Inicio Destacadas 1 Si hacemos una Conadep del periodismo, hagamos una de actores y otra...

Si hacemos una Conadep del periodismo, hagamos una de actores y otra de políticos para ser más justos

1197
3

17:30 – Las declaración es de Dady Brieva pidiendo una Conadep del periodismo y su refuerzo con las de Mempo Giardinelli diciendo que Bireva “había dado en el clavo”, después de señalar que en la Argentina si vuelve el kirchnerismo se anularán los Tribunales y se nombrarán jueces militantes, no constituyen como por allí se oyó decir “un exabrupto de algunos compañeros”, es nada más y nada menos que el pensamiento que los mueve a quienes rodean la fórmula Fernández-Fernández  y no les temblará la mano para llevarnos hacia la venezuelización si acaso (cosa que no creo ocurra) volvieran al poder en el 2019.

Brieva es un cómico que a nadie hace reír cuando elabora y ejecuta su pensamiento fascista y el escritor es un apéndice más del pensamiento cristinista, quienes están creídos que a la jefa de la banda hay que temerle. No hablan por hablar, dicen lo que los demás ocultan. No olvidemos que el candidato títere, Alberto Fernández no está en desacuerdo con Mempo y propone revisar los fallos de los jueces. Es decir, preparan la hora de la venganza y por tal motivo, es sumamente necesario que la gente conozca a estos personajes siniestros de la vieja política y los excluya de las elecciones próximas.

Si acaso algunos piensan que la “Conadep del periodismo” debe hacerse para acallar medios, estaría bueno proponer una “Conadep para los actores”, de manera que aquellos que medraron y medran de los dineros públicos, puedan ser conocidos y excluídos de sus tareas de entretener robando fondos a los argentinos o la Conadep de los políticos, otra forma de encasillar a los inmorales que nos fundieron y siguen en carrera gracias a la poca voluntad social y de la dirigencia política nacional, de que muchos de ellos permanezcan entre rejas.

En virtud de las repudiables declaraciones de Brieva, ADEPA (Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas) organización de la cual OPI forma parte en su Directorio, emitió el siguiente comunicado:

¿Una «Conadep del periodismo»?

La expresión de un humorista que propuso la creación de una «Conadep del periodismo» quizás no justificaría un análisis serio y profundo si esta no hubiera sido considerada por otros protagonistas de la vida nacional. Hubo intelectuales que apoyaron la idea y políticos que sólo la calificaron de inconveniente. O que no la rechazaron de forma categórica, lo que evidencia un riesgo de legitimación. Y hasta hubo quien avanzó y sugirió el nombre “Conadepe” (para una supuesta Comisión Nacional sobre la Desaparición del Periodismo Ético), una suerte de Tribunal de la Inquisición para disciplinar a la prensa.

La ausencia de una reprobación contundente por parte de los principales protagonistas de un sector de la vida política argentina no puede sino generar alarma. En especial si se tienen en cuenta los antecedentes que oscurecen el accionar de ese espacio en materia de libertad de expresión, durante los años en que ejercieron el poder. Entre la infinidad de medidas persecutorias y estigmatizantes desplegadas en ese entonces, hubo simulacros de juicios públicos en las calles contra periodistas y editores. Hechos oprobiosos cuya repetición debería quedar descartada de las propuestas del debate público.

La crítica y la investigación al poder son la esencia del periodismo, no algo por lo que se deba pedir permiso o disculpas. Esto implicaría desconocer el papel que tienen los medios y el periodismo en democracia. Los hallazgos periodísticos de la última década, que incluso le valieron a la prensa nacional los más prestigiosos premios internacionales, son fruto del trabajo de decenas de profesionales y medios que cumplen su labor. Y todos ellos generaron causas judiciales que están en pleno avance y hasta permitieron la recuperación de bienes del Estado.

Ojalá no se intente replicar en el futuro concepciones como las comentadas. Deberían quedar claros, desde todas las fuerzas políticas, el reconocimiento y el respeto total a la función periodística, aunque esta no sea del agrado del poder o de la facción política de turno. (Agencia OPI Santa Cruz)

3 Comentarios

  1. DADY BRIEVA Hace rato que éste energúmeno entregó su alma. Basta con ver la película EL CIUDADANO ILUSTRE allí se muestra tal como es; una hiena en celo, un envidioso, tan perverso, que Hitler lo hubiere tenido entre su lugarteniente más fiel. Un verdadero SERVERO.

  2. Ahora también dijo que respeta el trabajo de los chorros, en línea con moreno que daría premiso para afanar en tanto y en cuanto «se tengan códigos»…
    Tranquilos gente, estos sub-humanos brutales esta vez no ganan. Los argentinos somos bastante boludos, pero no nos suicidamos en masa.-

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here