Arcioni le ganó al FPV de Linares por 8 puntos y por 24 a Cambiemos. Massa llegó para apoyar e hizo un papelón con Fernández

1
1395
Arcioni le ganó al FPV de Linares por 8 puntos y por 24 a Cambiemos. Massa llegó para apoyar e hizo un papelón con Fernández

10:30(Por Giuliano Ventura para OPI Chubut) – Mariano Arcioni con el partido provincial “Chubut al Frente”, ganó ayer en la provincia de Chubut con más del 38,9 %, en segundo lugar resultó Carlos Linares (FPV) hoy renombrado Frente Patriótico Chubutense con 31,23% y “Cambia Chubut” con Gustavo Menna, un poco más del 14,45%. Importante cifra tuvieron los votos en Blanco o recurridos, lo cual llegó al 8,6%, más que todos los partidos de izquierda juntos.

El triunfo de Arcioni era previsible, aún y a pesar de la fuerte campaña impuesta desde el kirchnerismo con Linares yendo a todos lados a buscar votos y hasta visitando varias veces Santa Cruz, donde nadie sabe si fue a nutrirse por ósmosis del más puro kirchnerismo o a buscar plata para su campaña. Lo cierto es que, como ya lo habíamos anunciado el 12 de abril de este año en nuestra nota titulada: “Linares sueña con ganar con un kirchnerismo explícito que en Chubut no tiene futuro” el representante de CFK en Chubut fue descendido al segundo lugar y lejos; todo una llamada de atención del cual Linares, Di Pierro y otros, deben leer con detenimiento y preocupación.

En el momento de campaña Linares, pretendiendo liderar un kirchnerismo exitoso en Chubut dijo “Queremos que nuestras fábricas se vuelvan a llenar de trabajadores, que nuestros chicos vuelvan a comer en sus casas y no en las escuelas, para que nuestros jóvenes vuelvan a tener futuro”, sin especificar qué fábricas dejó el FPV en Chubut y cuándo, durante los 12 años de kirchnerismo a nivel nacional en Chubut, los chicos dejaron los comedores escolares, agregamos como observación en aquella nota.

Las PASO ya habían cementado el triunfo de Arcioni y ayer, el electorado de Chubut volvió a darle la espalda al kirchnerismo y también (mucho más aún) a Cambiemos, demostrando una diferencia sustancial entre los tres candidatos y en el caso del partido nacional, con 24 votos de diferencia del primero.

“Alianza Cambiemos” en Chubut tuvo dos arrastres nocivos para el fracaso. Uno el candidato Menna, quien no tracciona a nivel provincial comparativamente con otros de sus oponentes, aún del propio kirchnerismo. La segunda cuestión fue la mala relación de Mauricio Macri con el electorado chubutense, la situación económica macro provincial, la afectación de la productivdad y el comercio por las medidas económicas nacionales, etc.

Amigos y papelonazo

Sugestivamente llegó en horas de la tarde de ayer a Chubut, el titular del Frente Renovador Sergio Massa, quien es amigo personal de Arcioni desde que eran muy jóvenes. Lo hizo junto a la diputada Camaño y al kirchnerista Bossio.

“Casualmente” C5N (quién si no) puso al aire en un cruce que lo mostró realmente incómodo a Arcioni, a Alberto Fernández desde Buenos Aires con Sergio Massa que abrazaba al gobernador reelegido, como queriendo “meterlo” adentro de la pantalla.

Fue una imagen burda, un papelonazo de Massa y una trampa que le tendieron a Arcioni. Allí, Fernández con cara de tipo afable y distendido, canchereando la parada oficializó el llamado a Massa invitándolo “a tomar un café juntos”. El titular del Frente Renovador, mostrando sonrisa de publicidad de dentífrico, escuchaba al candidato marioneta de CFK y a su lado Arcioni, esbozaba una sonrisa nerviosa, incómoda, como pensando “¿Dónde me metiste Sergio?”, pues claramente el kirchnerismo estaba usando su triunfo para aparecer en la foto y oficializar el acercamiento de Massa al Frente para la Victoria, partido del cual Arcioni se encargó de despegarse en la provincia.

Massa, entonces, haciendo uso del pie que le había dado su ex jefe de campaña, hizo toda una alegoría (típico en él) sobre la necesidad de formar “un frente para ganarle a Macri” y terminó capitulando con el compromiso de “tomar el café”, lo cual es más o menos lo mismo que decir públicamente que arreglará con el kirchnerismo más rancio, borrando de un plumazo todos sus discursos anteriores sobre la corrupción pasada, la extinción de dominio, cárcel para los corruptos y la parafernalia discursiva que le sirvió para posicionarse como “tercera vía” y hoy lo subsume en la soledad eleccionaria.

Fuentes a las que accedimos anoche, remarcan que Arcioni fue sorprendido por el enlace de Massa con Alberto Fernández, comunicación que se inició con el propósito o excusa de saludar al gobernador reelecto y derivó en otra cosa. “Estaba todo armado, sin duda esto no fue improvisado. Arcioni aceptó las felicitaciones de Fernández e iba todo bien pero después se sorprendió y se le notaba en el rostro. Vean como muestra su sonrisa obligada. No es tonto, sabe que usaron su triunfo para coronar un mensaje hacia adentro y hacia fuera; para blanquear una situación que está latente en los medios desde hace días, que es el pase de Massa al kirchnerismo. No se si Arcioni se lo reprochó a Massa, pero que no le gustó, seguro”, dijo nuestra fuente muy cercana al gobernador de Chubut. (Agencia OPI Chubut)

1 Comentario

  1. que FALSETTI; los tipos estos, pero la gilada seran llevados de las narices por punteros y delegados a votarlos: QUE REGALITO LES DEJAN A SUS HIJOS ESTOS CIUDADANOS…. RASCAN LA OLLA DE LOS PRIVILEGIOS CORRUPTOS

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí