Inicio Política Los gobernadores apuestan a la autonomía de Alberto Fernández

Los gobernadores apuestan a la autonomía de Alberto Fernández

201
0
Alberto ganó con holgura en casi todo el país excepto en CABA y Córdoba

08:00 – Los jefes provinciales son un pilar fundamental de la estrategia electoral del candidato kirchnerista y esperan que cumpla con el acuerdo sellado la semana pasada en Rosario

Por: Lucrecia Bullrich

Tan azorados por el resultado de anteayer como Alberto Fernández, los gobernadores peronistas siguen ahora con atención los próximos pasos del candidato a presidente del kirchnerismo. Están expectantes también con lo que ocurra con la economía después del lunes negro que ayer vivió el mundo financiero.

Aunque no tiene previsto reunirse con ellos en lo inmediato, el contacto entre Fernández y los gobernadores del PJ «es permanente», repiten los colaboradores del aspirante a la Casa Rosada.

Ellos, por su parte, no están urgidos por un encuentro, según recogió LA NACION de una ronda de consultas. Más bien, los gobernadores prefieren mantener cierta distancia de la coyuntura nacional. Por lo menos hasta que baje la espuma de la paliza electoral a Mauricio Macri y los interrogantes que dejó planteados sobre cómo serán los próximos meses, la elección del 27 de octubre próximo y la eventual transición del poder entre Macri y Fernández.

Por lo pronto, confían los jefes provinciales en que, si Alberto Fernández es el próximo presidente, un escenario que ven hoy casi cristalizado, les dará el lugar que les prometió a lo largo de la campaña electoral.

Concretamente, esperan que cumpla con el compromiso que 13 de ellos, entre gobernadores en ejercicio y electos, firmaron con él la semana pasada en Rosario. «Dejó por escrito lo que va a hacer y lo firmó en público. El margen para no cumplir se le achica», razonaron cerca de un gobernador cuya provincia fue la que más puntos le aportó al triunfo del Frente de Todos. «Sabe que para gobernar necesita a los gobernadores y sabe lo que ellos necesitan porque quedó puesto por escrito», añadió.

Como ejemplo, entre los pedidos repetidos por los gobernadores (cada uno presentó cinco compromisos) estuvieron la reactivación de las economía regionales y el financiamiento del déficit de las cajas de jubilaciones que no fueron transferidas a la Nación.

En los últimos tres meses, Fernández hizo un esfuerzo visible por convertir a los gobernadores en uno de los pilares de su estrategia electoral y política. Les dijo más de una vez que serían sus socios y aliados. Repitió, incluso el domingo a la noche, que el próximo gobierno será «el de un presidente y 24 gobernadores».

El rol de Manzur

Se ocupó además de que estuvieran también representados en los festejos del domingo. El elegido fue el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, que se convirtió en su principal operador en el interior, en el nexo con el resto de los caciques provinciales.

«Manzur está seguro de que Alberto es un tipo absolutamente autónomo, que las decisiones las va a tomar él y que Cristina va a acompañar», dijo a LA NACION un colaborador cercano del gobernador. Tucumán es una de las provincias en las que la figura de la expresidenta es muy fuerte.

Como en el resto de los distritos, salvo Córdoba y la ciudad de Buenos Aires, en la provincia de Manzur, Fernández ganó cómodo (sacó 59,5 puntos y Macri, 24,9). El Frente de Todos sacó 3,3 puntos más que en las PASO de 2015.

En otras provincias gobernadas por el peronismo esa diferencia fue mucho mayor. La más abultada se dio en Córdoba (16,9 puntos más que en 2015), una de las claves de la victoria nacional del Frente de Todos pese a que el gobernador Juan Schiaretti se declaró prescindente; San Luis (25,5) y Santiago del Estero (11,6% más).

«Tendremos una correcta relación sea quien sea el presidente», hizo equilibrio ayer el cordobés Schiaretti.

Hay gobernadores que solo tienen relación con Alberto Fernández y no con la expresidenta Cristina Kirchner, porque no convivieron con ella en el poder. Son los que iniciaron su mandato en 2015: Domingo Peppo (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Casas (La Rioja), Sergio Uñac (San Juan) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego). (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here