Inicio Reverso Reverso: un proyecto colaborativo contra la desinformación

Reverso: un proyecto colaborativo contra la desinformación

141
0
Reverso: un proyecto colaborativo contra la desinformación

12:15– Desde hace algunas horas está funcionando en nuestro país el primer consorcio de medios dedicado a combatir la desinformación, más aún en épocas de campañas electorales.

OPI Santa Cruz forma de este proyecto al que se unen cientos de medios del país durante el proceso eleccionario para contrarrestar la desinformación con verificaciones que serán publicadas en simultaneo en las diferentes plataformas que cada medio posee.

Reverso

Es un proyecto colaborativo inédito en el país, impulsado y coordinado por Chequeado, AFP Factual, First Draft y Pop-Up Newsroom, en el que más de 100 medios y empresas de tecnología se unen durante el proceso electoral de 2019 para intensificar la lucha contra la desinformación con verificaciones que podrán ser publicadas en simultáneo por todos los aliados.

Financiación

La iniciativa cuenta con el apoyo económico y tecnológico de Facebook Journalism Project, Google News Initiative, Luminate y WhatsApp, quienes financian las capacitaciones que se harán en todo el país y al equipo de periodistas que trabajará en la redacción central de Reverso en la redacción, edición y producción audiovisual, comunicación y redes.

Twitter también será parte de esta acción común, para promover la iniciativa y que los tuits de la misma tengan mayor alcance y visibilidad en el feed de la red social.

OPI Santa Cruz es parte del consorcio y en nuestra home dedicaremos un espacio especial destinado a la publicación de los informes que se producen en la redacción descentralizada que posee el consorcio.

Durante procesos eleccionarios en diferentes países del mundo se organizaron consorcios con este mismo objetivo: CrossCheck en Francia, Electionland en los Estados Unidos, Verificado en México, Comprova en Brasil y más recientemente Checkpoint en India y Comprobado en España.

Desde junio a diciembre

Serán objeto de verificación de Reverso las posibles desinformaciones virales que circulen principalmente en redes sociales, WhatsApp o plataformas como Chequeo Colectivo y YouTube; y no afirmaciones de líderes políticos o de opinión. Los medios sólo serán objeto de chequeo en tanto reproduzcan contenido falso o engañoso originado o que haya circulado previamente en las redes sociales.

Son objeto de verificación los contenidos factuales, basados en hechos, y que pueden ser contrastados. No lo son los enunciados de promesas, comentarios, ideas u opiniones; ni tampoco trascendidos de declaraciones realizadas en un ambiente privado que no tengan interés público o afirmaciones relacionadas con medidas de prueba dispuestas en causas judiciales en trámite.

La selección del material a chequear se realizará sin discriminar por orientación partidaria, ideológica, sexual o étnica.

Las cuatro categorías para calificar el contenido verificado:

FALSO. La publicación, que puede incluir un mensaje y una pieza (foto, video, audio), ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables y los actores involucrados.

ENGAÑOSO. Parte de la publicación puede coincidir con ciertos datos verdaderos, pero -intencionalmente o no- fue manipulada para generar un mensaje en particular.

VERDADERO. La publicación ha demostrada ser verdadera, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables y los actores involucrados.

NO SE PUEDE PROBAR. La publicación no contiene referencia alguna (tiempo, lugar) que permita ubicar el contexto de lo que está sucediendo para que se pueda contrastar, o resulta imposible de chequear. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here