Crece la desconfianza de Maduro con el Ejército en medio de nuevas detenciones

0
366

08:00 – La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) celebró su fiesta anual de la peor manera posible: deslucida por el miedo gubernamental , preñada de desconfianza entre sus filas y en medio de un operativo contra altos mandos y oficiales después de unos ascensos muy polémicos. Ni siquiera las embestidas dialécticas contra los enemigos actuales animaron un acto que tuvo una segunda parte en el aeropuerto de Maiquetía, al conocerse la llegada anteayer de un nuevo avión ruso, cargado de asesores militares enviados por el presidente Vladimir Putin .

Por: Daniel Lozano

Un aterrizaje, al que se puede sumar la llegada de un buque en los próximos días, que pone en ridículo las afirmaciones del presidente norteamericano, Donald Trump , que hace solo 20 días aseguró que los rusos habían abandonado Venezuela. “Los rusos dicen que el avión llevó técnicos para tareas de mantenimiento. Lo que sí sabemos es que no llevaba ayuda humanitaria”, se quejó Elliot Abrams, enviado especial de Estados Unidos para el país petrolero.

“Venezuela cuenta con una FANB cada vez más cohesionada y unida al pueblo, y sobre todo infranqueablemente leal a la Constitución, a las leyes y a la patria”, reiteró el presidente Nicolás Maduro , en una arenga que sonó más forzada que nunca, como confirmó a las pocas horas la entrevista del general Manuel Christopher Figuera, director de la policía política hasta el 30 de abril, con The Washington Post.

Todo lo contrario piensan el presidente encargado y líder opositor, Juan Guaidó , y el Parlamento democrático. “Llegó el momento en que la familia militar grite libertad y democracia para Venezuela”, destacaron en un comunicado dirigido al país, en el que también hicieron hincapié en que lo visto en la parada militar “fue a un dictador rodeado de guardaespaldas cubanos porque ya ni confía en la Fuerza Armada Nacional”.

Con la Batalla de Carabobo, Venezuela celebra la victoria crucial de las fuerzas de Simón Bolívar contra los españoles hace 198 años. Los desfiles habituales desaparecieron el lunes entre los mismos nubarrones que envuelven al Ejército. Los fastos del pasado, multiplicados durante los 20 años de revolución bolivariana, fueron sustituidos por una parada militar de pequeñas proporciones, sin los habituales excesos propagandísticos de los medios chavistas.

Maduro exacerbó su ataque contra los enemigos de casi siempre, fijando su diatriba en Craig Faller, jefe del Comando Sur de Estados Unidos, que en las horas previas destacó el rol esencial del Ejército para restaurar la “esperanza”. Y, sobre todo, en el presidente colombiano, Iván Duque . “Patiquín del imperio” y “bastardo oligarca” fueron los calificativos empleados en esta ocasión contra el sucesor de Juan Manuel Santos, que en una entrevista previa había asegurado que las FANB están “totalmente fracturadas”.

El arrebato presidencial obtuvo el apoyo posterior del general Vladimir Padrino, ministro de Defensa, que acusó a la “oligarquía” colombiana de ser “intrigante, divisionista y sumisa con el libreto de intervención imperial del gobierno norteamericano”. Como si en Venezuela se estuvieran reviviendo las luchas coloniales, tan en boga tras el estreno en Netflix de Bolívar, una lucha admirable.

“Maduro es preso de los cubanos y sus miedos”, confirmó Rocío San Miguel, presidenta de Control Ciudadano para la Fuerza Armada Nacional. Miedos que también se traducen en los operativos que se suceden en el seno del Ejército. El Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) capturó en los últimos días a por lo menos seis uniformados, sin que ni sus familiares ni las organizaciones de derechos humanos conozcan ni los motivos de la detención ni su paradero actual.

Uno de los militares desaparecidos es el general de brigada Miguel Sisco Mora, de la Aviación, que fungía como director del aeropuerto de Maracay y que previamente ejerció en Moscú como agregado militar venezolano en Rusia. Entre los detenidos también figuran los excoroneles Francisco Torres y Miguel Castillo, también de la Aviación, el cuerpo menos chavista de la FANB.

El capitán de corbeta Rafael Acosta y los comisarios Miguel Ibarreto y José Valladares redondean, hasta ahora, la lista de desaparecidos/detenidos. Según el Foro Penal, entre los 693 presos políticos hay más de un centenar de militares apresados en las mazmorras del chavismo. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí