Inicio Política Por una diferencia en el cómputo de los votos en blanco, Axel...

Por una diferencia en el cómputo de los votos en blanco, Axel Kicillof superó el 52,5% de los votos en Provincia

288
0
Provincia de Buenos Aires: Kicillof derrotó a Vidal por casi 17 puntos con el 50% de apoyo

09:40 – Es porque se había incorporado el voto en blanco en el recuento total de sufragios, cuando la legislación provincial determina que debe quedar fuera. Vidal también subió a 34,5 %.

Por: Rodolfo Lara

A menos de 24 horas del escrutinio final en la Provincia, un error en la forma de conteo de votos provocó que el candidato Axel Kicillof (Frente de Todos) contabilizará 49,34%, cuando en realidad obtuvo 52,53 % de sufragios para la disputa PASO de la Gobernación. Esa misma irregularidad determina que María Eugenia Vidal (Juntos por el Cambio) llegó al 34,56%, en lugar del 32,64 % de acompañamiento electoral informado oficialmente en el provisorio.

Los guarismos también se modifican para las demás fuerzas. La equivocación se cometió por la incorporación del voto en blanco en el recuento general. De acuerdo con la legislación bonaerense, el porcentaje que obtengan los postulantes en las PASO debe hacerse a partir de los votos positivos. En este caso, siempre según la misma norma, el “blanco” es considerado como un sufragio válido, pero no positivo. Es decir que no adhiere a ninguna oferta electoral. El error al difundirse los resultados, fue considerarlo con el esquema de la ley nacional que incluye los votos en blanco como válidos positivos y los suma al conteo total. Por eso, Kicillof tenía 49,34% y ahora 52,53%.

¿Qué establece la legislación provincial?. El artículo N° 10 de la ley provincial 14086 de Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias bonaerense ordena que «para poder participar en la elección general, los partidos políticos, agrupaciones municipales, federaciones y alianzas transitorias electorales, deberán obtener como mínimo el uno y medio por ciento (1,5%) de los votos positivos válidamente emitidos, aún en el caso de lista única».

La diferencia con la ley nacional 26.571 es, precisamente, la palabra positivo. Allí el 1,5% se calcula sobre los votos válidamente emitidos, nada más.

Notese la variante de aplicación. En Buenos Aires el voto en blanco es un válido pero no positivo porque no está dirigido a una fuerza política.

Para ponerlo en números: Kicillof obtuvo 4.615.052 votos sobre un total de 9.430.636. Representan, hasta el martes a la noche, el 98,57% de las mesas escrutadas. Sin votos en blanco, el porcentaje se eleva a 52,53% de los votos válidos positivos. Son tres puntos modificatorios en relación al 49,34% informado en un principio. Con Vidal fueron 2 puntos de menos, computados incorrectamente, porque se tomaron los 9,3 millones de sufragios válidos en lugar de los 8,7 millones positivos.

El argumento de la Dirección Electoral Nacional es que el escrutinio realizó los cálculos tomando como base lo que prescribe la Ley Nacional, porque los comicios bonaerenses se hicieron en simultáneo con los nacionales. “Siempre se trata de uniformar criterio”, insistieron para relativizar el problema.

Ocurre que para los cargos estrictamente provinciales (Gobernador, Legisladores provinciales e intendentes, concejales y consejeros) se deben aplicar los criterios que establece la ley provincial, aún en un contexto de simultaneidad de comicios con los nacionales.

Desde el Frente de Todos, el espacio que advirtió primero el problema, intentaron un ejemplo explicativo: la Ley Nacional, mencionó el apoderado Jorge Landau, no da indicaciones respecto del reparto de bancas para la Legislatura bonaerense. Por eso mismo los candidatos provinciales se inscriben en La Plata, en la capital provincial donde reside la Junta Electoral.

Otro dato subsidiario para reforzar esos criterios es el artículo 109 de la ley N° 5.109 menciona que “para determinar el cociente (por ejemplo en la categoría legisladores) no se computarán los votos en blanco y anulados”.

Si bien para los fines legales, ajustados a la norma, debe quedar establecido la forma de conteo prescripta, en la categoría para Gobernador resultaría aleatorio el porcentaje. ¿Por qué esa definición? En Buenos Aires, para llegar a la gobernación, en la elección general, el candidato se impone por cantidad de votos. No por porcentaje, como puede ocurrir en la Ciudad Autónoma.

Llegado el caso, el candidato A le podría ganar al candidato B por apenas un voto. Siempre que se constituya como válidamente positivo. Una cuestión que no fue observada en esta oportunidad. (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here