La relación con España y la UE, en reuniones clave de Fernández

0
1118
Alberto Fernández se reunió con la número uno del mayor banco privado del país

08:10 – Su encuentro con el presidente Sánchez será la cita principal de su recorrida española; también fijará posición sobre el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea

Por: Silvia Pisani

Alberto Fernández pisará hoy el despacho del presidente en funciones del gobierno español, Pedro Sánchez, para hablar del ” vínculo bilateral”, en medio de la crisis cambiaria y económica que se disparó en nuestro país luego de las primarias.

Los dos hombres se verán cara a cara para “intercambiar opiniones” sobre la relación entre ambos países. Así lo informa la prosa quirúrgica del Palacio de la Moncloa, sede del ejecutivo español.

Para Fernández es la oportunidad de sopesar y avanzar en relaciones que pueden ser vitales si finalmente llega a la Casa Rosada.

Para el socialista, una ocasión para escrutar la marejada que, desde el pasado 11 de agosto, sacude a la Argentina y desconcierta a inversores peninsulares.

La integración

También, simbólicamente, el Congreso de los Diputados le abrirá hoy la puerta y le cederá el espacio para que fije posición sobre el acuerdo comercial entre la Unión Europa (UE) y el Mercosur.

Será con una conferencia “magistral” sobre integración regional con Europa.

La charla lleva como título “América Latina y Europa: desafíos del proceso de integración”.

Con ella participará en un seminario organizado por la Universidad Complutense y el Observatorio de Derechos Humanos.

Sánchez acogió el pedido de audiencia del candidato en medio de una agenda más que apretada. Hoy mismo tuvo que activar por primera vez el consejo especial sobre el Brexit. Un órgano especial para contener el fuego que ocasionaría la cada vez más cercana posibilidad de que Londres rompa mal con la Unión Europea.

Más que eso, su presidencia está en ascuas.

Sánchez ganó las elecciones, pero tiene que ser ratificado por el Congreso; los números no le dan y tiene solo dos semanas para lograrlos.

A Fernández, los 15 puntos de ventaja sobre el presidente Mauricio Macri en las primarias lo catapultaron en interés.

Los colegas del candidato del Frente de Todos en el ciclo de marketing político lo repiten: la imagen es mensaje.

Hoy el candidato contará con la foto y el video que suministra el Palacio de la Moncloa cuando pise el despacho presidencial. Un recurso que reserva para las reuniones de las que quiere dar cuenta.

Será una cereza en plena campaña electoral por la presidencia.

Cuando faltan 50 días para las elecciones, hubo quien advirtió un gesto incómodo hacia el presidente Mauricio Macri, a quien el español elogió cuando estuvo en marzo en la Argentina.

Experiencias paralelas

Con trece años de diferencia -60, Fernández; 47, Sánchez-, la experiencia personal los encuentra en un punto de coincidencia. Los dos a un tris de definir un futuro con el que se sienten ganadores.

Sánchez confía en que será investido y Fernández, en que tiene la Casa Rosada a su alcance.

Los dos intentan doblegar a los más radicales del progresismo para encontrar su propia andadura.

El español, a los de miembros de la agrupación Podemos, que se niegan a votarlo. El exjefe de Gabinete, a los más intransigentes de La Cámpora.

Los dos sueñan con Portugal y su modelo de convivencia. La fórmula que logró escapar del Fondo Monetario Internacional (FMI) y, contra todo pronóstico, alcanzó una estabilidad política y una confianza inversora por las que nadie apostaba.

Las vidas paralelas no son ideales. Los separa Venezuela. España no reconoce a Nicolás Maduro como presidente y respalda a Juan Guaidó. Fernández dice que allí se gobierna “con autoritarismo”, pero con “origen democrático”.

Además de la cita con Sánchez y de la exposición en el Congreso, el favorito en las encuestas almorzará con el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Fernández y Zapatero, del Partido Socialista (PSOE), coincidieron en varias ocasiones cuando el ahora candidato opositor dirigía el gabinete del expresidente Néstor Kirchner.

El día -y la agenda española- cerrará con una cena privada con inversores en la Argentina.

Hasta ahora, Fernández evitó durante su estadía opinar sobre las nuevas medidas de control cambiario. Sin embargo, al término de su primer día de actividad, rompió el silencio a través de las redes sociales para referirse a la caída de la Bolsa porteña, especialmente de las acciones de YPF, y criticó al gobierno de Mauricio Macri por su modelo económico. “Vamos a estabilizar la economía y salir de la recesión”, prometió a través de Twitter. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí