Carrera al municipio. Claudio Vidal y la búsqueda de eslabón perdido

3
2044

15:30 –  (Por Rubén Lasagno) – Antes de iniciar este análisis debemos dejar en claro que quienes jugaron dentro de la fórmula del kirchnerismo para las elecciones de agosto, son kirchneristas.

Alicia Kirchner, Javier Belloni y Claudio Vidal representan hoy en la provincia, la cara visible del kirchnerismo y gracias a la colaboración inestimable de los dos últimos, la primera candidata se quedó con el gobierno por un nuevo periodo.

En columnas previas me cansé de señalarle al electorado que nadie acudiera a las urnas pensando que si votaba a Belloni o a Vidal, estaba votando algo distinto en contra de Alicia. De hecho a la persona que pensó así, lamento decirle que habiendo votado a cualquiera de ellos, colaboró directamente para perpetuar a la hermana de Néstor; sencillamente porque los tres fueron por dentro del Frente para la Victoria.

Dicho esto y terminada las elecciones del 11 de agosto, Alicia quedó contenta con la gobernación, Belloni con un gusto amargo porque perdió por 4 mil votos y cree que los robaron, pero como buen K no denuncia, no dice, no reclama en contra de su propia tropa y Vidal, quien nunca fue aceptado dentro de la estructura partidaria, es el más desagregado de la tropa electoral, por cuanto se quedó afuera, enojado y sin ninguna posibilidad de jugar nuevamente el mismo partido.

Ahora, entonces se abren los premios consuelos. Gracias al armado electoral del FPV, Belloni y otros candidatos que perdieron el 11, se recluirán en sus localidades jugando a renovar la intendencia y probar suerte en los distritos donde mejor anduvieron y Vidal, tuvo que volver a ser petrolero. Pero el dirigente asumió un compromiso enorme con su propia gente, porque además de convencerlos que podía, su propuesta fue el leit motiv para permitirle usar fondos del sindicato donde el año 2020 elijen nuevas autoridades de su Comisión Directiva y hay sectores internos quienes ya están hablando de (en caso de ganar) tomar la administración con auditoría externa y beneficio de inventario.

Ahora quiero detenerme en las nuevas aspiraciones de Vidal, como es la versión que corrió sobre su postulación como Intendente de Río Gallegos, una idea surgida de su entorno al observar una buen plafón de votantes en la ciudad capital, las Heras y Caleta Olivia, lo cual si uno compara con los fondos destacados para la campaña proselitista, no resulta tan importante. Solo unos 7.000 habitantes de la capital apostaron por su candidatura a Gobernador; habrá que ver si para intendente, existe la misma disposición del electorado en general. Teniendo en cuenta su focalización electoral, digamos que el Barrio San Benito le aportó seguramente la mayor cantidad de votos; pero también es cierto que para pelear el municipio, eso no alcanza. Si además el candidato no fuera Vidal, mucho más difícil aún será lograr la comuna a través de un tercero.

Pero aquí comienza el problema. Vidal si bien fundó un espacio propio, necesita imperiosamente de una estructura partidaria más sólida para proyectarse y que le de sustento político, tal como en agosto lo hizo con el Frente para la Victoria y ese espacio para la intendencia no lo puede utilizar, pues es terreno cautivo de Pablo Grasso en Río Gallegos y los asociados a Pablo González en ciudades del interior. Si Vidal, mañana sábado, confirma su acompañamiento como sublema del FPV, volverá a repetir la historia: terminará sumando para el candidato estrella de Alicia, el titular del IDUV.

En ese marco, trascendieron contactos del petrolero con Daniel Peralta, buscando ir por dentro de Santa Cruz Somos Todos y en calidad de rumor hasta se dijo de conversaciones con José Carambia de Las Heras y el entorno de Prades, dado que Vidal pretende presentar candidato a intendente en Caleta Olivia, donde tiene mayor adhesión a través del votante petrolero y su familia. El problema es que, indican la fuentes, así como Peralta rehuyó ir por dentro del kirchnerismo para gobernador no quiere quedar asociado a quien fue uno de los artífices del triunfo de Alicia.

Por propiedad transitiva, hoy Vidal es un kirchnerista jugando por dentro del FPV con Belloni, como el 11 de agosto, pero en soledad porque existe una ruptura sin estridencia, que tuvo su mayor visibilidad ante la opinión pública, el día que Claudio Vidal retaceó apoyo de militancia al acto Cristina Kirchner en el Boxing donde la cuñada vino sinceramente a cerrar la campaña de la gobernadora con la excusa del libro, horas en las que el petrolero andaba por el Barrio San Benito.

El kirchnerismo, por lo tanto, vuelve a mostrar la simbiosis del día 11. Por un lado irá Alicia, cuyo mandato en Río Gallegos lo personifica Pablo Grasso, a quien la gobernadora le pone “todas las fichas” (y la plata), Belloni que, hace la personal jugando con candidato propio y Vidal enrolado en una nueva aventura con el kirchnerismo de base, pero tratando de ser “independiente” tiene dos opciones: ir como sublema K y aportarle a Grasso o ir por fuera dentro de otra alianza y manchar con su antecedentes kirchnerista, a quien apoye en busca del municipio.

Las conversaciones que hemos mantenido con algunos actores cercanos al kirchnerismo, no descuentan que Vidal y Belloni, terminen (nuevamente) alimentando la esperanzas de Grasso. Otros, en cambio,aseguran que la resistencia a Vidal por las cosas que dice del gobierno provincial, le ponen un manto de duda a su juego dentro del FPV, lo cual quedará consolidado el día de mañana sábado cuando cierren las listas.

En el entorno de Peralta aseguran que no van a ir con alguien perteneciente al espacio kirchnerista y si bien Vidal tiene una abultada billetera y ha podido lograr tres diputados, Hernán Elorrieta en Las Heras, Miguel Farias en Pico y José Luis Garrido, su capacidad de tracción a nivel local está en duda. No obstante, todo haría sospechar que el petrolero, fuertemente contrariado por el destrato interno que tuvo dentro del kirchnerismo, está decidido a marcarle la cancha al oficialismo del cual habla pestes, pero abona con su colaboración electoral, no olvidemos que Alicia Kirchner renovó el mandato, por la colaboración expresa de Claudio Vidal, como en el 2015 lo fue por los votos de Daniel Peralta.

 La otra línea abierta por Vidal, luego de las elecciones a gobernador, es el pedido de lugares institucionales dentro del “nuevo” gobierno de Alicia Kirchner. Y allí el problema colisiona con la interna muy fuerte de los históricos. Las fuentes creen que Vidal presionará con las manos de sus diputados en el recinto; el problema del petrolero es que al comenzar el año 2020 si no logra fortalecerse políticamente, corre el riesgo que sus diputados sean cooptados por el oficialismo y ese temor, precisamente, lo hace buscar en todos los frentes un anclaje para consolidar poder de cara a los próximos años, ya que sin ello no tendrá capacidad de negociación con le propio Kirchnerismo al cual ha servido y sirve. (Agencia OPI Santa Cruz)

3 Comentarios

  1. Lo primero es lo primero. Flor de kilombo tiene en el gremio. Todos saben que uso plata de los afiliados para su campaña. Casi 25 millones. Por que? Hay que denunciarlo con la ocaña. Que vaya preso. Tambien la gente que tiene trabajando en negro. Les paga miserias a los empleados. Le paga departamentos, autos , viajes con nuestra plata. , hizo entrar a trabajar a sus mujeres. Y nadie le dice nada. Pobre sindicatp. Nos van a volver a intervenir. Controlemos los hastos de Vidal, Guencje

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí