Tras los anuncios del Gobierno, Alberto Fernández eligió el silencio pero transmitió advertencias

0
377
Alberto Fernández en Río Gallegos el pasado mes de mayo - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

07:50 – Después de dos días de confrontación con el oficialismo, Alberto Fernández eligió esta noche el silencio. También le pidió a los suyos que no hicieran declaraciones. Fue, cuentan en el entorno del candidato opositor, para cumplir con un pedido que le hizo llegar el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, después del anuncio de reestructuración de parte de la deuda pública.

Por: Gabriel Sued

Con el diálogo entre Mauricio Macri y Fernández interrumpido, los canales para la comunicación entre el oficialismo y la oposición fueron dos de los referentes económicos del candidato del Frente de Todos. Lacunza habló con Emmanuel Álvarez Agis y Guillermo Nielsen. Ellos transmitieron el mensaje a Fernández.

- Publicidad -

El jefe opositor atendió el pedido y valoró, en términos generales, los anuncios de Lacunza. Pero aprovechó para trasladar una preocupación que, cuentan dirigentes que hablaron ayer con él, le manifestaron distintos economistas a los que consultó. “Los anuncios pueden tener derivaciones peligrosas si, en simultáneo, no se toman medidas cambiarias”, avisó Fernández a Lacunza, interlocutores de por medio, detallaron en el comando de la calle México.

El razonamiento que hacen en el Frente de Todos es que el anuncio del Gobierno es un reconocimiento de que no estaba en condiciones de hacer frente a los pagos. Esa admisión, argumentan, pueden alentar a que quienes tengan depósitos en dólares decidan retirarlos. “El Gobierno debería tomar medidas para evitar un impacto cambiario o declarar uno o dos días de feriado bancario para ganar tiempo”, afirmaron en el entorno de Fernández.

La peor respuesta a ese problema, advirtieron en el frente opositor, es dilapidar las reservas, que este mes ya registran una caída cercana a los 10.000 millones de dólares. “No pueden seguir perdiendo 400 millones todos los días”, renegaron en el entorno de Fernández.

Al margen de ese señalamiento puntual, el candidato hizo una evaluación favorable de los anuncios de Lacunza. “Está muy bien que lo hayan hecho. Esto fija un horizonte distinto. Hasta ahora teníamos a un gobierno grogui que solo vendía dólares y subía las tasas”, dijo a dirigentes que miraron el anuncio con él, en las oficinas de San Telmo.

Fernández celebró, por un lado, que Macri haya decidido tomar medidas para hacer frente a la crisis, en lugar de reclamar que la solución provenga de la oposición. “Era lo que le pedíamos, que dejara de actuar como candidato y empezara a actuar como presidente”, dijeron en el entorno del candidato.

Por otro, tomó los anuncios como una suerte de reivindicación personal. “Esto demuestra que lo que decíamos era cierto. Denunciamos que Macri había firmado un acuerdo de cumplimiento imposible y nos decían de todo. Cuando le pedimos a Macri que empezara ya la renegociación con el FMI teníamos razón”, dijo, en la primera evaluación que hizo con su equipo.

Para hacer un análisis más profundo y fijar posición en público, dijeron en las oficinas de San Telmo, Fernández esperará a conocer todos los detalles. “No podemos opinar sobre una conferencia de prensa”, respondieron en el Frente de Todos justo después de los anuncios y remarcaron que no recibieron ninguna información de parte del Gobierno.

Pese a que todavía falta la letra chica de las medidas, en el frente opositor no ven con buenos ojos la convocatoria para que intervenga el Congreso. Destacan que el artículo 65 de la ley de administración financiera faculta al Poder Ejecutivo a “realizar operaciones de crédito público para reestructurar la deuda pública, […] en la medida en que ello implique un mejoramiento de los montos, plazos y/o intereses de las operaciones originales”.

Con la cabeza puesta en la parte de la negociación de la deuda que deberá asumir si gana las elecciones, Fernández partirá el fin de semana rumbo a España, donde tiene que dar una clase en la universidad Camilo José Cela, de Madrid.

Además de reunirse con el presidente español, Pedro Sánchez, el candidato opositor tiene planeado visitar Portugal, por invitación del jefe del Estado, Marcelo Rebelo de Sousa. Fernández mira con atención la experiencia de ese país. ¿Por qué? Por el reciente proceso de renegociación de su deuda pública. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí