Inicio Internacionales El régimen cubano refuerza su solidaridad con Venezuela ante las amenazas de...

El régimen cubano refuerza su solidaridad con Venezuela ante las amenazas de EE.UU.

3
0
El régimen cubano refuerza su solidaridad con Venezuela ante las amenazas de EE.UU.

07:10 – El presidente Díaz-Canel dijo que La Habana y Caracas deben mantenerse unidas. Fue al criticar el bloqueo económico que la Casa Blanca impone a los dos países.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, subrayó la necesidad de que Venezuela y Cuba se mantengan unidas para hacer frente a lo que ha definido como “amenazas, injustas sanciones y el bloqueo” impuesto por Estados Unidos hacia ambas naciones latinoamericanas.

“Unidos y con dignidad enfrentaremos y venceremos las amenazas, las injustas sanciones y el bloqueo”, dijo el mandatario cubano a través de su cuenta en la red social Twitter.

El reclamo de Díaz Canel se produce horas después de haberse encontrado en la isla con el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente y vicepresidente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, quien dijo que en su visita a Cuba ratificó “los lazos de hermandad y solidaridad” entre ambos estados, ante las “agresiones perpetradas por Washington”, según informó la Agencia Venezolana de Noticias .

Díaz-Canel y Diosdado Cabello mantuvieron un encuentro en La Habana en el que además estuvieron presentes el ex presidente Raúl Castro, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y José Ramón Machado Ventura, segundo secretario de esta organización política.

Cuba es uno de los aliados más importantes del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien el pasado 10 de enero inició un segundo mandato que no reconocen ni la oposición ni gran parte de la comunidad internacional porque se basa en los resultados de unas elecciones presidenciales, celebradas el último 20 de mayo de 2018, que consideran fraudulentas.

En respuesta, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, se declaró “mandatario interino” el 23 de enero con el triple objetivo de “cesar la usurpación”, crear un “gobierno de transición” y celebrar “elecciones libres”. Ha sido reconocido por Estados Unidos, por la mayoría de los países latinoamericanos y por muchos Estados europeos, incluida España.

A raíz de la asonada militar del 30 de abril, la situación se ha complicado y Gobierno y oposición han mantenido contactos exploratorios en Noruega con el propósito de reanudar un diálogo que se ha resistido estos años. De momento, no ha dado más resultado que el compromiso de las partes de seguir hablando.

El viaje de Cabello a la isla se produce días después de que el gobierno de Donald Trump haya activado una batería de leyes para limitar los viajes de sus ciudadanos a la isla, prohibiendo la llegada de cruceros a La Habana y facilitando que cubano-estadounidenses que hayan sido expropiados por la revolución comunista en 1959 puedan reclamar indemnizaciones ante tribunales federales de Estados Unidos.

Esta posibilidad está contenida en un capítulo de la Ley Helms-Burton que todos los antecesores de Trump habían mantenido en suspenso para evitar disputas con aliados que tengan intereses en la isla, como es el caso de la Unión Europea.

Al manifestar su solidaridad con el régimen de Caracas, el gobierno de Cuba dijo que no conseguirán “arrancarle concesiones políticas” como buscan y recalcó que la solidaridad con Venezuela “no es negociable”.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores cubano ha subrayado que “esta nueva escalada” lo que intenta es “arrancarle concesiones políticas” a Cuba “mediante la asfixia de la economía y el daño al nivel de la población”, además de impedir que los estadounidenses conozcan “la realidad cubana” frente a la “propaganda calumniosa que a diario se fabrica” contra la isla.

El Gobierno cubano responsabiliza específicamente de las últimas medidas al asesor de Seguridad Nacional, el “halcón” John Bolton, quien en su opinión se habría adueñado de la política exterior de su país hacia el Hemisferio Occidental, “lo que constituye la principal amenaza a la paz y la estabilidad de toda la región”.

Asimismo, el régimen comunista criticó que entre los “pretextos” esgrimidos figure “la calumniosa acusación de que Cuba interviene militarmente en Venezuela, mentira que ha sido rechazada pública y sostenidamente por el Gobierno cubano”.

En este sentido, el Gobierno del presidente Díaz-Canel recalcó que la “solidaridad” de su país tanto con el presidente Maduro como con la “Revolución bolivariana y chavista y la unión cívico-militar de su pueblo, no es negociable. (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here