La explicaciones de Tamburo (SPSE) sobre el corte de luz y la “Reserva fría”

0
110
La explicaciones de Tamburo (SPSE) sobre el corte de luz y la “Reserva fría”

13:00– El Presidente de Servicios Públicos Sociedad del Estado, Lucio Tamburo, explicando los problemas que tuvo y tiene el gobierno nacional y el interconectado, por lo cual se produjo el apagón nacional, es más o menos como si la recordada envenenadora serial “Yiya” Murano nos brindara una clase de repostería para la hora del te.

Sin exculpar a los responsables del apagón y esperando que desde Nación se sepa en el corto tiempo qué sucedió y quiénes fueron los responsables, no es precisamente la provincia de Santa Cruz, el kirchnerismo y Lucio Tamburo, particularmente, quienes puedan explicar una crisis, hablar de “desinversión energética”, de “problemas políticos”, ineficiencia y falta de previsibilidad.

En Santa Cruz, precisamente, hace 27 años que los cortes de luz son moneda corriente. En los últimos 15 no faltaron razones para recordar el nombre de los sucesivos presidentes de SPSE y sus familias y después que Néstor Kirchner dejó la gobernación con una usina vieja y contaminante, producto del gran negocio personal que hizo con rezagos de los rusos, la falta de luz y los negociados con turbinas, máquinas obsoletas y sistemas de generación deficientes siguieron con Sergio Acevedo, prosiguieron con Peralta y continuaron con Alicia, hasta que finalmente y a los ponchazos Santa Cruz entró en el interconectado nacional.

Pero aún así, la luz se sigue cortando. ¿Por qué?, básicamente porque el sistema de transporte, el cableado y estaciones de bajada que tiene la provincia son viejos y obsoletos (nunca invirtieron un peso en reponerlos), al punto de no soportar cargas, sobrecargas y demás cuestiones técnicas que no importan describir aquí. Es decir, cuando la generación era autónoma no andaba por deficiencia de la propia usina de Río Chico, cuando llegó el interconectado no funcionó 100% por deficiencias propias del sistema provincial y siempre en Santa Cruz y en Río Gallegos particularmente, se corta la luz por varias horas y muchas veces en el día durante todo el año debido a la falta de inversión, previsibilidad y deficiencia técnica de quien hoy invierte los argumentos y los resume en un discurso para nada creíble, solo a los fines de echarle la culpa a otro, como normalmente hace un buen kirchnerista.

Es maravilloso leer a Tamburo explicar, por ejemplo, por qué durante el apagón no pudo funcionar la “Reserva fría”, es decir, las turbinas GE que se compraron durante el gobierno de Acevedo a un precio significativamente mayor que el internacional, con la promesa de resolver un problema que jamás se solucionó: la provisión de luz ininterrumpida a la ciudad capital. Tampoco explicó Tamburo por qué no funcionaron en la emergencia a pesar del millonario presupuesto que anualmente se destaca en la “Reserva fría”, que no es tal por cuanto cuando se la necesita no funciona.

Tamburo dijo que las turbinas se alimentan de gas provisto por Camuzzi y que un problema en el abastecimiento (de Camuzzi, obviamente), impidió que entraran en funcionamiento los generadores. Lástima que Tamburo no lo dijo antes y que tampoco dijo la verdad. Pues la deuda que tiene Servicios Públicos con Camuzzi es una de las causas por las cuales no pudieron encender la denominada “Reserva fría”, más o menos lo mismo que cuando se le imputaba a Cammesa la transportadora de energía eléctrica, problemas de abastecimiento, lo cual redundaba en cortes de luz en la provincia y nos enteramos que hacía dos años que el gobierno no le pagaba el canon eléctrico por el servicio a la proveedora de energía.

Como detrás de cada necesidad el kirchnerismo ve un gran negocio, Tamburo sin perder tiempo ahí nomás anunció que Distrigas SA plantea hacerse cargo del gas en toda la provincia, sustituyendo así a Camuzzi, lo que a todas luces y en razón de la experiencia que tenemos, no es seguridad de nada, excepto de buenos negocios para Fernando Cotillo, Alicia Kirchner y la muchachada K tan sedienta de fondos de campaña.

Para entender la necesidad del gobierno de que Distrigas SA maneje todo, solo basta remitirse a las notas que sobre esta sociedad anónima controlada por el Estado provincial realizó OPI en los últimos meses del año. Tamburo, pretende explicar que con ese cambio, la “Reserva fría” va a funcionar sin problemas y nunca más vamos a tener un problema parecido al del domingo (¿?).

Pero Tamburo habló (paradójicamente) de “desinversión del gobierno nacional” en materia energética, sin ponerse colorado pensando que del otro lado hay gente conocedora de la trama de corrupción desplegada por 12 años en el país donde los subsidios a las empresas de energía (entre otras) se otorgaban en el gobierno K a cambio de  una coima (retorno a los bolsillos de De Vido, CFK y Cia), no se les exigía ni un peso de inversión (así se destruyó el sistema energético), los barcos de gas fantasmas se perdían (pero se “pagaban”) se compraba petróleo a Venezuela a precio vil y se desabasteció el país haciéndolo dependiente hasta del gas de Bolivia y Chile, a pesar de estar sentados sobre uno de los mayores yacimientos de gas del mundo.

Tan inoportuno es Tamburo, que mientras la provincia (y el país) estaban a oscuras, YCRT iluminaba a Río Tuirbio y Julia Dufour mediante el proyecto de la Intervención para darle luz a la cuenca con generación propia, a un precio más económico. Paradójicamente, el mismo Tamburo que dilata el acuerdo de SPSE con YCRT para que la cuenca tenga luz barata y no coloca los postes para que 28 de Noviembre tenga el mismo beneficio, solo por cuestiones políticas, dado que el Interventor Zeidán no es de su partido, es quien habla de desinversión e irresponsabilidad. Es el mismo cuyo partido vive interviniendo en los conflictos sindicales del yacimiento de Río Turbio, para impedir que desde la empresa alguien haga un aporte social a la comunidad. Tan mal le salió a Tamburo su discurso, que obvió decir que durante el apagón, la única localidad que tuvo luz en Santa Cruz y de las pocas en el país, fue Río Turbio; y no fue por iniciativa de SPSE. Ahí, a la vuelta de la esquina, donde él y su magnificada empresa de servicios retacea la colaboración y por ende el beneficio a esos pueblos solo por egoísmo partidario, porque la camiseta política de YCRT no es la propia, no estuvieron a oscuras.

Y a pesar de todo, tenemos que soportar a un decano del fracaso en materia de energía, que nos hable desde una radio de la cadena del ánimo y la alegría, explicándonos como si fuéramos idiotas que la verdad siempre la tuvieron ellos y lo que hoy ocurre en el país y en la provincia, es culpa de los otros, jamás de la corrupción propia. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí