa para volver a la cárcel, como contó Clarín el pasado viernes.

Preso hace tres meses en un domicilio que pertenece al programa de Testigos Protegidos, el ex contador de Cristina pidió en traslado de donde se encuentra alojado, mientras la defensa trabaja para que regrese al penal de Marcos Paz. Sus abogados presentaron este lunes el pedido ante el juzgado de Claudio Bonadio, a cargo durante quince días por su par Ariel Lijo.

El defensor de Manzanares Roberto Herrera indicó a Clarín que para evitar que el contador pase ocho meses más como José López, insistieron con el traslado a otra dependencia. El pedido original es para que deje de ser testigo protegido y reingrese al Servicio Penitenciario. Como instancia previa, la defensa requirió un traslado de donde se encuentra hoy alojado.

Con un pronto despacho se pidió que Manzanares deje el lugar donde está ahora, «lleva 88 días de aislamiento en su lugar de detención (…) no se encuentra confinado en un aislamiento que no se condice con su situación de imputado colaborador», expresa el escrito al que accedió Clarín.

El texto sostiene que Manzanares se encuentra «encerrado aislado dentro de una celda de 3 metros por 6, sin contacto con el exterior en las 24 horas. Sólo posee una radio y almuerza y cena en su cama no tiene mesa, no tiene silla, no tiene ventanas, no camina y no sale al exterior de ese confinamiento. Está monitoreado las 24 horas mediante cámaras de seguridad con dos reflectores alumbrando su celda los que siempre están encendidos».

La defensa consideró que tales condiciones de alojamiento «responden más a un panóptico que a una celda, situación que está defensa denuncia».

Después de tres declaraciones en las que aportó datos para la investigación -que también serán útiles en otros expedientes por corrupción durante el kirchnerismo- y si no mejoran sus condiciones de detención, el contador histórico de la ex familia presidencial busca regresar al penal de Marcos Paz.

Víctor Manzanares se encuentra preso desde julio de 2017 por orden del juez Bonadio en la causa Los Sauces, la inmobiliaria de la ex presidenta.

Desde que declaró como arrepentido en la causa de los cuadernos y se acogió al programa de imputados colaboradores, según sostiene la defensa, desde el Programa que depende del Ministerio de Justicia le habían garantizado el traslado a un lugar con mayores comodidades. Después de esperar casi tres meses, Manzanares perdió la paciencia y le pidió a sus abogados regresar al Penitenciario federal.

A la visita semanal de sus abogados, el contador sólo se sumó una vez la de su hermana: según las promesas, el resto de su familia recién podrá visitarlo cuando esté alojado en un mejor lugar dentro del Programa de Testigos Protegidos.

Según fuentes oficiales, hay un pedido de la defensa de Manzanares para ser trasladado, pero como se trata de un testigo importante «hay que tener en cuentas medidas de seguridad y se está evaluando y se espera que se resuelva el tema de su traslado», indicaron ante la consulta de Clarín.

«Hay una orden judicial para concretar el cambio de alojamiento, y se está trabajando junto al Servicio Penitenciario Federal para hacerlo», aclararon este viernes.

Desde el juzgado de Lijo recibieron el pedido de traslado, aunque Bonadio se encuentra de licencia hasta el 15 de mayo.

¿En dónde está alojado Manzanares? Como ordena la ley, no es pública su ubicación. Según pudo saber este diario, se trata de un lugar fuera de la cárcel que depende del Servicio Penitenciario Federal, donde vive aislado en una celda de 3X5 y sólo cuenta con lo indispensable.

Aunque al comienzo podía realizar pequeñas caminatas, hace tiempo que ya no dispone de esta posibilidad: ese es otro de los motivos por los que piden que regrese al Penitenciario Durante estos 88 días, fiel a su estilo metódico, también se ocupa de leer los expedientes en los que se encuentra procesado. Sólo cuenta con una pequeña radio y llama a sus abogados cada vez que escucha algo relacionado a la causa de los cuadernos que lo tiene como uno de sus protagonistas. (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here